Lambda nueva variante de COVID está en California: 5 cosas que debes saber

Barbara Feder Ostrov
CalMatters
Una ilustración de las partículas del coronavirus.

Una nueva variante de COVID-19, llamada lambda, ha llegado a California.

La variante emergente de nombre lambda ha aparecido en las noticias a medida que se propaga rápidamente por Sudamérica. En California, se han reportado al menos 152 casos, el primero en septiembre de 2020, según funcionarios estatales de salud pública.

Los expertos dicen que lambda podría ser más infeccioso y más resistente a las vacunas que el virus SARS-CoV-2 original. Pero no hay evidencia, al menos hasta ahora, que sea tan infeccioso como la variante Delta que ahora domina California.

Entonces, ¿deberían los californianos preocuparse por esta nueva variante? Todavía no, indican los especialistas en enfermedades infecciosas. Esto es lo que necesitamos saber sobre esta nueva variante lambda.

¿Qué es la variante lambda?

La variante lambda – también conocido como “C.37” – se reportó por primera vez en Perú hace un año y ahora se está extendiendo por América del Sur, según la Organización Mundial de la Salud. Los investigadores dicen que las nuevas expresiones en los genes de este virus y mutaciones son señal que lambda puede ser más infeccioso que el coronavirus de “tipo silvestre” original y puede ser potencialmente resistente a las vacunas actuales, aunque se necesitan más estudios.   

Debido a esos nuevos marcadores genéticos, la OMS a mediados de junio declaró a lambda una “variante de importancia”. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. aún no han hecho lo mismo, en parte porque se han reportado muy pocos casos en todo el país.

La variante delta que domina los casos de COVID-19 en EE. UU. Se considera una “Variante de preocupación” tanto por la OMS como por los CDC, en parte porque es mucho más contagiosa que el virus original.

¿Por qué estamos ahora escuchando sobre esta nueva sepa ahora?

Lambda generó titulares este verano después de la OMS señaló su rápida propagación en los países de América del Sur, incluidos Perú, Ecuador, Argentina y Brasil. Desde entonces se ha detectado en 29 países, según la OMS, incluidos Alemania, España, Reino Unido y Estados Unidos.

Si bien la OMS considera que lambda es una “variante de interés”, los CDC y la agencia de salud pública de California no han hecho lo mismo.

A finales de julio, el Hospital Metodista de Houston reportó su primer caso lambda. Japón anunció la semana pasada  el primer caso, de una mujer que llegó de Perú el 20 de julio.

Más recientemente, dos estudios de laboratorio muy publicitados en Japón y Chile –Tanto en preimpresión que no han sido aún revisados por otros colegas– han sugerido que lambda puede ser más infeccioso y menos susceptible a las vacunas actuales que el coronavirus original. Los investigadores japoneses sugirieron que la designación actual de “variante de interés” que le ha dado la OMS puede restar importancia a lambda su amenaza potencial.

¿Lambda ha llegado aquí a California? ¿Qué pasa con otros estados?

Desde septiembre de 2020, la variante lambda ha representado 152 casos de COVID-19 secuenciados genéticamente en California, según el Departamento de Salud Pública del estado. El primer caso se encontró en septiembre, con otros 10 en marzo, 88 en abril, 43 en mayo, ocho en junio y, más recientemente, dos casos en julio.

La agencia estatal se negó a identificar los condados donde ocurrieron los casos.

Los laboratorios comerciales y gubernamentales prueban las variantes secuenciando el genoma del coronavirus que causó un caso particular de COVID-19 y buscando mutaciones y cambios en la proteína de pico característica del virus. 

Aun así, no todos los casos de COVID-19 se secuencian genéticamente para determinar si fue causado por una variante, por lo que la cantidad de casos causados ​​por lambda podría ser mayor. En todo el país, solo se secuencian alrededor de 15 de cada 1,000 casos. 

Al menos 1,311 casos secuenciados de Lambda se han reportado en al menos 40 estados desde el inicio de la pandemia, con 18 casos identificados en las últimas cuatro semanas, según la base de datos pública de secuencias genéticas de virus GISAID. Solo una décima parte del 1 por ciento de los casos que se secuencian genéticamente involucran a lambda, según GISAID. 

¿Cómo se compara la variante lambda con otras variantes conocidas?

Los científicos creen que lambda es menos contagioso que la variante delta, pero más infeccioso que el virus original de “tipo silvestre”, al menos en lo que se indica en las pruebas de laboratorio.

Pero aún no saben cómo afectará el perfil distinto a nivel genético que lambda posee en la transmisión comunitaria, la gravedad de los síntomas o la resistencia a las vacunas en todo el mundo. Están surgiendo algunas pistas tempranas.

Los investigadores chilenos probaron lambda contra anticuerpos de trabajadores de la salud que recibieron la vacuna Sinovac de fabricación china, y encontraron que la vacuna no funcionó tan bien como lo hizo con el virus original.

Además, los investigadores de la Universidad de Nueva York probarón Lambda con las vacunas autorizada en los Estados Unidos y encontró que la vacuna de una dosis de Johnson and Johnson era menos efectiva contra ella y la variante delta en comparación con las vacunas de dos dosis de Pfizer y Moderna.

Una vez más, se reitera que estos son estudios de ensayo que no han sido revisados ​​por otros investigadores, advierten los científicos.

El hecho que las vacunas parezcan menos efectivas cuando se comparan con lambda en un tubo de ensayo no significa que no protejan contra enfermedades graves, indicó el Dr. Peter Chin-Hong, especialista en enfermedades contagiosas de la Universidad de California en San Francisco. Casi todas las hospitalizaciones y muertes en California y en todo el país han ocurrido en personas no vacunadas.

¿Necesito preocuparme?

No por ahora, dijo Chin-Hong. Lambda ha existido durante meses, pero no se ha afianzado en California y otros estados, hecho que debería ser tranquilizador, expresó.

Hasta ahora, la variante delta ha desplazado definitivamente a otras variantes en todo el país. Ahora da cuenta de al menos el 86% de los casos secuenciados de COVID-19 de California y más del 94% de los casos en EE. UU. 

“Delta es agresivo en todo el mundo y la variante lambda realmente aún no ha despegado”, expresó Chin-Hong. “Al final del día, es la supervivencia del más apto”.

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.