Padres de Salinas opinan: ¿Qué tan seguras son escuelas en caso de tirador activo?

Jocelyn Ortega
El Sol de Salinas

Read in English

Los maestros y el personal de la escuela Virginia Rocca Barton corrieron gritando por los pasillos de la institución, mientras un hombre les disparaba perdigones de espuma con una pistola de aire nerf.

Sergio Murillo, un trabajador de mantenimiento del distrito, derribó al tirador por la espalda. 

Esto fue solo una simulación: El evento de capacitación de la Escuela Virginia Rocca Barton fue uno de los muchos simulacros de tiradores activos que el Distrito Escolar Alisal Union realizó recientemente. 

“Observé que el tirador activo estaba distraído, así que entré y lo atrapé porque estaba desprevenido”, comentó Murillo sobre el simulacro. 

El mes pasado, 19 estudiantes de primaria y dos maestros fueron asesinados a tiros dentro de un salón de clases en Uvalde, Texas. El pistolero de 18 años estaba armado con un rifle AR-15. El incidente del martes 24 de mayo fue solo uno de los más de 250 tiroteos masivos reportados en el país este año, según el Archivo de Violencia Armada. 

Mientras las familias de las jóvenes víctimas de Texas continúan de luto y las comunidades intentan entender lo que sucedió, los padres de Salinas se quedan cuestionando la seguridad y la preparación en las escuelas locales. 

Sergio Murillo, un trabajador de mantenimiento en Alisal Union School District, ayuda a apilar equipos y muebles del aula escolar durante un entrenamiento de tirador activo en la escuela Virginia Rocca Barton en Salinas, California, el jueves 9 de junio de 2022.

“Estábamos haciendo este tipo de capacitación antes de la pandemia y las escuelas cerraron”, aseguró el superintendente de Alisal, Jim Koenig. “Probablemente es el evento menos probable por el que puede pasar una escuela, pero es algo que nos preocupa todos los días”. 

Sosteniendo la pistola nerf (de espuma recreativa no expansiva) estaba Michael Kimball, director de capacitación y consultoría de M.C. Kimball y Asociados LLC. Su organización dirige entrenamientos de tiradores activos y de emergencia en todo el país. 

Kimball tiene más de 30 años de experiencia en el cumplimiento de la ley y 12 años en educación. 

“He sobrevivido a un par de eventos diferentes de tiradores activos”, señaló. “También tenemos varias personas que han asistido a nuestras clases que sobrevivieron a eventos de disparos activos utilizando nuestras técnicas”. 

En las últimas semanas, dice que le han llegado llamadas de escuelas que solicitan capacitación. 

'Uno no puede evitar sentir miedo' 

Rosa Cortez tiene dos hijos matriculados en la Escuela Primaria Roosevelt. La mujer de Salinas apuntó que el aumento continuo de tiroteos masivos en todo el país la dejó inquieta. 

“Cuando escuché lo que estaba pasando en Texas, pensé en no traer a mis hijas para que terminaran su última semana de clases”, recordó Cortez. “Uno no puede evitar sentir miedo”. 

Un empleado del Distrito Escolar Alisal Union se esconde detrás de útiles escolares y muebles durante un entrenamiento de tirador activo en la escuela Virginia Rocca Barton en Salinas, California, el jueves 9 de junio de 2022.

Jessica Zacarias asegura que lo que más le preocupa es la cantidad del personal en la escuela de su hijo. 

“Hace un par de meses, traté de llevarle el almuerzo a mi hijo y nos dijeron: 'No podemos darle el almuerzo porque no tenemos suficiente personal para llevárselo'”, relató. “En el caso de una emergencia, ¿cómo van a poder tener control sobre los niños o decirles qué hacer si tienen poco personal?” 

Ernesto Rodríguez, padre de cuatro hijos, explica que confía en que sus hijos están a salvo, gracias a los simulacros de preparación para emergencias en su escuela. 

Aun así, tiene en cuenta que una tragedia puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. 

“Podría suceder eventualmente. Los humanos cometemos errores. Los humanos tienen un punto de inflexión”, dijo. “Como evitar que algo suceda en el futuro, no puedo decirlo. Quiero decir, no podemos poner detectores de metales en todas partes”. 

En la Iglesia Bautista New Hope de Salinas, la directora de jóvenes Marlisa Blueford expone que ha escuchado a los niños expresar ansiedad por ir a la escuela. Hay temores de tensiones raciales entre algunos estudiantes y temores de que se lleven armas a la escuela, dijo Blueford. 

“Dijeron que es muy probable que se dé algo similar porque ya sucedió un par de veces”, declaró. 

Una llamada a la acción 

Los informes de la policía de Salinas muestran que hubo aproximadamente tres incidentes de estudiantes con armas en el campus en el último año. El incidente más reciente ocurrió en Alisal High School en marzo pasado. 

Sergio Murillo, un trabajador de mantenimiento en Alisal Union School District, ayuda a apilar equipos y muebles del aula escolar durante un entrenamiento de tirador activo en la escuela Virginia Rocca Barton en Salinas, California, el jueves 9 de junio de 2022.

En septiembre, un estudiante de Washington Middle School fue encontrado con un arma. Dos estudiantes de Salinas High School fueron arrestados en agosto después de que uno de ellos fuera encontrado con un arma cargada en la cintura. 

