Rigo Avila busca ampliar gimnasio de boxeo para jóvenes del Condado Monterey

David Rodriguez
El Sol de Salinas

Read in English

Los sonidos al saltar la cuerda pegando contra el pavimento se pueden escuchar desde la distancia. Los chasquidos solo se hacen más fuertes a medida que los visitantes se acercan al garaje de Rigo Ávila.

Más de una docena de niños jadean por más aire y rápidamente se secan el sudor de la frente. Están enfocados con un láser durante el calentamiento con la cuerda para saltar en A.V.I.L.A Victory Boxing.

Ávila inició la organización sin fines de lucro del Condado Monterey hace tres años para evitar que los jóvenes de Greenfield se metieran en problemas.

“Crecer en un pueblo pequeño con recursos limitados facilita el tener problemas con la ley”, aseguró Ávila. “Quería crear algo que les diera a los jóvenes una opción diferente a las que estuvimos limitados”.

A.V.I.L.A Victory Boxing es un programa de todo el año que brinda a los niños y adolescentes la oportunidad de desarrollar nuevas habilidades a través del boxeo y el entrenamiento. Ávila espera atraer nuevos fondos y apoyo de la comunidad para hacer crecer su organización sin fines de lucro.

Rigo Ávila, fundador de A.V.I.L.A Victory Boxing, camina entre más de una docena de niños de varias edades que entrenan en Greenfield, California, el miércoles 4 de mayo de 2022.

Superar la 'presión de la calle'

Ávila creció en Greenfield y fue intimidado por otros vecinos a una edad temprana. Dijo que encontró seguridad en un saco de boxeo que su mamá le dio.

Para Ávila, el acoso se presentó en diferentes formas: verbal y físico. Golpeaba el saco de boxeo, imitando a las leyendas del pugilismo como Julio César Chávez y Oscar De La Hoya.

"La presión de la calle es dura para un niño cuando tus padres son trabajadores agrícolas y laboran muchas horas", recordó Ávila. "A veces no era fácil encontrar una orientación".

En un momento, Ávila fue entrenado por un peleador profesional, pero nunca tuvo un gimnasio local para afinar sus habilidades. De ahí nació su pasión por abrir un gimnasio en su ciudad natal.

La disciplina, la mejora de la autoestima y el bienestar físico y mental se convirtieron en los componentes básicos que llevaron a Ávila a continuar con el boxeo.

A.V.I.L.A significa ambición, valor, integridad, lealtad y logro (por sus siglas en inglés).

“El boxeo cambia el comportamiento para mejor y aumenta su enfoque mental”, apuntó Ávila.

Rigo Ávila, fundador de A.V.I.L.A Victory Boxing, es fotografiado con algunos de sus alumnos después de una sesión de boxeo frente a la cochera de la casa de los padres de Ávila en Greenfield, California, el miércoles 4 de mayo de 2022.

Dirige A.V.I.L.A Victory Boxing con la ayuda de su prometida, Karina Ramires, quien se desempeña como secretaria y tesorera.

Su misión es construir, promover y nutrir una perspectiva positiva a través de programas de entrenamiento físico para todos los jóvenes y adultos. Ávila cree que el boxeo puede ayudar a los estudiantes a moldear sus cuerpos y mentes a través de técnicas enfocadas en la autodisciplina, el compromiso y la resiliencia (hacer frente a las adversidades).

Una de las lecciones más importantes que los estudiantes aprenden del boxeo es la disciplina, agregó.

Peter Pérez es uno de los muchos adolescentes que asisten al programa. El chico de 14 años de edad tiene aspiraciones de graduarse de la Universidad de Stanford con un título en ingeniería mecánica.

"Realmente amo estar aquí. Es parte de mi rutina. Evito otros planes para venir aquí. Es realmente agotador pero una experiencia gratificante”, señaló Pérez. “Es una gran sensación comenzar a ver tu progreso tanto físico como mental a medida que avanzas con el programa. Esta es una gran oportunidad que se nos presenta a mí y a la juventud de Greenfield”.

