Empresario de Salinas enfrentaría cárcel por realizar servicio de grúas ilegal

Jocelyn Ortega
El Sol de Salinas
Un camión MD Towing estacionado en Madison Lane en Salinas, California.

Read in English

El dueño de una compañía de grúas de Salinas no paró de remolcar vehículos ilegalmente en el área.

Esta semana, un juez del Condado Monterey aceptó las declaraciones de no respuesta de Marco Damian a cinco cargos de delitos graves por remolcar vehículos ilegalmente. Al declararse inocente, Damian aceptó una condena por los cargos.

Damian, el propietario de MD Towing, remolcó vehículos de lotes que las empresas locales nunca pidieron que se les remolcaran, expusieron los fiscales del Condado Monterey. Las empresas que dan servicio de grúas  no pueden autorizar sus propios remolques, excepto en los casos en que un automóvil esté estacionado en un carril de incendios o esté bloqueando la entrada o salida de una propiedad privada, de acuerdo con la ley estatal.

Se espera que Damian pague aproximadamente 4 mil 575 dólares en restitución a la víctima. Está a la espera de la sentencia y podría enfrentar hasta cinco años y ocho meses de cárcel.

Los residentes han recurrido a las redes sociales para expresar que esta no es la primera vez que son testigos de un remolque ilegal en sus vecindarios.

Un camión de MD Towing se encuentra estacionado en Madison Lane en Salinas, California, el 17 de marzo de 2022.

El año pasado, los fiscales presentaron denuncias penales y civiles contra otra empresa de grúas con sede en Salinas acusada de realizar sistemas de remolques depredadores.

Se presentó una denuncia por robo de vehículo y extorsión contra Mark Gunderson, propietario y operador de Hankins Towing, Inc. y Response Team Security. Los fiscales dijeron que RTS " solicitó ilegalmente" más de mil remolques que luego realizó Hankins Towing, y que los guardias de RTS recibieron un pago de bonificación por iniciar los remolques.

El mismo año se presentó una denuncia penal por robo de vehículo y extorsión contra Damián.

"Las leyes que rigen los negocios de grúas  de propiedad privada existen para proteger al público, en particular a los consumidores de bajos ingresos que se ven afectados de manera desproporcionada por las prácticas de remolque depredadoras", declaró la fiscal de distrito Jeannine Pacioni al momento de las presentaciones. "Cuando los encargados de remolcar se involucren en un patrón o práctica de conducta ilegal, la Oficina del Fiscal del Distrito iniciará acciones judiciales".