LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los oficiales de policía del sur del condado de Monterey comenzaron a tomar cursos de español como una medida para reforzar su labor.

Siete oficiales de policía de Soledad, dirigidos por su jefe de policía Eric Sills, capacitaron durante seis semanas a una docena de oficiales que no hablan español en el Departamento de Policía de Gonzales.

A partir del 24 de enero, la sesión de capacitación incluyó a cinco oficiales de Soledad, seis de Greenfield y uno de Gonzales. El grupo se reunió cada miércoles durante tres horas, hasta que terminaron el curso en febrero.

Sills dijo que llevó el programa de capacitación al Condado de Monterey después de efectuar un programa similar durante el tiempo que pasó en el Departamento de Policía de San José.

Agregó que otro oficial y él se dieron cuenta de la importancia de contar con oficiales que tuvieran un conocimiento mínimo del español para poder comunicarse con la gente durante las llamadas al 911 o en paradas de tráfico, sin tener que acudir a intérpretes.

Debido a las restricciones de tiempo, Sills dijo que solo había incorporado términos comunes y “Spanglish” para facilitar la comprensión de los oficiales. Un método que resultó ser eficaz, dijo Sills, fue dividir las preguntas palabra por palabra, como cuando se pide una fecha de nacimiento número por número.

Los oficiales que saben español pueden ser fundamentales para ayudar en situaciones de emergencia, como cuando se responde a un caso de un niño perdido, agregó.

“Uno no se declara impotente y dice: ‘Necesito a alguien que hable español’ porque no sabe lo que está pasando”, informó. “Es posible que no consigan a alguien que hable español durante 30 minutos. Para entonces, el niño podría estar a cinco cuadras de distancia”.

El curso consistió en diferentes ejercicios y actividades para los oficiales, como la traducción de palabras prácticas que se usan en la vida diaria. Terminó con simulaciones de los oficiales de policía de Soledad, desde llamadas de abuso intrafamiliar hasta paradas rutinarias de tráfico, en las cuales los oficiales tenían que obtener detalles”, dijo Sills.

“Cuando los muchachos se graduaron el último día, quedé muy impresionado con ellos”, agregó. “Avanzaron realmente bien. Por supuesto, muchos de ellos ya habían adquirido estas habilidades, simplemente porque las necesitaban”.

El Capitán Christopher Tyler, del Departamento de Policía de Soledad, quien fue uno de los estudiantes de español, dijo que piensa que el tiempo que pasó en el programa fue exitoso.

“Gracias al programa, ahora me siento más seguro para hablar español, porque mucho de lo que he aprendido acerca del español en el trabajo en los últimos años ha sido un montón de palabras sueltas que no tienen estructura”, informó. “Conocía muchas de las palabras, pero no era bueno para crear frases”.

Tyler agregó que, por razones de seguridad, habría sido benéfico saber más español antes de la capacitación, como cuando le piden a la gente que levante las manos.

“Antes, no habría sabido cómo decir con claridad cosas como ‘suelte eso’ o ‘levante las manos’”, informó. “Simplemente esperas que ellos entiendan lo suficiente cuando les gritas estas cosas”.

Tyler dijo que Sills dio sus lecciones en una forma clara y concisa, y piensa que sus compañeros de clase también aprendieron mucho.

“Al verlos, definitivamente me di cuenta de que estaban abiertos a recibir la información, y tenían capacidad para aprender y retener el español que habían aprendido”, agregó. “Definitivamente puedo decir que salieron de ahí sabiendo más de lo que sabían al comenzar”.

No fue hasta que el departamento, junto con el resto de los departamentos del sur del condado de Monterey, recibió una subvención hace un año y medio para mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad, que surgió la idea de contar con un programa de capacitación en español en Soledad”, dijo Sills.

La subvención para reforzar las relaciones entre las fuerzas de la ley y la comunidad estuvo patrocinada por el Consejo de Correccionales Estatales y de la Comunidad, y se compartió entre Gonzales, Greenfield, King City y Soledad, así como las organizaciones sin fines de lucro asociadas. Sills dijo que la subvención fue por un total de $850,000 dólares, y que cada ciudad recibió $106,000 dólares, con excepción de Gonzales, que recibió más por administrarla.

Agregó que le gustaría mucho dirigir otro programa en el futuro, pero que las ciudades que participaron enviaron a la mayoría de sus oficiales que no hablan español a esta sesión. Una vez que tengan suficientes oficiales, podrían hacerlo de nuevo.

A futuro, los graduados contarán con una guía de referencia rápida para cuando estén haciendo su trabajo, la cual podrán utilizar para expresar frases simples, dijo Sills.

“Solo obtendrán lo que le inviertan”, agregó. “Como les dije a ellos, no hay razón para que se sigan sintiendo impotentes. Aquí hay cosas fundamentales, como términos que pueden salvar la vida en llamadas médicas o simples órdenes para su seguridad”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2018/03/09/toman-clases-de-espanol-policias-del-sur-del-condado-de-monterey/411013002/