CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Perú descendió al segundo lugar en el cultivo mundial de cocales mientras en la víspera un enfrentamiento entre policías y campesinos cocaleros que protestan desde inicios de julio contra las erradicaciones de esos cultivos dejó un civil muerto y 23 heridos.

A partir de datos comparados de 2014, elaborados por la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, Colombia se consolidó como el primer cultivador global de hoja de coca con 69,000 hectáreas de cocales. En 2013 Colombia cultivó 48,000 hectáreas y Perú era el primer cultivador de cocales con 49,800 hectáreas.

“En Perú en 2014 se registra una extensión de 42,900 hectáreas…esta es la extensión más baja desde 1998”, dijo el miércoles Flavio Mirella, representante de la Oficina en Perú, durante la presentación del informe sobre los monitoreos anuales de cultivos de coca.

“Somos el país de la región andina que más ha avanzado en la disminución de hoja de coca”, afirmó el jefe antidrogas de Perú Alberto Otárola. “No nos alegra, por supuesto, el incremento de cultivos de hoja de coca en Colombia”, agregó.

Pese a la reducción en Perú, el informe mostró que no hubo erradicación en la más extensa zona de cocales que es el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro cuya extensión es del tamaño de Bélgica e Israel en conjunto y representa 68% del cultivo nacional.

El ex zar antidrogas Ricardo Soberón criticó al gobierno por no mostrar desde hace tres años un estudio que permitiría conocer la cantidad de cocaína que se produce en Perú.

Otárola afirmó que con apoyo de la embajada francesa, Perú está desarrollando ese estudio, el cual era “muy importante culminarlo”. Calculó que en 2014 la producción potencial de cocaína sería de 310 toneladas. “En este momento estamos en no más de 270 toneladas de producción validadas”, agregó.

El informe indicó que en todo Perú se produjeron 100,840 toneladas de hoja de coca de las cuales 91% fue al narcotráfico, en especial del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro donde se realizan hasta cinco cosechas por año y se producen 3.5 toneladas por hectárea. En Colombia se produjeron 132,700 toneladas de hoja de coca.

Otárola no precisó si la gestión del presidente Ollanta Humala hará erradicaciones en el mencionado valle, donde el gobierno tenía proyectado destruir 5,000 hectáreas de cocales en los últimos 12 meses. Los agricultores de esas zonas dijeron recientemente a The Associated Press que si el gobierno intenta destruir sus cocales los defenderán con sus vidas.

En la víspera en la Amazonía central del país, en el distrito de Constitución, un choque entre policías y campesinos cocaleros dejó un civil muerto, 16 civiles heridos y siete policías contusos, dijeron las autoridades locales. Los cocaleros protestan desde inicios de julio contra la erradicación de cocales y la falta de apoyo gubernamental para programas agrarios alternativos a la coca.

Pablo García, un cocalero de la zona, dijo por teléfono a la AP que los programas estatales de sustitución de cocales por otros cultivos “solo te dan un machete, unas cuantas pepas de cacao y no te orientan, no te supervisan, esa ayuda de la institución ‘Devida’ no sirve para nada”. La erradicación en la zona empezó en 2013.

El informe también mostró que, comparado con 2013, el precio de un kilo de hoja de coca vendida al narcotráfico se mantuvo en 4.3 dólares, mientras que el kilo de pasta base bajó levemente hasta 843 dólares y el de clorhidrato de cocaína descendió a 1,178 dólares.

Perú anunció que la meta de erradicación de cocales para 2015 es de 35,000 hectáreas y que la asignación del gobierno en recursos para la lucha contra las drogas desde 2011 acumula 295 millones de dólares.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1Mzprz5