LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

- Dos de las jóvenes estrellas en ascenso del partido republicano: el nuevo presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y el precandidato presidencial Marco Rubio, realizaron cálculos similares en su camino rumbo al progreso político: Ambos dieron marcha atrás a sus esfuerzos por una reforma migratoria integral.

El radical giro de Ryan y Rubio subraya las dificultades del partido republicano con el tema migratorio, en el que las políticas que atraen a los votantes jóvenes y de las minorías podría representar repercusiones en la base conservadora. En una campaña en la que el discurso incendiario de Donald Trump parece haber impulsado el debate, ellos renuevan preguntas sobre si Washington alguna vez será capaz de dar con una solución para el disfuncional sistema inmigratorio del país.

En el caso de Ryan, emergió como el candidato de unidad para la presidencia de la Cámara de Representantes la semana pasada al asegurarle a los conservadores que no propugnaría por una legislación para una reforma migratoria integral mientras el presidente Barack Obama estuviera en la Casa Blanca.

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1iJBPD5