Pérez es uno de los aproximadamente 70 niños del Condado Monterey que se benefician de la organización sin fines de lucro. Ávila espera que más niños puedan calzarse los guantes en su gimnasio.

Atravesando la distancia

A.V.I.L.A Victory Boxing opera desde un garaje, lo que significa que los estudiantes tienen espacio limitado para entrenar.

Con tres sacos de boxeo, algunas peras para golpear, un banco y un juego de pesas, Ávila tiene que ser estratégico en su planificación. Cada estudiante se toma un tiempo para hacer ejercicio en el garaje usando los sacos de boxeo y los de velocidad. También practican boxeo de sombra (practican con un oponente imaginario) y realizan ejercicios en la banqueta.

La semana pasada, Ávila se enteró de que está un paso más cerca de mudarse a una instalación más grande en 4th Street.

Los funcionarios de la ciudad dijeron que el edificio estaba siendo alquilado a un inquilino diferente, lo que impidió que Ávila se mudara de inmediato.

Inicialmente, se permitió que un negocio comercial de cultivo de cannabis operara fuera del edificio. La ciudad tuvo que finalizar el contrato de arrendamiento con el negocio y ahora avanza con A.V.I.L.A Victory Boxing.

“Simplemente estamos procesando esto como lo haríamos con cualquier otro proyecto que con un cambio de ocupación, tenemos que asegurarnos de que cumpla con el Código de Construcción de California”, aseguró Paul Mugan, director de desarrollo comunitario de Greenfield. “Ese es el único problema pendiente... Realmente apoyamos a A.V.I.L.A Victory Boxing y tratamos de todas las formas posibles de ayudar a que esto se concrete. Creo que es genial para la comunidad”.

Un joven miembro de A.V.I.L.A Victory Boxing practica sus jabs durante una sesión de entrenamiento frente a la cochera de una casa en Greenfield, California, el miércoles 4 de mayo de 2022.

Obtener apoyo

La financiación de la organización sin fines de lucro ha sido otro desafío.

La mayor parte del equipo de boxeo utilizado por los estudiantes se proporciona y se financia a través de donaciones de la comunidad. A partir de eso, Ávila establece los precios según lo que las familias pueden pagar. Todavía no hay un costo numérico establecido para asistir a las clases de boxeo.

También se ofrecen becas a estudiantes que han superado dificultades extremas y continúan logrando sus metas académicas y personales. Las becas están abiertas a todos los estudiantes de último año de preparatoria en Greenfield.

"Como organización sin fines de lucro, nos hemos enfrentado a varios desafíos para obtener el apoyo de la comunidad a la que servimos", dijo Ávila. "Gran parte de nuestro respaldo financiero proviene de nosotros mismos, los estudiantes y sus padres. Nuestra esperanza es obtener el apoyo de la ciudad de Greenfield. La ciudad nos ha asegurado que están trabajando en la asignación de fondos para apoyar el programa".

Mientras tanto, Ávila creó una página GoFundMe.com para ayudar con algunos de los costos.

Los nuevos estudiantes pueden ver una lección y, si la disfrutan, se les anima a completar una solicitud.

A.V.I.L.A Victory Boxing da la bienvenida a cualquier persona desde los cinco años de edad en adelante.

Las clases se imparten de lunes a jueves de 4:30 a 7 p.m. Ávila también ofrece sesiones de entrenamiento individuales con los estudiantes para explicarles los fundamentos básicos del boxeo desde el juego de pies, el movimiento de la cabeza, las combinaciones, el trabajo con los guantes, etc.

Damian Cerna Jr., miembro de A.V.I.L.A Victory Boxing, golpea a un maniquí de boxeo durante una sesión de entrenamiento fuera de la cochera de una casa en Greenfield, California, el miércoles 4 de mayo de 2022.

David Rodríguez es el reportero de educación y fotógrafo del personal del periódico The Salinas Californian. Para cualquier sugerencia o idea para un reportaje, se le puede enviar un correo electrónico a drodriguez@thecalifornian.com. Suscríbase para apoyar el periodismo local.

Traducción Alfredo García