LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Mientras la preocupación por la propagación del COVID-19 confina a millones de californianos en sus casas, los residentes sin hogar del condado de Monterey que no pudieron encontrar un lugar donde dormir antes del decreto de no salir de casa del pasado martes, temen por su seguridad.

La ciudad de Salinas, hogar de más de la mitad de los indigentes del condado, está adoptando medidas para evitar que el virus se propague en campamentos y refugios. Sin embargo, la incertidumbre que rodea al coronavirus preocupa a los residentes sin hogar, y sus defensores temen que la asistencia proporcionada no es lo suficientemente enérgica.

En California hay más de 150,000 indigetes, el mayor número en el país. Mientras que al resto de los residentes del estado se les está pidiendo que permanezcan alejados y que se laven con frecuencia las manos, los indigentes sin refugio están viviendo igual que lo hacían antes del brote.

El condado de Monterey es hogar de al menos 2,422 residentes sin hogar, de acuerdo con el Conteo de personas sin hogar de 2019, un censo obligatorio a nivel federal de personas sin hogar para los condados estadounidenses. El número de camas disponibles en albergues en el condado es inferior al número de residentes sin hogar.

El virus se propaga a través de la tos y los estornudos y fácilmente podría extenderse por los campamentos de indigentes donde las personas viven muy cerca unas de otras y la higiene es mala o inexistente.

'Tienen pánico'

“Los refugios están llenos, ¿a dónde se supone que vayan?” Preguntó Linda Chávez, quien vivió junto a las vías del tren y en Chinatown durante 10 años. “Están llenos”. 

Cuando la Sra. Chávez se mudó al desarrollo Moon Gate Plaza de Chinatown en febrero, solo se trasladó a una corta distancia de la tienda que ocupó durante tres años con su prometido. Sigue participando como voluntaria con Downtown Streets Team, ahora como supervisora, y vigila cómo están sus amigos y vecinos, quienes siguen viviendo en las calles. 

Lee esto: Dueños de The Beerded Bean rescatan mercado de antigüedades en centro de Salinas

Desde que se emitió el decreto de no salir de casa, dijo, su miedo solo ha aumentado.

“Tienen pánico”, dijo la Sra. Chávez. “Están muy molestos con la situación. Deben permanecer donde están y no saben qué hacer. Se preocupan porque están allá afuera y es más fácil que se contagien”.

Solo a una cuadra del departamento de un dormitorio de la Sra. Chávez, Marcelino Cortez se queda en forma intermitente en una tienda afuera de Dorothy's Place. Con 73 años, está en un grupo de edad particularmente vulnerable, con riesgo de sufrir complicaciones por el virus si llegara a contagiarse.

El Sr. Cortez dijo que a él y a sus vecinos les preocupa contagiarse del virus, lo cual ha hecho que todos se pongan tensos. Dijo que ha tratado de salir de su tienda lo menos posible durante el decreto de no salir de casa.

No obstante, no siempre puede lograrlo, nos dijo, mientras recolectaba una botella de plástico de una pila junto a las vías del tren.

“Mis hijos no quieren que me quede afuera”, expresó el Sr. Cortez.

Hasta el momento ya hay un fallecimiento confirmado de una persona indigente en California. El gobernador Newsom dijo que la persona murió en el condado de Santa Clara, justo al sur de San Francisco. El gobernador y el departamento de salud del condado no proporcionaron detalles acerca de esta persona.

Lee esto: Oficiales 'indudablemente salvaron vidas' durante tiroteo en Gilroy, fiscalía declara

El gobernador Newsom dijo el pasado miércoles que 60,000 personas sin hogar podrían contagiarse del virus y desbordar los sistemas de atención médica del estado, y anunció el gasto de $150 millones en un esfuerzo para proteger del virus a esa parte de la población.

“Espero que vean la seriedad con la que estamos enfrentando el problema de la indigencia”, dijo el gobernador Newsom.

Dos tercios del dinero irán directamente a los gobiernos locales para usarse en servicios para los indigentes y $50 millones los utilizará el estado para comprar 1,300 remolques caravana y para alquilar habitaciones de hotel que servirán como viviendas de emergencia.

Los remolques caravana se usarán para las personas sin hogar que necesiten aislamiento después de dar positivo para el virus o para aquellas personas que presenten síntomas. California también ha identificado 950 hoteles que podrían alquilar habitaciones a los gobiernos locales para los indigentes.

