Legisladores buscan aumentar el poder electoral de juntas estudiantiles en la UC y colegios comunitarios

Matthew Reagan
CalMatters
Representantes estudiantiles en las juntas directivas de CSU  Juan F. Garcia and Maryana Khames visitan Fresno State University durante una junta de la asociación de gobierno estudiantil en noviembre de 2019.

Los estudiantes de California podrían obtener más representación en dos de las tres juntas directivas estatles de educación superior este año.

En 2019, la Legislatura estatal amplió el número de estudiantes de solo uno a dos con poder electoral en la California State University Board of Trustees, la junta directiva de uno de los sistemas de universidades del estado. Este año, los legisladores han hecho lo mismo para la California Community Colleges Board of Governors, la junta para colegios comunitarios, y están considerando una enmienda constitucional que haría el mismo cambio para la University of California’s Board of Regents. 

Si bien los cambios pueden parecer nominales, los representantes estudiantiles dicen que los proyectos de ley son un éxito —en conjunto, duplican efectivamente el número de voces de los estudiantes en algunos de los sistemas de educación superior más grandes del país y envían un mensaje contundente sobre la capacidad de los representantes estudiantiles.

“Es importante señalar que los estudiantes son los que más saben sobre los desafíos que enfrentan y sus voces serán esenciales para abordar estos desafíos y posibles soluciones”, dijo el senador estatal demócrata Steve Glazer de Orinda, autor del proyecto de ley SCA-5, que ampliaría el poder de voto de los estudiantes regentes de la UC en su primer año.

The front entrance of Chico State University.

Los representantes estudiantiles en las juntas directivas de CSU, UC y colegios comunitarios son nombrados por el gobernador de un grupo de candidatos examinados y nominados por la asociación de gobierno estudiantil de cada sistema universitario. Antes de 2019, los estudiantes nombrados en las tres juntas tenían que esperar un año antes de poder emitir votos.

El Student Senate for California Community Colleges se acercó al Asambleísta José Medina para elaborar un proyecto de ley después de su exitosa expansión del poder de voto de los estudiantes en la CSU, dijo Andrew Nickens, miembro del personal del senado estudiantil cesante.

Nickens dijo que la ley AB-337, que anula las restricciones de voto para los estudiantes miembros de la California Community College Board of Governors, valida que los estudiantes del colegio comunitario del estado pueden y deben participar de manera significativa en el proceso de toma de decisiones del sistema desde el comienzo de su nombramiento —sin tener que esperar ese año para emitir su voto. El gobernador Gavin Newsom firmó el proyecto de ley en junio.

Alexis Atsilvsgi Zaragoza, una estudiante de licenciatura de UC Berkeley, se desempeñó como regente designado en la UC Board of Regents durante el pasado año académico. Como regente designada, Zaragoza no tenía poder de voto a pesar de ser a menudo “una de las personas que más sabía sobre el tema en la sala”, dijo.  

La configuración actual de la UC Board of Regents designa que estudiantes no pueden votar en la mitad de los comités de la junta donde se consideran cuestiones como vivienda para estudiantes, aumento de matrícula y necesidades básicas. El proyecto de ley de la UC, actualmente bajo consideración en el Assembly Appropriations Committee, permitiría que un representante estudiantil votante esté presente en todas las reuniones de los comités.

La expansión del poder electoral de los estudiantes en la CSU en 2019 marcó una “gran diferencia” en la capacidad de la junta para comprender el impacto de las decisiones de política sobre la experiencia estudiantil, dijo Loren Blanchard, quien se desempeñó como vicerrector de asuntos estudiantiles de la universidad de 2015 a 2021. 

“Todos los que estaban alrededor de ese estrado, especialmente aquellos que no eran estudiantes, se sentaron, realmente escucharon con atención y muchas veces buscaban información adicional de los estudiantes para obtener un mayor nivel de claridad antes de que realmente votaran”, dijo.

Comunicar de manera efectiva las realidades de ser un estudiante universitario hoy a los regentes que no siempre entienden es una de las funciones principales de un miembro estudiantil, dijo Krystal Raynes, regente estudiantil de 2020 a 2022 en la junta de CSU y estudiante en CSU Bakersfield. 

“O sus nietos están en la universidad y así es como saben un poco lo que está sucediendo en la universidad, o en realidad no tienen ningún familiar en la universidad y no han estado en la universidad durante mucho tiempo”, dijo Raynes. “Así que depende de nosotros, como miembros de la junta directiva de estudiantes, traer esa perspectiva y recordarles siempre que es diferente hoy en día”.

Raynes dijo que un regreso seguro al campus, las necesidades básicas y la vivienda son algunos temas en los que la perspectiva de los estudiantes es esencial para garantizar una gobernanza eficaz por parte de las juntas estatales. Como estudiante durante la pandemia, dijo que era fundamental compartir su propia experiencia frente a la inseguridad de la vivienda con los regentes y administradores como Blanchard.

“Se puede ver en su rostro, que mi historia, mi testimonio, marcó la diferencia con él”, dijo sobre Blanchard. 

Blanchard dijo que recordaba claramente la historia de Raynes y que la información de estudiantes como ella es vital al elaborar el presupuesto anual del sistema. El presupuesto estatal 2021-22 asigna $15 millones a la CSU para expandir su programa de necesidades básicas. 

Defensores estudiantiles en colegios comunitarios de California esperan que los cambios a nivel estatal establezcan el escenario para expandir el poder de los estudiantes a lo largo de los 73 distritos de colegios comunitarios locales del sistema también.

Antes de servir como regente de estudiantes de la UC, Zaragoza fue miembro de California Community Colleges Board of Governors. Allí participó en los esfuerzos continuos para ampliar el poder electoral de estudiantes a nivel local, donde se toman muchas decisiones sobre las operaciones diarias de los colegios. Actualmente, cada distrito varía en la opinión de los estudiantes, aunque se requiere que todos incluyan uno o más estudiantes miembros sin derecho a voto.

El proyecto de ley AB-1216, escrito por Asambleísta Rudy Salas, un demócrata de Bakersfield, crearía un grupo de trabajo para estudiar si establecer un estándar estatal para poderes a estudiantes a nivel de distrito de colegios comunitarios. También está pendiente en el Appropriations Committee

“Es muy interesante que en lugar que los colegios comunitarios locales estén centrados en los estudiantes y luego la gran junta estatal jerárquica esté más, supongo, separada de los estudiantes, es al revés”, dijo Zaragoza.

Matthew Reagan es un pasante en el CalMatters College Journalism Network, una colaboración entre CalMatters y estudiantes periodistas de todo California. Esta historia y otra cobertura de educación superior son apoyadas por College Futures Foundation.

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.