Newsom propone expandir el Estímulo Golden State a la clase media

Jackie Botts
CalMatters
El gobernador Gavin Newsom anunció un superávit presupuestario además de nuevos cheques de estímulo, devoluciones de impuestos y alivio adicional de alquiler para los californianos el lunes 10 de mayo de 2021. Aquí se ve en una rueda de prensa en Stockton el 14 de abril de 2021.

Al comienzo de la pandemia hace un año, la noticia de hoy hubiera parecido inimaginable: el Estado Dorado tiene un superávit presupuestario tan grande que está considerando otorgar cheques de estímulo de $600 a los hogares de California que ganan hasta $75,000, pagando el alquiler atrasado de inquilinos afectados por COVID y ayudando a millones de residentes a ponerse al día con sus facturas de agua y electricidad. 

“California no solo ha regresado, California está rugiendo”, dijo hoy el gobernador Gavin Newsom al anunciar un enorme superávit de $75.7 mil millones que le permite proponer lo que, según él, es la mayor devolución de impuestos estatales en la historia de Estados Unidos.

Enfrentando una línea de retadores republicanos en una elección revocatoria, el gobernador demócrata en su primer mandato aprovechó la oportunidad para mostrar la buena suerte presupuestaria de California al iniciar una gira por todo el estado antes de una actualización presupuestaria formal el viernes. Anunciado como un plan de regreso de California de $100 mil millones, la administración de Newsom puede aprovechar $26 millones en fondos de ayuda federal, así como una ganancia inesperada de los residentes más ricos de California que han visto aumentar su riqueza durante la pandemia, incluso cuando el virus ha causado estragos en las vidas y los medios de subsistencia de millones de californianos con salarios bajos.

En una conferencia de prensa en el vecindario de Fruitvale en Oakland, Newsom anunció una expansión de $11.9 mil millones de su programa Estímulo Golden State para enviar pagos únicos de $600 a los californianos, $5.2 mil millones para ayudar a los inquilinos de bajos ingresos a permanecer alojados, $2 mil millones para ayudar a los californianos a pagar facturas atrasadas de agua y servicios públicos, y $1 mil millones en becas universitarias para ayudar a los trabajadores cuyos trabajos han sido diezmados por la pandemia a encontrar trabajos mejor pagados.

El resto de la propuesta de ayuda abordará “cinco de los desafíos más obstinados del estado”, según su oficina. Los legisladores tienen hasta el 15 de junio para negociar un presupuesto final.

“Estoy muy orgullosa de ser un estado que refleja el tipo de valores que reconoce que tanta gente resultó desproporcionadamente afectada por esta pandemia”, dijo la senadora Nancy Skinner, una demócrata de Oakland que lidera el comité de presupuesto del Senado. 

El demócrata de San Francisco en al Asamblea Phil Ting

Su homólogo en la Asamblea, el demócrata de San Francisco Phil Ting, agregó: “Esta es una oportunidad para construir la California, no del próximo año, sino realmente, de los próximos 100 años”.

Buen tiempo

Para Newsom, que se enfrenta a unas elecciones de destitución casi seguras a finales de este año, es un momento políticamente fortuito para tener decenas de miles de millones de dólares en golosinas para esparcir por todo el estado. Eso es particularmente cierto en el caso de los pagos de estímulo, que, de ser aprobados por la Legislatura, probablemente terminarían en los buzones de los contribuyentes en el otoño, casi al mismo tiempo que las boletas de la elección revocatoria. 

El plan de ayuda de Newsom se produce cuando los nuevos datos de empleo pintan un panorama mixto de la recuperación económica de California. A pesar de un repunte en la reapertura y contratación de empresas, el estado todavía tenía 1,5 millones de puestos de trabajo menos en marzo que en febrero de 2020, y los trabajos con salarios más bajos fueron los más afectados, según un análisis del Centro de Políticas y Presupuesto de California. Las altas tasas de desempleo continúan afectando de manera desproporcionada a los californianos negros y latinos, especialmente a las mujeres.

Newsom esquivó una pregunta sobre los motivos políticos detrás de sus nuevas propuestas de gasto en la conferencia de prensa, pero sus oponentes republicanos se apresuraron a establecer la conexión. “No se puede comprar a los californianos”, dijo el candidato republicano a gobernador John Cox en un comunicado de prensa. “Los californianos necesitan una desgravación fiscal real y permanente, no solo cheques de estímulo únicos”, agregó el ex alcalde de San Diego Kevin Faulconer, otro republicano que desafió al gobernador.

El candidato republicano a gobernador John Cox

Newsom continuó afirmando sus planes de reabrir California el 15 de junio si el estado continúa su tendencia de vacunación. La tasa de positividad del coronavirus en siete días de California ha caído por debajo de 1%, la más baja desde el inicio de la pandemia, anunció. Hasta ahora, 62% de todos los californianos mayores de 16 años habían recibido al menos una dosis de vacuna. 

Expandiendo el Estímulo Golden State 

Newsom propone enviar reembolsos de impuestos de $600 a los hogares de California que ganan hasta $75,000 en ingresos brutos ajustados por año. Un $500 adicional se destinará a familias con niños u otros dependientes, así como a familias indocumentadas. Newsom dijo que 78% de los contribuyentes de California recibirían en última instancia un pago de estímulo.

