'Las gallinas son sucias': Salinas vota en contra de permitir tener gallinas

Jocelyn Ortega
El Sol de Salinas
Una gallina es fotografiada en una residencia de Aromas, California, el martes 18 de enero de 2022.

Read in English

Para los residentes de la ciudad de Salinas que han tenido gallinas u otro ganado conviviendo en su propiedad, funcionarios de la ciudad les anuncian que sigue siendo ilegal mantenerlos.

Los miembros del concejo debatieron el pasado martes si adoptar una resolución que permita a los residentes criar aves de corral legalmente en su propiedad, si cumplen con ciertas normas y regulaciones.

En última instancia, la ordenanza no se aprobó luego de una votación de 5 a 2 del concejo, lo que significa que los residentes no podrán poseer las gallinas legalmente el próximo año.

La ordenanza propuesta habría permitido que las personas tuvieran hasta cuatro gallinas a partir de 2023, si los dueños viven en un lote de al menos 5,500 pies cuadrados, y los animales tendrían que estar en las jaulas o gallineros apropiados. Los propietarios también habrían tenido que registrarse para obtener un permiso con la ciudad y pagar una tarifa única de alrededor de 150 dólares.

Seguiría estando prohibido tener gallos.

Si bien algunos miembros de la comunidad dijeron que quieren mantener sus gallinas domésticas simplemente para obtener huevos frescos y tener acceso a alimentos orgánicos en su propio patio trasero, han llegado muchas quejas por el ruido y preocupaciones por los peligros para la salud.

El concejal Anthony Rocha expresó su preocupación sobre la cantidad de gallinas y gallos que algunos residentes pueden tener en sus propiedades, qué proceso se seguiría para eliminarlos y los riesgos para la salud pública que puede representar tener las aves.

Una gallina es fotografiada en una residencia de Aromas, California, el martes 18 de enero de 2022.

Cindy Burnham, Administradora de Servicios para Animales del Departamento de Salud del Condado Monterey, dijo que es un área de preocupación para todo el condado. Se han encontrado algunas propiedades, incluidas algunas en Salinas, con hasta 500 aves en su espacio, aseguró.

“No se necesitan muchas gallinas para tener problemas de roedores, problemas de malos olores y las aves son desordenadas”, señaló.

Burnham también explicó que existen opciones limitadas de vivienda, adopción y refugio a nivel local para pollos y gallos, por lo que eliminarlos en grandes cantidades sería una tarea difícil.

Otras preocupaciones giraron en torno a la aplicación y si la ciudad podría patrullar y mantenerse al día con las quejas y los informes de violaciones. Salinas tiene solo dos oficiales de control de animales, lo que significa que algunas llamadas relacionadas con gallinas probablemente recaerá en el departamento de policía.

“Con dos personas y días libres y licencia por enfermedad, eso puede suceder, y sucede con bastante frecuencia en Salinas”, afirmó Burnham. “Probablemente sea más alto de lo que sería si hubiera más personal de control de animales allí, pero hay requisitos. Si hay un animal enfermo, herido o agresivo, alguien debe responder”.

Una gallina es fotografiada en una residencia de Aromas, California, el martes 18 de enero de 2022.

Hasta el momento, la ciudad ha recibido aproximadamente 72 quejas sobre gallinas y gallos desde 2018.

El jefe de policía de Salinas, Roberto Filice, expuso que responder a las llamadas sería una cuestión de prioridad y que acudir podría llevar mucho tiempo.

“Supongamos que no hay control de animales de servicio”, dijo Filice. “Si estamos ocupados, esa llamada seguirá pendiente posiblemente hasta el día siguiente, cuando un oficial de control de animales pueda entrar de servicio”.

Rocha dijo que, aunque está a favor de que los residentes tengan acceso a productos esenciales de cosecha propia, se deben establecer bien los sistemas de gestión adecuados y la capacidad del personal antes de permitir las aves en el traspatio.

“Si no tenemos una infraestructura adecuada en nuestro departamento de desarrollo comunitario, si no tenemos la infraestructura adecuada en la aplicación del código y en el control de animales, estamos preparando esto para que fracase y solo nos culparemos a nosotros mismos”, apuntó Rocha.

Un Acuerdo de Poderes Conjuntos (JPA por sus siglas en inglés) está en proceso de ser formado por la ciudad en colaboración con el condado para abordar los problemas locales de control de animales, señaló el abogado de la ciudad Christopher Callihan.

“La JPA sería responsable del control de animales dentro de la ciudad. Entonces, si esta ordenanza entra en vigencia e incluso si no lo hace, la aplicación de las regulaciones actuales, que prohíben las gallinas, estaría dentro de la jurisdicción de esa JPA”, dijo Callihan. “Tendrá que hacerse cumplir, ya sea por la ciudad de Salinas o la JPA, alguien tendrá que hacerlo cumplir”.

Otras ciudades también podrían unirse y colaborar con la JPA.