Abre primera barbería de dueño indígena en Salinas

David Rodriguez
El Sol de Salinas
Gabriel Toledano, de 30 años, propietario de Mixteco Barber Shop, corta el cabello de un cliente dentro de su tienda en Salinas, California, el jueves 9 de junio de 2022.

Read in English

En la esquina de East Market Street y Sherwood Drive se encuentra la primera barbería de propiedad indígena en Salinas. 

Cuando los clientes cruzan las puertas del negocio, se escuchan los sonidos de las maquinillas de afeitar eléctricas y conversaciones informales en diferentes idiomas. 

Detrás de la silla está Gabriel Toledano. 

Gabriel Toledano, de 30 años, propietario de Mixteco Barber Shop, es fotografiado dentro de su tienda en Salinas, California, el miércoles 1 de junio de 2022.

El hombre de Salinas, de 30 años de edad, abrió Mixteco Barber Shop hace cinco meses. Ha estado trabajando largos días para hacerse un nombre y asegurarse un futuro mejor. 

“Me siento feliz con mi oficio de trabajar en la barbería y hacerlo también en los campos de cultivo de Salinas”, aseguró. “He trabajado recogiendo fresas desde que tenía 14 años. Aunque disfruto el trabajo que he hecho, me gustaría algún día dejarlo atrás y concentrarme en la barbería de tiempo completo”. 

Encuentra lo que te trae alegría 

Con una maquina para cortar cabello, Gabriel Toledano, de 30 años, propietario de Mixteco Barber Shop, corta el cabello de un cliente dentro de su tienda en Salinas, California, el jueves 9 de junio de 2022.

Hace tres años, el primer cliente de Toledano fue su hermano. No ha dejado de cortar el pelo desde entonces. 

“Me gusta cortar el cabello porque me da mucha alegría traer felicidad a mis clientes”, dijo Toledano en español. “Si puedo hacer esto todos los días, todas las semanas, todos los años, no podría pedir un mejor trabajo”. 

Cuando Toledano era un adolescente, se mudó de México a Oxnard y comenzó a trabajar cosechando fresas. Luego trabajó en los campos de Salinas recogiendo fresas, espárragos y lechugas. 

En abril del 2020, comenzó a entrenarse para convertirse en peluquero. 

Toledano quería abrir la tienda debido al costo físico que tiene el trabajo agrícola en el cuerpo. También quería un lugar donde otros hablantes mixtecos pudieran venir y sentirse cómodos mientras se cortan el cabello. 

Gabriel Toledano, de 30 años, propietario de Mixteco Barber Shop, habla sobre los primeros cortes de pelo que realizó en Salinas, California, el miércoles 1 de junio de 2022.

En la tienda se hablan tres idiomas: español, mixteco bajo e inglés. El mixteco es un idioma antiguo, no relacionado con el español, que se remonta a la época precolombina, el mixteco se habla principalmente en la región de Oaxaca en México. 

“Uno de mis objetivos era abrir una tienda donde las personas que hablan un idioma indígena pudieran entrar y cortarse el cabello, y sentirse bien hablando en el idioma que les resulta más cómodo”, señaló. 

El zapoteco y el triqui son otros de los idiomas indígenas más hablados en el Condado Monterey detrás del mixteco, Toledano quiere contratar peluqueros que también hablen estos idiomas indígenas. 

“Estoy orgulloso de poder hablar mixteco con algunos de mis clientes”, dijo Toledano. 

Él espera algún día construir una clientela lo suficientemente grande como para sostener un negocio de tiempo completo, pero por ahora trabaja 30 horas a la semana en los campos. 

La tienda está abierta de 1 p.m. a 6:30 p.m. los miércoles y jueves; de 10 a.m. a 6:30 p.m. los viernes y sábado; y de 10 a.m. a 3 p.m. los domingos.

Para citas, se puede llamar al número de teléfono (831) 783-9283, y se aceptan visitas sin cita previa.

Gabriel Toledano, de 30 años, propietario de Mixteco Barber Shop, limpia su lugar de trabajo tras cortarle el cabello de un cliente dentro de su tienda en Salinas, California, el miércoles 1 de junio de 2022.

David Rodríguez es el reportero de educación y fotógrafo del periódico The Salinas Californian. Para cualquier sugerencia o idea de un reportaje, se le puede enviar un correo electrónico a drodriguez@thecalifornian.com.

Traducción Alfredo García