SUBSCRIBE NOW
to get home delivery

La biblioteca de Castroville ofrece clases de naturalización, asistencia con la solicitud DACA

Angelaydet Rocha
Salinas Californian
Héctor López, a la derecha, permanece sentado durante su ceremonia de naturalización para recibir la ciudadanía estadounidense mientras su hijo, Christopher, esta junto a él en Gonzales, California, el 5 de septiembre de 2019.

La pandemia trajo muchos desafíos a los programas de servicio público en todo el país.

Algunos de estos programas y recursos todavía están prosperando y dando el ejemplo, incluyendo el programa de ciudadanía.

Programa de ciudadanía

Desde el cierre de todo el estado, la biblioteca Andy Ausonio Library en Castroville continúa ofreciendo su programa de ciudadanía.   

El programa fue iniciado en 2010 por Sally Childs, asistente de biblioteca y coordinadora del centro de tareas. El programa ofrece clases, ayuda con trámites de ciudadanía, tutoría para exámenes y práctica de entrevistas. 

La clase de ciudadanía estadounidense se reúne de forma virtual y en persona. El aprendizaje presencial se lleva a cabo afuera de la biblioteca para practicar entrevistas y siguiendo protocolos de distanciamiento social. 

“No sólo necesitan saber las 128 preguntas. Ese concepto es erróneo; que si conoces las 128 preguntas es oficial. Si sabes tu información personal vas a pasar “, dijo Luis Arreguín, NMCUSD instructor de ciudadanía estadounidense. “Necesitan demostrar que tienen habilidades básicas de conversación en inglés. Cuando se encuentran con el oficial en la sala de espera, ese es el momento en que el oficial comienza a evaluar las habilidades en inglés del aplicante". 

El programa no sólo atiende a estudiantes de todas las edades, sino que los estudiantes provienen de todo el condado de Monterey.

Todos los documentos y la asistencia para completar la Solicitud N-400 Solicitud N-400 para la naturalización en los EE.UU. 

son gratuitos. El costo de la solicitud es de $640, más $85 por el examen biométrico, suma en total $725.    

Los solicitantes que opten por contratar a un abogado probablemente terminarán pagando más dinero en honorarios del abogado.     

El programa de Castroville produce 25 a 30 nuevos ciudadanos por año, de acuerdo a Arreguín.

Algunos residentes esperan más tiempo porque carecen de buen inglés, pero Arreguín anima a aquellos que quieran convertirse en ciudadanos de los Estados Unidos a aplicar y asistir al programa en Castroville. 

“Hay muchos estudiantes en el área que se muestran renuentes a tomar la entrevista en inglés porque sienten que no van a aprobar”, dijo. “Pueden aprobar la entrevista en inglés para obtener su ciudadanía. No necesitan esperar a cumplir 50 años, es mucho tiempo en espera de esta oportunidad”. 

Arreguin le da crédito a Childs por el trabajo que ha realizado. Dijo que está inspirado por su amor a la comunidad y la dedicación a su trabajo.

“Sally Childs, una mujer blanca de esta comunidad, es muy amada (por) estas personas porque ama a nuestra comunidad. Ama a los inmigrantes. Ella ama a las minorías y eso es algo que apreciamos mucho en esta comunidad”, dijo.

Para obtener más información acerca del proceso de inscripción al programa de ciudadanía, contactar a Maximina Cortez, asistente administrativa del distrito escolar del norte del condado de Monterey al (831) 633-4333 ext. 1227. 

Jairo Barba, un posgraduado de la universidad estatal de San Francisco, tiene ocho años como beneficiarios en el programa de Acción Diferida de Llegados en la Infancia (DACA).

Asistencia con la solicitud de DACA 

En julio, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció cambios en el programa de Acción Diferida de Llegados en la Infancia (DACA). Desde el anuncio, ha habido muchas preocupaciones. 

Esos cambios incluyeron el rechazo de todas las solicitudes de DACA por primera vez y, en lugar de tener que presentar una solicitud cada dos años, los beneficiarios debían presentar una solicitud anualmente.  

Pero esos cambios fueron rechazados el 7 de diciembre, luego de que se emitiera una orden de la Corte de Distrito 

de los Estados Unidos a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS). 

Con la confusión latente, Arreguín, quien también es voluntario en el Centro de Recursos para la Familia, espera que los solicitantes y presentes usuarios de DACA lo busquen para ayudarles.   

Él se encontraba trabajando afuera de la biblioteca, pero el clima invernal a veces le impedía trabajar.

Entonces, Arreguin pidió ayuda. 

Diana Jiménez, presidenta de LULAC sección norte del condado de Monterey 

y Noemy Loveless, NMCUSD superintendente asistente de servicios para estudiantes y familias, ayudaron a encontrar una solución. 

Ahora hay un pequeño espacio dentro del Centro de Recursos para la Familia Plaza Castro donde Arreguin puede hablar con aquellos interesados ​​en DACA y sus servicios. 

Está en el centro desde las 10 am hasta el mediodía de lunes a viernes. No se necesitan citas.  

En las últimas dos semanas, ha habido 14 nuevos solicitantes de DACA y una renovación actualmente en proceso, dice Arreguin.   

“La mayoría de los solicitantes de DACA en esta área son un tipo diferente de Dreamer, no son los Dreamers que ves en la televisión", dijo. "Dreamers" se refiere a inmigrantes que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños.

“Son personas que trabajan en el campo. Cumplen con la mayoría de los requisitos para obtener el estatus DACA y lo que necesitan es educación. Muchos de ellos sólo terminaron algunos años de escuela en México. Afortunadamente, el distrito escolar abrió la clase de GED para que comenzaran a aprender. 

Cristal González, una residente de San Juan Bautista, participa en el 2017 en una demostración en Salinas para apoyar el programa de Acción Diferida de Llegados en la Infancia (DACA).

“Ellos también merecen esta oportunidad”, dijo. 

Para obtener más información sobre asistencia con DACA, llamen al voluntario Luis Arreguín (831) 595-1740 o visiten el Centro de Recursos para la Familia Plaza Castro.