En Salinas, la directora del Departamento de Desarrollo Comunitario, Megan Hunter, dijo que la ciudad está analizando opciones para garantizar que más personas sin refugio tengan un techo sobre sus cabezas durante el decreto de no salir de casa. 

Esperan abrir el albergue para personas sin hogar de Chinatown el lunes, el cual proporcionaría 15 camas adicionales, al mismo tiempo que se ponen en contacto con hoteles y moteles para encontrar habitaciones disponibles no ocupadas por los trabajadores H-2A que regresan a la ciudad. 

La ciudad también ha reducido las “limpiezas” o redadas en los campamentos de indigentes.

Lee esto: Mitos desacreditados del Coronavirus: ¿Un arma biológica?, ¿una vacuna para vacas?

“Definitivamente estamos conscientes de la vulnerabilidad de la población”, dijo la Sra. Hunter. “No estamos haciendo limpiezas en este momento; las hemos restringido porque somos sensatos en cuanto al tema de desplazar a la gente, pero es un equilibrio cuidadoso porque si dejamos por completo de hacer limpiezas, eso también crearía una situación de inseguridad. 

“Se han reducido algunos servicios de ayuda, por lo que realmente me preocupa cómo podemos equilibrar la seguridad de los trabajadores con el garantizar cierta continuidad en los servicios para las personas sin hogar”, dijo la Sra. Hunter.

“El otro problema es simplemente la capacidad general del sistema de atención médica”, dijo Ray Corpuz, administrador municipal de Salinas. “Cincuenta y seis por ciento de los californianos resultarán afectados en las próximas ocho semanas. Eso dice mucho. Podemos imaginarnos a la población especial de (personas) indigentes tratado de competir por esos recursos con el público en general. Será difícil para todos”.

'La gente no cuenta con agua potable'

“No sé qué sugerirle a aquellas personas que no pueden permanecer en el refugio las 24 horas del día, los 7 días de la semana”, dijo Ken Cusson, director ejecutivo de Victory Mission.

El refugio, como el resto del condado de Monterey, está en cuarentena, por lo que la gente puede salir solo para cosas esenciales, comentó. Esperan que algunas necesidades, como los medicamentos, se puedan entregar.

Es por eso que el refugio solo puede aceptar a aquellos dispuestos a permanecer todo el día, todos los días, durante el decreto de no salir de casa.

“Tenemos que proteger a las personas en el refugio. Podrían entrar en contacto con alguien infectado y luego abandonar el lugar”, dijo el Sr. Cusson. “La infección ocurre muy rápidamente. Uno se contagia y muy rápidamente puede infectar a cuatro o cinco personas; una situación demasiado peligrosa para (permitir que la gente pueda regularmente) abandonar el refugio”.

Dijo que es muy probable que algunos decidan irse cuando empiecen a sentir claustrofobia. Muchas personas se fueron cuando se les indicaron las restricciones.

Pero al Sr. Cusson le preocupa más el refugio para mujeres, el cual abrió sus puertas en febrero. Mientras que el personal del refugio para hombres sin hogar y los hombres en el programa de tratamiento residencial viven en el lugar, este no es el caso para el personal del refugio para mujeres, explicó.

Si se enferman y son puestos en cuarentena, es posible que ese refugio tenga que cerrar temporalmente, dijo.

En Dorothy’s Place, la directora ejecutiva Jill Allen está lidiando con un diferente tipo de problemas. Normalmente, Dorothy’s Place está abierto durante el día, pero no ofrece camas de refugio, dijo la Sra. Allen.

Sin embargo, el decreto de no salir de casa implica que el personal solo puede ofrecer comidas para llevar, dijo. Así que la gente está haciendo más filas; el personal sirvió 300 almuerzos el miércoles, en comparación con los 180 que sirvieron el lunes de la semana pasada, comentó.

“Esto presagia algo más”, expresó. “Podríamos vernos desbordados con mucha facilidad”.

Para ayudar a aquellos en la fila a lavarse las manos, ella propuso agregar cuatro lavamanos sujetos a la pared frontal y conectados al drenaje de Dorothy’s Place, que también proporcionarían agua potable las 24 horas del día, los 7 días de la semana, dijo la Sra. Allen.

