Biden anuncia procedimiento para ciudadanía y prórroga para deportaciones

Angelica Cabral
Salinas Californian

El presidente Joe Biden anunció su plan para emitir una nueva iniciativa de ley de inmigración, que incluye la propuesta de un procedimiento con duración de ocho años para que inmigrantes indocumentados puedan obtener la ciudadanía. 

Con el anuncio, Biden busca cumplir su promesa de campaña de hacer de la inmigración una prioridad en el “primer día”.

“La inmigración es esencial para lo que somos como nación, nuestros valores fundamentales y nuestras aspiraciones para nuestro futuro. Bajo la Administración de Biden, nunca daremos la espalda a quienes somos o aquello que nos hace únicos y orgullosamente estadounidenses. Estados Unidos merece una política migratoria que refleje nuestros más altos valores como nación”, publicó la campaña Biden-Harris durante el periodo previo a las elecciones en su sitio de internet. 

Trabajadores agrícolas descansan después de recoger fresas el 5 de septiembre de 2020 en Watsonville.

Si la propuesta de ley se aprueba, proporcionaría una manera para que unos 11 millones de inmigrantes se conviertan en ciudadanos. Menos de un día después de la nueva administración, el Departamento de Seguridad Nacional anunció que detendrá las deportaciones durante 100 días.  

De acuerdo a la iniciativa de ley propuesta por Biden, quienes vivan en los Estados Unidos sin estatus legal a partir del primero de enero calificarían para el programa. Se les pondría en consideración para obtener un permiso de residencia después de cinco años de contar con estatus temporal y luego serían elegibles para solicitar la ciudadanía tres años después.  

Esta iniciativa de ley tiene grandes implicaciones para quienes viven en el condado de Monterey. Casi el 30% de la población del condado son inmigrantes, de acuerdo al censo de Estados Unidos. 

Se estima que la iniciativa, titulada Ley de Ciudadanía Estadounidense del 2021, beneficiará a alrededor de un millón de trabajadores agrícolas indocumentados.  

Los trabajadores agrícolas indocumentados serían elegibles para solicitar la residencia legal permanente si han trabajado en el sector agrícola al menos 100 días durante cuatro de los cinco años anteriores, según defensores de los trabajadores agrícolas familiarizados con el plan de Biden. Se les exigirá que pasen una verificación de antecedentes penales.

Esto también podría aplicarse a los “dreamers” y aquellos bajo estatus de protección temporal (TPS por sus siglas en inglés). 

Se espera que la iniciativa de ley establezca un procedimiento de tres años hacia la ciudadanía para los trabajadores agrícolas, así como para los beneficiarios de DACA y TPS, según Carl Bergquist, quien brinda asesoría legal y política para la Coalición por los Derechos Humanos de Inmigrantes, una organización con sede en Los Ángeles, enfocada en mejorar y promover la justicia e inclusión de los inmigrantes. 

Leydy Rangel, especialista en comunicación con la Fundación Campesinos Unidos, dijo que los trabajadores agrícolas son trabajadores esenciales que se han ganado el derecho a vivir en este país con estatus legal. 

"Definitivamente estamos eufóricos de que el primer día el presidente Biden haya elegido honrar a los trabajadores agrícolas brindándoles una vía hacia la ciudadanía", dijo. "Definitivamente es hora de que los trabajadores agrícolas eliminen el miedo a la deportación".  

Rangel dijo que esta nueva propuesta de ley de inmigración no tiene precedentes en varios sentidos.

Los trabajadores agrícolas cargan carretillas, mientras caminan hacia una sección de los campos de fresas en Watsonville, California. En septiembre de 2020.

La iniciativa también incluye disposiciones a la Ley de Equidad para los Trabajadores Agrícolas, que la Vicepresidenta Kamala Harris presentó como senadora de California durante la legislatura del Congreso 2019-2020. La propuesta de ley de Harris requería que los empleadores proporcionaran pagos por horas extra a los trabajadores agrícolas.

Harris, la hija de dos inmigrantes, dio a conocer un plan similar al de Biden cuando todavía estaba en las primarias demócratas. Su plan, según lo informado por CNN en ese momento, habría expandido el uso de programas de inmigración de acción diferida y habría utilizado la acción ejecutiva para ofrecer un camino a la ciudadanía.

Esto no está muy lejos de lo que ha propuesto Biden. 

“Es una forma más inteligente y humana de abordar la inmigración”, dijo Harris a Univisión la semana pasada, al adelantar su nuevo plan.  

La periodista Rebecca Plevin contribuyó a a esta historia.

Angelica Cabral es una periodista multimedia de The Californian. Envíe un mensaje de correo electrónico a acabral@gannett.com. Suscríbase para apoyar al periodismo local.