Aumento presupuestal de un millón de dólares aprobado para la policía de Salinas

Angelica Cabral
Salinas Californian
Un patrulla de la policía de Salinas se estaciona frente a una escena de homicidio.

El presupuesto del Departamento de Policía de Salinas aumentará en más de $1 millón durante los próximos tres años, a pesar de la oposición de los miembros del consejo de la ciudad y el público. 

Con una votación de 5-2, el Consejo Municipal de Salinas aprobó el aumento presupuestario de $1,7 millones. Los regidores Orlando Osornio y Tony Barrera votaron no. 

"Nos gustaría agradecer a la ciudad de Salinas, Steve Carrigan, la alcaldesa Craig y el cabildo municipal", dijo Rubén Sánchez, presidente de la Asociación de Oficiales de Policía. "Finalmente sentimos que esto retendrá ... oficiales".   

El dinero se utilizará para una variedad de gastos, incluidos salarios y modificaciones en el pago de vacaciones. 

La votación se produjo después de una larga discusión sobre el aumento del presupuesto y las consecuencias de rechazarlo. Incluso si los regidores no estaban de acuerdo con el aumento presupuestario, se enfrentaban a la posibilidad de una ley si no se aprobaba.  

Si el consejo votase en contra del incremento, estarían contra la Ley Meyers-Milias-Brown, de acuerdo con los abogados en la asamblea. La ley "rige las relaciones entre los trabajadores y la administración en las áreas de empleo del gobierno" y requiere que el gobierno como empleadores negocie de buena fe con los sindicatos, de acuerdo con el escritor en materia legal Grant Atkinson.     

Debido a que la policía y los funcionarios de la ciudad acordaron el aumento presupuestario en febrero, de no aprobarlo pudo haber sido una violación de la buena fe de esa negociación inicial. 

Osornio preguntó si la ciudad consideró hacer el acuerdo durante las discusiones sobre el presupuesto anual, que están programadas para comenzar este mes.   

Donna Williamson, abogada de la firma Liebert Cassidy Whitmore, dijo que la opción de convenio se activó cuando las negociaciones comenzaron en noviembre, requiriendo que procedieran hasta la conclusión del proceso, sin demora.   

Varios ciudadanos hablaron en contra del presupuesto durante los comentarios públicos, incluido un profesor de la Universidad Hartnell identificado como "River".  

“Nosotros, como ciudadanos, ni siquiera sabemos lo que hay en este documento”, dijo River. "No estoy seguro de si eso es una práctica estándar o no, pero realmente no debería ser la práctica estándar que estas negociaciones se realicen a puerta cerrada y luego se aprueben sin ningún aporte del público". 

El regidor Anthony Rocha, quien votó a favor, reconoció que no era el contrato que le hubiera gustado ver.

"Anthony Rocha no gana todas las discusiones", dijo.  

La regidora Carla González también votó a favor y señaló que su buzón de correo estaba repleto de mensajes sobre el tema. Pidió a los ciudadanos que siguieran presionando, enviando correos electrónicos y llamando. 

“Quiero alentar a nuestros residentes a indagar en todas las partes del presupuesto policial, no solo este contrato en particular”, dijo. "Espero con interés las reuniones comunitarias de descripción general del presupuesto ... donde nuestros residentes tendrán la oportunidad de dictar y expresar lo que quieren que sean las prioridades presupuestarias de nuestra ciudad".

Una encuesta sobre las prioridades presupuestarias está disponible en línea. 

Angelica Cabral es una periodista multimedia de The Californian. Envíe un mensaje de correo electrónico a acabral@gannett.com. Suscríbase para apoyar al periodismo local.