CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El gobernador Gavin Newsom dijo el miércoles que los bares debían cerrar y que tenían que detenerse las operaciones en interiores en ciertos sectores comerciales, incluidos restaurantes, bodegas, cines, zoológicos, museos y establecimientos de juegos de mesa para poder mitigar la propagación del coronavirus antes del fin de semana del 4 de julio. El decreto entra en vigor de inmediato y el gobernador Newsom espera que dure al menos tres semanas.

“Esto no significa que los restaurantes cierran”, dijo el gobernador. “Significa que estamos tratando de que ciertas actividades, tantas como podamos, estas actividades mixtas, se realicen al aire libre, lo cual es una manera de mitigar la propagación de este virus”.

El decreto aplica a los 19 condados que han estado en la lista de monitoreo del estado durante al menos tres días consecutivos. 

El gobernador Newsom dijo que los cierres se concentrarán en las operaciones bajo techo, las cuales han estado abiertas durante varias semanas. Algunos de los sectores afectados, como los cines, boliches y centros de juegos de arcade, pudieron abrir hace menos de tres semanas. Los restaurantes pudieron abrir sus espacios bajo techo durante el fin de semana del Día de los Caídos. 

“Brigadas de supervisión” harán cumplir los decretos estatales

Además, se cerrarán los estacionamientos de playa estatales en el sur de California y el Área de la Bahía, aunque el gobernador Newsom no está decretando su cierre para el fin de semana del 4 de julio. El estado decretó que las playas cierren en los condados donde los funcionarios locales ya lo habían hecho.

En días recientes, el gobernador advirtió a los residentes no bajar la guardia respecto a los protocolos de salud pública, como el uso de cubrebocas y el distanciamiento social, especialmente en reuniones familiares, anticipándose al festejo del 4 de julio. Es “un fin de semana que ha preocupado mucho a nuestros funcionarios de salud”, dijo el miércoles. Por lo tanto, está exhortando a los condados para que cancelen los espectáculos de fuegos artificiales y digan a sus residentes que eviten las reuniones con personas que no vivan en su hogar. 

“El patriotismo, al menos en un ambiente con COVID-19, se puede expresar en forma un poco diferente, considerando nuevamente nuestra independencia frente a la COVID-19”, dijo el gobernador Newsom. “Eso debe hacerse con condiciones y consideraciones sobre el uso de mascarillas y cubrebocas, y asegurarse de guardar una distancia física”.

Mientras varios casinos tribales siguen abiertos, el gobernador Newsom dijo que el estado “está sosteniendo conversaciones profundas y hará públicos los frutos de esos esfuerzos para, al menos, adquirir una comprensión entre socios en nuestras naciones indígenas soberanas y el estado de California”. 

Morongo Casino Resort anunció el domingo que su sala de póker, la cual originalmente iba a reabrir el 29 de junio, seguiría cerrada “hasta nuevo aviso”.

“El póker es un juego de mucho contacto; muchas manos tocan las cartas y las fichas”, dijo el casino en Facebook. “Tomando en cuenta nuestras principales prioridades, vamos a darnos un tiempo adicional antes de volver a abrir para poder asegurarnos de poder minimizar el riesgo de exposición a la COVID-19 entre nuestros jugadores”.

Fantasy Springs Resort Casino en Indio planeó permanecer abierto durante el fin de semana festivo y realizar un evento con “reembolso del 100 %”, donde los jugadores puedan recuperar todas sus pérdidas en las máquinas tragamonedas, tanto para el 4 como el 5 de julio, con algunas condiciones. 

“Fantasy Springs les recuerda a sus huéspedes que usen cubrebocas, practiquen el distanciamiento social y siempre jueguen pensando en su seguridad”, agregó el casino en una publicación de Facebook acerca del evento.

El gobernador Newsom anunció el miércoles el lanzamiento de “brigadas de supervisión” que serán responsables de detectar los lugares de trabajo que no cumplan el decreto, y estarán compuestas por representantes de agencias estatales que trabajarán en conjunto con los departamentos de salud locales. Dijo que van a enfocarse en los lugares de trabajo que hayan cometido múltiples abusos y tenido muchas quejas.

No solo se trata de usar cubrebocas, agregó el gobernador, sino de la salud y la seguridad en los lugares de trabajo. 

“Un trabajador esencial no debería tener que poner en riesgo la vida para ir a trabajar”, dijo el gobernador Newsom.

El gobernador mencionó que las medidas de cumplimiento iniciarán con educación, y exigirán el cumplimiento de los códigos y las licencias estatales. El estado también examinará respuestas normativas y fiscales, comentó, incluida la retención de la asignación estatal de $2,500 millones a los condados que no cumplan con las disposiciones de salud.

Cómo llegó California a este punto

Inicialmente, el gobernador Newsom emitió un decreto de no salir de casa a mediados de marzo, por el cual se cerraron todos los servicios, excepto los esenciales. Conforme la curva de casos de coronavirus se aplanaba, más sectores de comercio y servicio adquirieron el permiso de reabrir en mayo y durante junio, en los condados que informaban que tenían al virus bajo control, así como un plan establecido para controlar cualquier alza en el número de contagios. 

Aunque los funcionarios de salud pública esperaban que los casos aumentaran por la reapertura, los fuertes incrementos en la cantidad de casos en algunos lugares vinieron con una mayor tasa de positividad, es decir, el porcentaje de pruebas que dan positivo, además de la preocupación de la sobrecargar de los sistemas hospitalarios.

El martes, el estado reportó 5,898 nuevos casos de COVID-19 y 110 fallecimientos relacionados con el virus, con una tasa de positividad del 6 % durante los últimos 14 días, dijo el gobernador Newsom. Hace dos semanas, la tasa de positividad del estado era del 4.6 %. 

El martes, el gobernador Newsom se dirigió a los residentes que no están usando cubrebocas al salir de casa. Aunque el estado requiere el uso de mascarillas de acuerdo con un decreto emitido en junio, no todos lo están cumpliendo. Llamó al uso del cubrebocas una señal de carácter y determinación.  

“Es señal de que sí les importan los demás”, dijo el gobernador. “Es señal de que quieren resolver un problema”.

En el condado de Riverside, el segundo más afectado en el estado detrás del condado de Los Angeles, el Dr. Cameron Kaiser, funcionario de salud pública, ya había ordenado que los bares cerraran tras la recomendación del gobernador Newsom. El Dr. Kaiser exhortó a la población a alejarse de las reuniones sociales durante el 4 de julio.

“Por favor, no se reúnan con personas de otros hogares, incluso si piensan que todos gozan de buena salud y, es preferible celebrar la fiesta junto a las personas con las que viven”, dijo el Dr. Kaiser en un comunicado de prensa. “Empezamos a ver más y más casos después del Día de los Caídos y no podemos permitirnos otro repunte después del 4 de julio”.

En el cercano condado de Imperial, donde los casos están aumentando con índices no vistos en ningún otro lugar del estado, los funcionarios han propuesto nuevas restricciones. El plan incluye limitar la operación de las tiendas minoristas no esenciales para que solo den servicio con entrega en una estación de recogida, cerrar parques públicos, y prohibir cualquier reunión no esencial, incluso en el interior de los lugares de culto.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2020/07/09/el-gobernador-newsom-cierra-bares-y-operaciones-restauranteras-en-interiores/5391541002/