'Haces algo ahora y tu nombre es para siempre': 3 boxeadoras de Salinas buscan hacer historia

Jocelyn Ortega
El Sol de Salinas

El cuadrilátero del Salinas Boxing Club está desgastado por las décadas de uso. Las cuerdas están un poco polvorientas y la pequeña cuota que pagan los estudiantes cada mes mantiene las luces del club encendidas.

Eso no ha impedido que tres jóvenes boxeadoras rompan el techo de cristal del deporte y se aseguren de que sus nombres entren en los libros de la historia.

Eliminando estereotipos

Alexis Martínez comenzó a boxear como una forma de lidiar con los acosadores de su infancia, pero pronto se convirtió en una pasión para toda la vida.

La mujer de 26 años ha mantenido su estatus profesional durante los últimos dos años y se está preparando para su séptima pelea profesional. Ella tiene 27 victorias y siete cinturones a su nombre.

Martínez también ha practicado con campeones mundiales actuales y anteriores y ha competido en peleas por todo el mundo.

El camino al éxito no ha sido fácil.

“Soy una mujer y soy pequeña”, comentó Martínez. “Son dos strikes en mi contra... Ha sido una lucha no solo encontrar peleas sino pelear contra ellas en mi categoría de peso, pero lo superamos y mis entrenadores me respaldaron”.

Alexis Martínez, de 26 años, se estira antes de su calentamiento dentro del Salinas Boxing Club en Salinas, California, el viernes 25 de marzo de 2022.

Martínez entrena junto a Liliana Santiago y María Jardines. Son tres de las cuatro únicas alumnas del club.

Santiago y Jardines, ambas estudiantes de la preparatoria Alisal, tienen esperanzas de convertirse en profesionales.

Para Santiago, el boxeo era un pasatiempo que la unía a ella y a su padre. Lleva tres años en el deporte y, aunque su condición sigue siendo amateur, sus entrenadores y compañeros de equipo dicen que su determinación es evidente en cada pelea.

A los 14 años, Santiago ganó el Torneo Guantes de Plata de California Central y un torneo femenino por nocaut el año pasado, una victoria que sus compañeras dicen que no es fácil.

“Cuando comencé, perdí muchos de esos encuentros, pero luego comencé a entrenar más duro”, dijo Santiago. “De mis pérdidas, aprendí a mejorar de los errores. Al ganar, sigo aprendiendo a seguir esforzándome y a mejorar cada día”.

(De izq. a der.) José Roberto Medrano, María Jardines, Alexis Martínez, Román Pérez y Liliana Santiago son fotografiados dentro del cuadrilátero del Salinas Boxing Club en Salinas, California, el viernes 25 de marzo de 2022.

Santiago debe competir en la competencia de los Junior Olympics el próximo mes. Ella no es la única que rompe barreras.

Jardines recibe el apodo de "La asesina silenciosa". La joven de 18 años es tímida, pero todos saben que tiene un gran impacto en sus puños.

Ella ocupó el puesto número 1 en su división durante los últimos tres años, pero ha estado boxeando durante seis años. En ese tiempo, ganó campeonatos estatales y locales.

Jardines está lista para probarse para el equipo olímpico a finales de este año.

“Es principalmente un deporte dominado por hombres, por lo que la gente piensa que todas las mujeres no van a lograrlo de todos modos y que realmente no vale la pena”, aseguró. “Ese es el estereotipo más grande”.

El futuro es femenino

El entrenador voluntario José Roberto Medrano envuelve las manos de Liliana Santiago antes de su calentamiento en el Salinas Boxing Club en Salinas, California, el viernes 25 de marzo de 2022.

Detrás del éxito de las atletas están los entrenadores Román Pérez y José Roberto Medrano.

“Son los días en los que no quieres estar aquí los que más cuentan, y se aseguran de que lo sepamos”, dijo Martínez. “Realmente nos empujan a trabajar más duro de lo que sabemos que somos capaces de hacer”.

Medrano comenta que hay una razón por la que salen tantos campeones de Salinas.

“Toda la disciplina y el trabajo duro”, apuntó. “Estamos acostumbrados a trabajar duro en el campo y la gente aquí tiene que luchar por una buena vida. No se puede ser perezoso, especialmente hoy en día”.

Dijo que sus alumnas aportan un tipo diferente de fuerza a la mesa.

“Personalmente, creo que las niñas tienen una mejor ética de trabajo que los niños”, señaló. “Las chicas han mostrado más disciplina y enfoque en lo que quieren hacer. Si les pides que hagan algo, no se quejan. Haces algo ahora y tu nombre es para siempre”.

Liliana Santiago, de 14 años, golpea una bolsa de velocidad dentro del Salinas Boxing Club en Salinas, California, el viernes 25 de marzo de 2022.

Pérez comenta que espera que las mujeres obtengan la notoriedad que merecen de la comunidad.

“Cuando tenemos chicas que vienen aquí y están haciendo lo que hacen los chicos, pero aún mejor… ahí es cuando vemos que las cosas cambian”, declaró Pérez. “Lo mejor que podemos hacer es darle esperanza a la gente de esta área”.

La financiación para inscribir a los boxeadores en las competiciones es costosa. Sin embargo, los entrenadores están planeando eventos comunitarios para recaudar fondos para ayudar a los estudiantes a llegar a la cima.

Para cualquier mujer joven interesada en los deportes, las boxeadoras dicen que el cielo es el límite.

“No deberían limitarse”, recordó Jardines. “Deberían intentarlo porque al final del día, se arrepentirán si no lo hacen”.

Puede encontrar más información sobre las clases y los próximos eventos para recaudar fondos en la página de Instagram del club @salinasboxingcu

Liliana Santiago (izq.), María Jardines (centro) y Alexis Martínez, boxeadores pertenecientes al Salinas Boxing Club, ríen dentro del club de boxeo en Salinas, California, el viernes 25 de marzo de 2022.