Lee esto: Departamento de Policía de Salinas gastó $2M en un sistema de registros que no existe

“Desde el momento en que cerramos a las 6 y la hora en que abrimos a las 7:30, la gente no cuenta con agua potable”, dijo la Sra. Allen.

La ciudad rechazó esa propuesta y en su lugar decidió suministrar a cada campamento estaciones portátiles para lavado de manos. En las estaciones de Chinatown se prestará el servicio todos los días y en los otros campamentos, como el de Sherwood Park y el de las vías del tren, se prestará el servicio cada dos días, dijo la Sra. Hunter. 

“Dorothy’s Place hizo una consulta sobre instalar lavamanos frente a su edificio”, dijo David Jacobs, director de Obras Públicas, en un mensaje de correo electrónico. “Esto planeta preocupaciones con respecto a la responsabilidad legal y al código de construcción”.

Dijo que, si se colocan los lavamanos y sobresalen hacia la acera, eso se convierte en una responsabilidad civil para la ciudad, a menos que el propietario renuncie su derecho de exigir tal responsabilidad. 

“Cualquier cosa que pase (que alguien choque contra los lavamanos, alguien sufra quemaduras, alguien se asfixie) se vuelve un problema para la ciudad”, dijo el Sr. Jacobs. 

En el pasado, la gente se ha robado las estaciones de lavado de manos con dos grifos, dijo la Sra. Allen.

No obstante, la Sra. Hunter dijo que las nuevas estaciones tienen una capacidad de 60 galones, el doble que las que anteriormente fueron proporcionadas a Chinatown. Otras estaciones serán fijadas a los baños portátiles, haciéndolas aún más pesadas. 

Añadió que su oficina debe respetar el código de construcción, y es difícil hacer excepciones de una sola ocasión, especialmente si las cosas invaden la propiedad pública y la propiedad privada. 

“Estamos haciendo todo lo posible para hacer frente a esta emergencia, pero debemos tener cuidado de no violar los códigos que debemos cumplir”, dijo.

Las estaciones también son móviles, por lo que, si la situación cambia, la ubicación de las estaciones se puede reacomodar para adaptarse, comentó la Sra. Hunter. 

A la Sra. Allen le preocupa la frecuencia con la que se rellenarán las estaciones y si será suficiente.

La Sra. Hunter dijo que se rellenarán todos los días. 

Todas las facetas de la vida de las personas

California tiene al menos 870 casos confirmados y 16 fallecimientos, de acuerdo con un recuento realizado por la Johns Hopkins University. Más de 11,900 personas de California se están realizando un automonitoreo después de regresar del extranjero.

Mientras tanto, la pandemia continúa afectando prácticamente cada faceta de la vida de los californianos, con negocios que cierran sus puertas, ya sea porque no fueron considerados “esenciales” según el decreto de no salir de casa o por falta de clientes cuando las calles se convirtieron en pueblos fantasma.

El gobernador Newsom dijo que el estado había recibido 80,000 solicitudes de prestaciones por desempleo el martes, en comparación con la tasa normal de unas 2,000 por día.

El jueves, el gobernador ordenó un decreto de no salir de casa para todo el estado.

Los residentes del condado de Monterey comenzaron a vivir conforme al decreto de no salir de casa el miércoles, tras las órdenes establecidas en el Área de la Bahía a principios de la semana; se les dijo que se quedaran en casa salvo para realizar algunas compras esenciales o por trabajo considerado como crucial, como los servicios de atención médica o de gobierno.

Con prácticamente todos los niños sin clases debido a los cierres, el gobernador Newsom suspendió las pruebas escolares estandarizadas de esta primavera. Y con la economía eliminando puestos de trabajo, eximió de ciertos requisitos de reporte a las empresas que realicen despidos masivos.

El gobernador dijo que casi 99 % de las escuelas K-12 del estado están cerradas y podrían permanecer así durante el resto del ciclo escolar.

Periodistas de la Prensa Asociada Amy Taxin en Santa Ana, Julie Watson en San Diego y John Rogers en Los Angeles contribuyeron a este artículo. John Antczak reporto de Los Angeles.

Kate Cimini es una periodista multimedia de The Californian. Llámela al (831) 776-5137 o envíe un mensaje de correo electrónico a kcimini@thecalifornian.com. Suscríbase para apoyar al periodismo local.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2020/03/25/desamparados-en-el-condado-de-monterey-no-tienen-donde-ir-durante-el-brote-de-coronavirus/2882488001/