Se jubilan 2 líderes del Distrito Regional de Bomberos de Condado Monterey

Jocelyn Ortega
Salinas Californian
La jefa de bomberos adjunta Dorothy Priolo y el jefe de bomberos Michael B. Urquides, ambos del Distrito Regional de Bomberos del Condado Monterey, se retiraron después de más de 30 años de servicio.

Read in English

Ha llegado el momento para que dos líderes del Distrito Regional de Bomberos del Condado Monterey cuelguen sus cascos y uniformes.

Después de más de 30 años de servicio, el jefe de bomberos Michael Urquides y la jefa de bomberos adjunta Dorothy Priolo se jubilarán. Están emocionados de comenzar un nuevo capítulo en sus vidas pasando más tiempo con la familia y los seres queridos, pero describen su paso a la jubilación como algo agridulce.

Mientras los bomberos veteranos reflexionaban sobre su trabajo en el Condado Monterey, recordaron sus inicios.

Priolo representa a una tercera generación de su familia en el servicio del Departamento de Bomberos y fue contratada por primera vez como asistente de prevención de incendios para el distrito en 1990.

"Es interesante porque no me propuse trabajar en el servicio de bomberos", recordó. "De hecho, tengo experiencia legal".

Ella explicó que se sintió inspirada para aprovechar la oportunidad gracias a lo que había aprendido al ver a su padre y a su abuelo, quienes se desempeñaron como bomberos voluntarios en su estado natal Nueva York.

"Estaba familiarizada con responder en momentos inusuales y hacerlo de diferentes maneras según las necesidades de una llamada o un desastre", aseguró. "Tenía mucho sentido. Me pareció muy natural".

Priolo se desempeñó como oficial de información pública del distrito, educador de prevención y seguridad contra incendios para otros bomberos y agencias, miembro de la junta del Comité de Oficiales de Prevención de Incendios de la Asociación de Jefes de Bomberos del Condado, e incluso fue seleccionada como la Persona del Año en Apoyo de los Bomberos de la asociación en 1995 y 2006.

Ella señala que el logro que más la enorgullece fue trabajar con la Agencia de Vivienda y Desarrollo Comunitario del Condado Monterey buscando hacer que la comunidad sea más segura para todos.

"Es realmente reconfortante que lo que sigo escuchando de la gente, mientras me comunico con ellos, es que aprecian cómo he podido trabajar con ellos y ayudarlos a que sus proyectos tengan éxito y conseguirles un entorno seguro contra los incendios", manifestó.

Michael Urquides, jefe del Distrito Regional de Bomberos del Condado Monterey, da órdenes a compañeros bomberos para combatir el incendio Natividad el 29 de febrero de 2020.

Para Urquides, el inicio en su carrera para convertirse en bombero vino de una experiencia que tuvo cuando tenía 11 años. Un incendio envolvió su casa en Old Stage Road justo antes de la Navidad de 1978.

"Vi el trabajo que hicieron y lo hicieron muy bien", recordó. "Ellos salvaron muchas de nuestras pertenencias personales, pero fue traumático cuando toda su ropa se incendió y los regalos debajo del árbol se vieron comprometidos debido al humo y al daño del fuego".

Solo una década después, Urquides estaba trabajando codo a codo con los mismos bomberos que lo ayudaron a él y a su familia.

Michael Urquides siempre supo que quería escalar posiciones.

Se desempeñó como bombero voluntario, bombero estacional para el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California y técnico médico de emergencia para el Servicio de Ambulancia A-1 antes de ascender a bombero en 1990 y finalmente convertirse en jefe en 2006.

Uno de los logros que más le enorgullece fue conjuntar al Departamento de Bomberos de Carmel Valley con el Regional del Condado Monterey en 2011.

"Eso es histórico porque no sucede muy a menudo. Estás uniendo a dos familias", apuntó. "Hay cambios, algunas personas lo disfrutan y otras no, pero realmente para los contribuyentes, fue un tremendo ahorro en ambas organizaciones y durante muchos años por venir. Los contribuyentes vieron una mejora significativa en el nivel del servicio".

Mientras era jefe de bomberos, Urquides estableció el programa de paramédicos. El programa comenzó con tres paramédicos y hoy hay 37 de ellos.

"Eso ha salvado varias vidas a lo largo de los años y creo que por eso seré conocido por ser un gran defensor del soporte vital avanzado en los camiones de bomberos, especialmente en la comunidad rural", señaló. "Espero que continúen así, sobre todo cuando tenemos un déficit presupuestario. Deseo que siga siendo una prioridad en la comunidad".

Priolo y Urquides dicen que confían en que el distrito continuará con éxito su trabajo realizado para la comunidad.

"El servicio de bomberos es muy flexible. Dorothy y yo siempre hemos tenido un buen plan de sucesión y con las personas adecuadas. Ella nos ha entrenado a una gran cantidad de nosotros", expuso Urquides. "Continuarán funcionando y lo harán bien".

El subjefe de bomberos, David J. Sargenti, se desempeñará como jefe de bomberos interino a la espera de un proceso de contratación. Se está llevando a cabo un proceso de promoción interna para cumplir con el puesto de jefe de bomberos adjunto y se espera que finalice este mes de enero.

Los cuerpos de bomberos regional y del norte del Condado Monterey trabajan en conjunto para apagar las llamas que consumen medio acre de plástico en el incendio Natividad del 29 de febrero de 2020.