Es una expansión significativa del programa Estímulo Golden State de $3.800 millones que Newsom autorizó en febrero, que envía pagos únicos de $600 a los californianos que ganan menos de $30,000 por año, más $600 adicional para contribuyentes indocumentados. También autorizó subvenciones de $600 para familias de CalWORKS y personas ancianas, ciegas y discapacitadas que reciben Seguridad de Ingreso Suplementario o el Programa de Asistencia en Efectivo del estado para inmigrantes.

Millones de californianos ya se han beneficiado de la primera ronda de pagos. De los 5.7 millones de personas que el estado cree que son elegibles, a la fecha el estado había recibido declaraciones de impuestos de aproximadamente 3.3 millones de personas elegibles, incluidos casi 470,000 trabajadores indocumentados que declaran impuestos. La agencia tributaria estatal ha enviado 2.5 millones de pagos por un valor de $1.6 mil millones, y hay más pendientes.

La segunda ronda de pagos propuesta por Newsom marca un cambio en la estrategia. La primera ronda de pagos se dirigió a los trabajadores más necesitados, mientras que esto se centraría en los trabajadores con salarios más altos y sus hijos. 

“La clase media se ha visto muy afectada por esta pandemia. Han sido exprimidos en todo el espectro”, dijo Newsom, quien ofreció su conferencia de prensa desde The Unity Council, una organización sin fines de lucro que ayuda a los trabajadores y las familias en Oakland. “Las mujeres, en particular, se han visto afectadas de manera desproporcionada por esta pandemia y es por eso que estamos … proporcionando $500 adicional para apoyar a las familias con niños”. 

Las personas que recibieron la primera ronda de pagos no son elegibles para la segunda, según una hoja informativa que entregó la oficina del gobernador en la conferencia de prensa. No está claro qué tan pronto se enviarán los pagos.

Los defensores de las personas de bajos ingresos y los inmigrantes han señalado problemas con el envío de dinero a través del sistema fiscal. Aproximadamente la mitad de los inmigrantes indocumentados no presentan impuestos, según estimaciones de la Oficina del Analista Legislativo no partidista. Además, millones de californianos no están obligados a declarar impuestos porque ganan muy poco, por lo que no lo hacen.

En las próximas semanas, una coalición de defensores de la red de seguridad impulsará cheques de ayuda mucho más grandes para los inmigrantes indocumentados, especialmente aquellos que no presentan impuestos, en este programa ampliado de Estímulo de Golden State, dijo Anna Hasselblad, directora de políticas públicas de United Ways of California. Los inmigrantes indocumentados se han quedado fuera de los cheques de estímulo federal y los beneficios por desempleo.

“Esto no es una cosa de caridad. Es una solidaridad con una comunidad que ha sido excluida”, dijo Hasselblad.

Ayuda para pagar el alquiler, los servicios públicos y la factura del agua 

Los detalles siguen siendo escasos sobre las propuestas de Newsom para ayudar a los californianos a pagar la deuda de alquiler, facturas de agua y pagos de electricidad.

La moratoria de desalojo del estado expira el 30 de junio, lo que aumenta las apuestas para la nueva propuesta de alivio de alquiler de Newsom. La mitad de los $5.2 mil millones que anunció hoy ya se asignó al alivio de la renta en enero, y se ha ido extendiendo lentamente a propietarios e inquilinos como parte de la Ley de Alivio para Inquilinos COVID-19. La segunda mitad de los fondos también provendrá del gobierno federal, según el Departamento de Finanzas del estado. 

El primer conjunto de fondos vino con una serie de estipulaciones establecidas por la ley estatal, incluido que el dinero cubriría 80% de alquiler atrasado y los propietarios perdonarían el 20% restante. Si el propietario optaba por no participar en el programa, los inquilinos serían elegibles para solo una cuarta parte del alquiler atrasado.

En informes anteriores, CalMatters descubrió que el programa excluía a muchos inquilinos que obtenían préstamos a través de tarjetas de crédito, amigos u otros prestamistas. Los fondos también se asignaron según el tamaño de la población bruta, en lugar de la población de inquilinos de bajos ingresos como esperaban los defensores, lo que dejó a las ciudades con una alta proporción de inquilinos como Los Ángeles con fondos insuficientes.

Aún está en el aire quién calificará para los $2.6 mil millones adicionales en alivio de alquiler y cómo lo obtendrán bajo la propuesta de Newsom. Newsom sugirió que el nuevo plan acabará con el acuerdo 80%, optando en su lugar por reembolsar a los inquilinos 100% del alquiler atrasado que deben.

La propuesta de Newsom de dedicar $2 mil millones para ayudar a pagar las facturas de servicios públicos sigue el informe de CalMatters de que al menos 1.6 millones de hogares tenían una deuda de agua que ascendía a $1 mil millones y el estado estima que los californianos deben otros $1 mil millones en pagos atrasados de gas y electricidad.

Actualizado para aclarar que el umbral de ingresos de $75,000 es por hogar, no por contribuyente, según el Departamento de Finanzas.

Los reporteros de CalMatters Ben Christopher y Manuela Tobias contribuyeron a este informe.

Este artículo es parte de California Divide, una colaboración entre redacciones que examina la desigualdad de ingresos y la supervivencia económica en California.

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.