El periódico The Californian se comunicó con el Departamento de Policía de Salinas y la Oficina del Alguacil del Condado Monterey para averiguar si las agencias estaban realizando simulacros de tiradores activos. Ninguna agencia respondió a múltiples solicitudes de comentarios. 

Los padres han pedido que se agreguen oficiales de recursos escolares e incluso detectores de metales en las escuelas locales luego de los incidentes de pistolas y otras armas en el campus. 

Algunas barreras son sugeridas en el exterior de los campus. 

“Ciertas escuelas de por aquí no están bien protegidas y es muy fácil ingresar a ellas”, comentó Roberto Martínez. “Debería haber vallas más altas, sé que esto puede ser difícil de hacer, pero debe haber controles de salud mental para todos, incluso para las personas que figuran como contactos de emergencia de los niños”. 

Otros comentan que estar mejor preparados comienza con la concientización y la educación dentro del salón de clases, en forma de discusiones y simulacros. 

“No quieres que sepan lo que está pasando porque tienen ese trauma, pero al mismo tiempo, nosotros, como padres, tenemos que dejarlos en la escuela sabiendo lo que está pasando en la sociedad y esperando que estén más seguros al saberlo”, comentó Zacarias. 

Michael C. Kimball, director de capacitación y consultoría de M.C. Kimball & Associates, LLC, sostiene una pistola de juguete durante un entrenamiento de tiro activo organizado por el Distrito Escolar Alisal Union en la Escuela Virginia Rocca Barton en Salinas, California, el jueves 9 de junio de 2022.

Ella no es la única madre preocupada por el impacto emocional en los estudiantes. 

“¿Cómo le explicas a tu hijo que alguien va a intentar venir y quitarle la vida y que es mejor que se esconda?” expuso Martínez. 

Si bien los padres dicen que ya se ha llevado a cabo algún tipo de educación sobre tiradores activos para las escuelas preparatorias locales, parece estar mejorando para las escuelas secundarias. 

Rebeca Andrade, superintendente del Distrito Escolar Primario de la Ciudad de Salinas, dice que el personal practica simulacros de emergencia y encierro durante todo el año. Esto también se aplica a la educación sobre un tirador activo, señala, ya que los niños generalmente deben estar protegidos dentro de las aulas para la mayoría de los eventos de emergencia. 

Andrade asegura que el distrito enfatizará la preparación para tiradores activos el próximo año, y se están llevando a cabo discusiones para determinar cómo preparar a los estudiantes en caso de un tirador activo en el campus. 

“Estamos enfatizando sobre la reducción del apoyo, y lo hemos hecho, para sus necesidades sociales y emocionales al tener consejeros en la escuela y tener más asistentes que puedan ayudarlos a comprender lo que sienten”, dijo. 

Andrade cree que combinar la comunidad con los esfuerzos de aplicación de la ley es la mejor forma de proteger a todos de los peligros potenciales. 

Kimball menciona que la respuesta policial inmediata no siempre está garantizada, por lo que depende de las escuelas aprender a protegerse. 

Sin miedo, o conocer el miedo 

Si bien no existe un método de "talla única", Kimball expone que hay muchas estrategias de seguridad efectivas que las escuelas pueden comenzar a implementar. 

Durante la demostración de un tirador activo en la escuela Virginia Rocca Barton, se instruyó a los maestros y al personal para que conocieran las salidas de sus campus y analizaran sus aulas en busca de muebles y sillas grandes que se puedan mantener cerca de una puerta para poder bloquearla de inmediato. 

Otra técnica de defensa es que los estudiantes y el personal tomen elementos cotidianos del salón de clases que podrían usarse como un arma para arrojárselos a un atacante, creando un retraso en su proceder o una distracción. 

También se está instruyendo a los maestros para que refinen su lenguaje en términos "más suaves" cuando expliquen a los niños la seguridad necesaria en caso de tiradores activos. Pueden decirles a los estudiantes que "construyan un fuerte" en lugar de "bloquear" una puerta, o que "se dispersen como conejitos". 

El Alisal Union School District organiza un entrenamiento de tiradores activos en la Escuela Virginia Rocca Barton en Salinas, California, el jueves 9 de junio de 2022.

“Es lo que les decimos a los niños porque es más difícil atacar a un grupo disperso que a un grupo que se junta. Es por eso que no les enseñamos a agacharse y cubrirse”, explica. “Los niños de Uvalde y de Sandy Hook estaban en un rincón. Jóvenes en Virginia Tech y Columbine, y puedo seguir nombrando otras escuelas... murieron porque se agacharon y se cubrieron, o no tenían una respuesta de práctica planificada”.

Kimball asegura que la mayoría de los tiroteos masivos generalmente terminan en seis minutos o menos, y que la respuesta de las fuerzas del orden en todo el país ha demostrado ser de entre 12 y 15 minutos. 

Él dice que los ensayos de crisis, la comunicación y el pensamiento rápido son algunos de los elementos más importantes para lograr sobrevivir. 

“El cuerpo solo puede hacer y seguir lo que el cerebro ha experimentado primero y esa es la razón de los ensayos de crisis”, afirma. 

Se puede encontrar más información y consejos de seguridad en https://mckimball.com/. 

Traducción Alfredo García