Universidad de Hartnell se une a otras universidades locales en requerir vacunación de estudiantes y personal

Angelica Cabral
A new building is being constructed at Hartnell College in Salinas, Calif., on Wednesday, July 28, 2021.

La Universidad Comunitaria Hartnell pronto requerirá que sus empleados y estudiantes tengan la vacuna del COVID-19. 

El miembro de la junta directiva de la universidad votó el martes sobre el requisito de vacunación. Aún no se ha determinado cuándo y cómo se supervisará esta orden, ya que los miembros de la junta deberán trabajar con los administradores del distrito y las unidades de negociación de empleados.  

Sin embargo, se planteó el 1 de diciembre como fecha tentativa para que el requerimiento a empleados entre en vigencia. 

Los estudiantes inscritos en las clases de otoño de 2021, que finalizan el 18 de diciembre, podrán terminar sus clases independientemente de su condición de vacunación. 

“Entiendo que tenemos que hacer esto, pero también quiero asegurarme de que el requisito sea diseñado para toda la comunidad universitaria”, dijo la presidenta de la junta, Erica Padilla-Chavez. “El objetivo de la vacunación es la salud pública, y eso significa toda la comunidad vacunada”.

El superintendente interino Raúl Rodríguez recomendó que el requerimiento de vacunas se aplique a los estudiantes y empleados independientemente de si están enseñando, o tomando clases en persona, o en línea, o con qué frecuencia van a las instalaciones de Hartnell.

La junta también discutió la posibilidad de exigir a los estudiantes que demuestren si han recibido al menos una dosis de la vacuna para poder inscribirse en las clases de primavera de 2022, aunque nada quedó grabado en piedra.  

El registro de primavera se abre el 1 de noviembre y termina el 24 de enero.

Anteriormente, la junta aprobó requerir la vacuna a los estudiantes atletas, con algunas exenciones médicas y religiosas. Benito Chuca, estudiante de primer año y jugador de fútbol americano, ​​dijo que no conoce personalmente a ningún estudiante que no esté vacunado.  

"Si todos recibieran su vacuna, todos los demás se sentirían más cómodos", dijo. "Podríamos volver a vivir la vida con más regularidad".

Después de que los comités administrativos redacten con mayor detalle los requisitos tanto para los empleados como para los estudiantes, los procedimientos propuestos volverán a la junta para recibir comentarios y apoyo.

Hartnell todavía requiere distanciamiento social y cubrebocas en interiores en todas sus instalaciones. La prueba COVID-19 está disponible en el campus principal de Hartnell los siete días de la semana de 9 am a 4 pm.

Hartnell no es el único colegio comunitario que ha adoptado algún tipo de requerimiento de vacunas. 

Docenas de universidades comunitarias y de cuatro años tienen mandatos similares, incluida la Universidad Cabrillo.

Cabrillo requiere vacunas para los estudiantes que toman clases en persona y para los estudiantes que necesitan ir al campus por cualquier motivo, como visitar los servicios para estudiantes o usar la biblioteca.   

A partir de julio, la Universidad Estatal de California de la Bahía de Monterey requirió vacunas para todos los estudiantes y empleados, junto con todas las Universidades Estatales de California CSU (por sus siglas en inglés). 

"A medida que trabajamos hacia la reanudación segura de un mayor aprendizaje, trabajo y otras actividades en las instalaciones, adoptamos una estrategia integral diseñada para reducir la probabilidad de transmisión del virus COVID-19", afirma la política provisional de vacunación COVID-19. "Este enfoque contribuye al objetivo general de lograr inmunidad en todos los niveles de la población CSU".