SUBSCRIBE NOW
to get home delivery

Ante el repunte de COVID-19 California pide al condado de Monterey el cierre de bares y servicios

Joe Szydlowski
El Sol de Salinas

El condado de Monterey da marcha atrás a su reapertura tras de publicarse cifras preocupantes de COVID-19 durante tres días, anunciaron funcionarios estatales el 6 de julio.

El gobernador Gavin Newsom indicó en un tuit que el condado de Monterey y otros cinco condados deben cerrar las operaciones en interiores de: 

  • Restaurantes
  • Bodegas vinícolas
  • Cines
  • Zoológicos 
  • Museos
  • Salones de juegos

Los bares deben cerrar en su totalidad. Este lunes pasado, el gobernador extendió esa orden a todo California.

El anuncio del 6 de julio se dio mientras el funcionario de salud del condado de Monterey, Ed Moreno, realizaba una conferencia de prensa virtual quincenal.  

Dijo que tendría que consultar con los funcionarios de sanidad estatal la información específica sobre cómo y cuándo se implementarían los cierres. 

Desde entonces, el departamento de salud pública del condado informó que las restricciones entraron en vigor el 8 de julio.

Moreno reconoció que no le habían informado sobre el anuncio antes del tuit del gobernador, pero que al departamento de salud del condado ya le “preocupaba que estuviéramos en la lista de vigilancia”, comentó.

“Hemos estado en comunicación con el Departamento de Salud Pública. Escuchar esto no es una sorpresa”, dijo Moreno. 

Mitchel Tritt, asistente clínico del Salinas Valley Memorial Hospital espera a un auto que acaba de finalizar la primera parte del monitoreo de COVID-19 en un operativo vehicular.

El estado estableció normas de fondo para reducir la propagación del nuevo coronavirus y permitir que los condados tomen medidas más estrictas. También ha permitido que los condados se muevan con mayor rapidez, siempre y cuando mantengan controlado el aumento de casos de COVID-19, según lo determinan seis estadísticas. 

Los condados donde las cifras se elevaran por encima de determinados niveles durante tres o más días, corrían el riesgo de dar marcha atrás sus reaperturas. 

El 3 de julio, se agregó al condado de Monterey a la lista de vigilancia de estadísticas del coronavirus:

El promedio de siete días de la cantidad de pruebas diarias por cada 100,000 personas debe ser superior a 150. El condado de Monterey tiene 150.6, aunque previamente la cifra había estado en 131.

La tasa de casos en 14 días por cada 100,000 personas debe ser inferior a 100. La tasa del condado de Monterey es de 112.3.

El promedio de siete días del porcentaje de pruebas que resulten positivas, según el estado, cualquier condado que reporte más del 8 % con una tasa de casos superior a 25 se considera demasiado alto.  El 3 de julio, en el condado de Monterey, el porcentaje de pruebas positivas estaba por debajo de ese nivel, pero el 6 de julio fue de 8.1 % con la tasa de casos indicada arriba.

La tasa de variación en hospitalizaciones por COVID-19 durante tres días debe ser menor al 10 %. Fue de 79.2 % para el condado de Monterey, pero desde entonces ha disminuido.

El porcentaje de camas de unidad de cuidados intensivos disponibles debe ser mayor que 20 %. El condado de Monterey cumple con este nivel. 

El porcentaje de respiradores disponibles debe ser mayor que 25 %. El condado de Monterey cumple con esta meta. 

El cierre dura un mínimo de tres semanas. 

Hasta el 6 de julio, el condado de Monterey tenía 2,151 casos confirmados, una variación de más o menos 87 desde el informe anterior. Quince personas fallecieron. 

Las personas que dieron positivo por COVID-19 siguen siendo predominantemente adultos jóvenes, latinos y provenientes de Salinas y South County.

Moreno citó que la reapertura de los negocios es una fuerza aceleradora, al igual que lo fueron el Día de la Madre y el Día de los Caídos. 

Los días feriados propiciaron que la infección tuviera más oportunidades para propagarse, y que también se propagará rápidamente entre las familias de las personas contagiadas si no se cuida el aislamiento de los infectados. 

El coronavirus también sigue infectando a personas en todos los sectores, pero la industria agrícola se ha visto particularmente afectada, dijo Moreno.  

Sin embargo, algunas de las cifras del condado indicaban buenas noticias, explicó Moreno. El condado de Monterey ha registrado 149 hospitalizaciones desde que empezó a reportar estadísticas. 

“Nuestros hospitales no están cerca de su capacidad máxima como algunos de los otros hospitales en otros condados”, comentó.  

Joe Szydlowski es un periodista multimedia de The Californian que escribe acerca del gobierno, crimen y canabis. Te puedes comunicar con el por medio de Twitter al @JoeSzyd_Salinas o al 235-2360. Apoye el periodismo de The Californian: https://bit.ly/2Qo298J