2 maestras de Salinas elegidas para instruir a niños refugiados de Ucrania

Jocelyn Ortega
El Sol de Salinas
La maestra de ciencias Gabrielle DeVilla organiza los útiles escolares en su salón de clases en la Washington Middle School en Salinas, California.

Read in English

Fue una gran semana para dos maestras de Salinas que recibieron la oportunidad de su vida.

La maestra de ciencias de Washington Middle School, Gabrielle DeVilla, y la maestra de Alisal High School, Patricia Matulas Mason, empacaron sus maletas y pasaportes y se embarcaron en un viaje rumbo a Polonia.

Allí pasarán dos semanas en un campamento de verano creado para apoyar y educar a un grupo de 60 niños refugiados que han sentido el impacto de la guerra en Ucrania. El campamento está siendo coordinado por la Fundación Kosciuszko, NATAN Worldwide Disaster Relief y la Fundación Folkowisko.

Una gran parte de la misión de las maestras implicará ayudar a los estudiantes a mejorar su inglés, pero también participar en actividades como caminatas, baile y otras actividades sociales.

Matulas asegura que fue seleccionada por sus habilidades multilingües y su origen polaco. Ella dice que tener este campamento no es solo una buena oportunidad educativa para los niños, sino una oportunidad para mostrarles que no están solos.

"He estado viendo la cobertura en la televisión y leyendo sobre eso y es desgarrador. Me hizo llorar muchas veces y solo quería hacer algo para poder ayudar", dijo. "Solo tengo miedo de enamorarme y traerme uno conmigo".

Patricia Matulas Mason, maestra de la Alisal High School, espera abordar su vuelo para viajar de San Francisco a Polonia.

Las maestras son dos de solo 15 educadores en todo el país seleccionados por la Federación Estadounidense de Maestros, y los únicos dos seleccionados en California para la misión humanitaria.

"Cuando me lo presentaron, no podía dejar de pensar en ello", señaló DeVilla. "Todavía estoy en estado de shock. No puedo creer que esto esté sucediendo".

Ambas maestras están listas para trabajar con su propio grupo de aproximadamente 10 estudiantes cada una y ya los han conocido virtualmente.

Patricia Matulas ansiosa ha tomado maletas llenas de juguetes, premios e incluso golosinas de marcas estadounidenses que los niños solicitaron.

“Básicamente son en su mayoría estudiantes de secundaria y preparatoria”, comentó. "Me pidieron que trajeran malvaviscos y galletas graham porque realmente quieren hacer s'mores".

Una persona con una camiseta verde corre frente a la Alisal High School en Salinas, California, el jueves 18 de marzo de 2021.

DeVilla dijo que recibió una gran cantidad de apoyo de amigos y familiares. Muchas personas también donaron suministros y golosinas para los niños.

Todos los maestros recibirán capacitación durante los primeros días para ayudarlos a trabajar mejor con el trauma de los niños.

“Por ejemplo, no debemos mencionarles nada sobre la familia porque la mayoría de ellos han perdido a sus padres”, apuntó Matulas.

Las maestras dicen que, si bien no saben adónde se mudarán los niños en última instancia, esperan que exista la posibilidad de que esta experiencia educativa pueda ayudar a traerlos a Estados Unidos.

"Sería fantástico si nuestro distrito se asociara con ellos y los hospedara como estudiantes extranjeros de intercambio", expuso DeVilla. "Tenemos una población yemení aquí y sería genial tener una población ucraniana aquí".

Marcos Cabrera, director de comunicaciones del Salinas Union High School District, se encuentra en la entrada principal de la Washington Middle School en Salinas, California, el lunes 26 de abril de 2021.

Traducción Alfredo García