SUBSCRIBE NOW
to get home delivery

Aumenta el apoyo para Trump entre los delegados republicanos del 20° distrito electoral

Angelica Cabral
El Sol de Salinas

Donald Trump hizo historia en 2016 al ser la primera persona en ganar la presidencia sin haber ocupado un cargo público antes ni haber servido en el ejército. 

“Juntos, llevaremos a nuestro partido de nuevo a la Casa Blanca, y dirigiremos a nuestro país de vuelta hacia la seguridad, la prosperidad y la paz”, dijo Trump cuando aceptó su nominación en la Convención Nacional Republicana 2016. “Seremos un país de generosidad y calidez. Pero también seremos un país de leyes y orden”.

No habrá pompa y circunstancia este año para la Convención Nacional Republicana. No obstante, se hará una nominación oficial, casi seguro de Donald Trump, ya que no hubo alguien que lo retara.

El comentarista de radio, Joe Walsh, un conservador, hizo el intento, pero desistió en febrero, mientras que Mark Sanford, el exgobernador de Carolina del Sur, probó suerte antes de salir de la contienda en noviembre. 

La convención se llevará a cabo el 24 al 27 de agosto en Jacksonville, Florida, aunque supuestamente se realizaría en Charlotte, N.C. El partido está presentando la misma plataforma que en 2016. Para elegir delegados, las votaciones ya se están llevando a cabo. 

Hay tres delegados de cada distrito electoral. El condado de Monterey y el condado de San Benito están ubicados en el 20° distrito electoral de California. 

Dos de los delegados del 20° distrito electoral son Paul Bruno y Rob Bernosky, quienes otorgarán su voto de delegados a Donald Trump, el virtual candidato. 

“Algo que sí me gusta del presidente es que es independiente”, dijo Bruno, quien también fue un delegado que apoyó a John McCain. “Muchas veces, los candidatos se ven forzados a recibir asesoría de donadores y cosas por el estilo, y este presidente no se ve influenciado por los donadores”.

Bruno se ha mantenido activo en el Partido Republicano durante años, incluyendo sus servicios cono funcionario dentro del Partido Republicano del Condado de Monterey durante 19 años. Dijo que, para ser delegado, uno debe presentar una solicitud, aunque a veces se les pide participar específicamente a los miembros del partido que estén activos. 

Anitra Mireles, de 44 años y residente de Prunedale, ondea una bandera de Make America Great Again de Donald Trump el martes, en el paso superior de Crazy Horse Road sobre la Autopista 101 en Prunedale. Ella y otras personas se reunieron para celebrar el inminente anuncio de su campaña de reelección 2020.

“En general, eventualmente surgen dentro de ciertos círculos los nombres de las personas que han estado activas en el proceso de operaciones del Partido Republicano y también de quienes han participado en la campaña”, dijo Bruno. “Ellos tratan de obtener una amplia variedad de personas en todo el estado... que generalmente hayan estado activos y apoyando”. 

Con respecto a la convención, ya se está emitiendo el voto a distancia, pero Bruno dijo que todavía hay mucho en el aire. 

“Me enorgullece ser un delegado y realmente extraño la idea de ir a la convención”, expresó. “Las convenciones son eventos increíbles, muy emocionantes y es muy triste que ambos partidos no vayan a poder llevar a cabo sus convenciones”.

Rob Bernosky, de los republicanos del condado de San Benito es otro simpatizante de Trump, quien ha ocupado varios puestos dentro del Partido Republicano local. Es ex presidente del consejo del Partido Republicano de San Benito, vicepresidente regional del Partido Republicano de California y ha sido delegado de la Convención Nacional Republicana desde 2016. 

“Estos son tiempos que ni ustedes ni yo habíamos visto en nuestras vidas, por lo que son muy poco comunes. Estoy muy decepcionado de que no participaremos en persona, aunque entiendo por qué”, dijo. “Pienso que a la gente se le olvida que cuando uno asiste a una convención nacional para nominar a un presidente, uno participa para hacer historia”.

Si a Trump le tocara un segundo mandato, él espera ver una recuperación de la economía. 

Lisa King, de Salinas, y Anitra Mireles, de 44 años y residente de Prunedale, se unieron alrededor de una docena de personas el día martes en el paso superior de Crazy Horse Road sobre la Autopista 101. Se reunieron para apoyar la campaña de reelección del presidente Donald Trump.

“La gente que trabaja y tiene la dignidad de un empleo y no depende de programas gubernamentales en su día a día, simplemente conforma un mejor Estados Unidos”, expresó Bernosky.