USCIS extiende permisos de trabajo beneficiando a asilados, refugiados

Extienden plazo de permisos de trabajo vencidos por año y medio

Jocelyn Ortega
Salinas Californian
Farmworkers tend to the fields on a clear cloudy day in Salinas Calif., on Monday, April 26, 2021.

Muchos trabajadores de estatus inmigrante con permisos de trabajo vencidos o por vencer no verán cortados sus trabajos en el corto plazo.

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. (USCIS) anunciaron que una Regla Final Temporal aumentaría automáticamente el período de empleo para ciertos grupos elegibles para renovar un permiso de trabajo conocido como Documento de Autorización de Empleo (EAD).

Esto podría afectar a miles de trabajadores en el condado de Monterey, ya que más del 30 % de la población no es ciudadano.

La prórroga de casi 18 meses se otorgó a los permisos de trabajo de no ciudadanos como parte del esfuerzo del gobierno para abordar la escasez de mano de obra. El UCIS generalmente otorga una extensión de 180 días a los trabajadores que solicitan la renovación a través del Formulario I-765, una solicitud de autorización de empleo.

Los elegibles incluyen solicitantes de tarjeta verde y asilo, solicitantes y beneficiarios de estatus de protección temporal, y cónyuges de beneficiarios específicos de Visa H-1B.

Los esfuerzos son en parte para abordar y reducir la acumulación de 1,5 millones de solicitudes de permisos de trabajo presentadas en los últimos años y estabilizar las operaciones comerciales para los empleadores en todo el país, según el USCIS.

A group of farmworkers are photographed working underneath a machine on Abbott Street in Salinas, Calif., on Thursday, Jan. 28, 2021.

El director de USCIS, Ur Jaddou, llama a la extensión de 180 días “insuficiente”.

“Esta regla temporal brindará a aquellos que no son ciudadanos elegibles para la extensión automática la oportunidad de mantener el empleo y brindar un apoyo crítico a sus familias, al tiempo que evita más interrupciones para los empleadores estadounidenses”, dijo Jaddou.

La fuerza laboral se vio severamente interrumpida en 2020, cuando millones de trabajadores fueron despedidos o experimentaron congelamientos de contratación debido a la pandemia de COVID-19.

Desde entonces, la economía ha reabierto, pero el país ahora enfrenta “La Gran Renuncia”, ya que muchos trabajadores renunciaron a sus trabajos o eligieron no regresar a ellos por varias razones.

Los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. muestran que 4,5 millones de personas renunciaron a sus trabajos en marzo, mientras que hubo aproximadamente 11,5 millones de puestos vacantes.

Los funcionarios de USCIS dicen que este plazo adicional les permitirá abordar la escasez de personal, implementar otras eficiencias y cumplir el objetivo de lograr un ciclo de tres meses para las solicitudes de EAD para fines del año fiscal 2023.

Traducción Sumiko Keil