LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los bomberos de Salinas, frustrados por su sueldo y por los turnos de tiempo extra que deben cubrir, le presentaron a la ciudad una notificación de arbitraje obligatorio con la esperanza de llegar a un acuerdo en las negociaciones del contrato laboral.

El departamento se ha visto afectado por el exceso de tiempo extra, ya que los bomberos trabajaron 2,082 turnos de tiempo extra en 2017, dijo Josh Hostetter, presidente de la Asociación de Bomberos de Salinas. Estos turnos son de 24 horas, y 846 de ellos fueron obligatorios, agregó.

El año pasado, los turnos de tiempo extra generaron $2.7 millones de dólares por este concepto para los bomberos.

“Sí, hubo mucho tiempo extra el año pasado”, dijo el alcalde Joe Gunter. “Tuvimos dos incendios importantes en el estado y eso generó mucho tiempo extra para los bomberos. No tuvimos control sobre eso. Estamos contratando personal nuevo de una manera diligente”.

Hostetter dijo que en los últimos dos años, el Departamento de Bomberos de Salinas ha estado teniendo dificultades para contratar y retener a sus bomberos.

Actualmente hay 14 vacantes y 72 bomberos activos en la ciudad, informó. La ciudad tiene un presupuesto para 86 bomberos.

“Este no es un problema de administración de los bomberos, sino de administración de la ciudad”, dijo Hostetter. “Nosotros no tenemos problemas con la administración de los bomberos. Si el jefe de bomberos pudiera contratar gente, llenaría todas las vacantes que tenemos en este momento, pero no necesariamente se le ha dado esta habilidad”.

El departamento ha estado en negociaciones contractuales con la ciudad durante los últimos 18 meses para recibir un sueldo más competitivo, con la esperanza de poder entonces llenar las vacantes, informó. Hostetter no quiso decir cuánto aumento salarial están buscando los bomberos, pero agregó que siente que no están pidiendo mucho.

El departamento de bomberos le presentó a la ciudad su notificación de arbitraje obligatorio durante una junta del ayuntamiento.

En el arbitraje obligatorio participan tres árbitros, uno por cada una de las partes y uno neutral. Los tres árbitros analizarán los problemas que se presenten, pero por ley el árbitro neutral será quien decida cómo resolver las negociaciones contractuales y su decisión es obligatoria, dijo el jefe interino de bomberos Brett Loomis.

Esta será la tercera ocasión en que los bomberos de Salinas obtengan la participación de un árbitro; la primera ocasión fue a principios de la década de 2000, cuando a los bomberos se les otorgó un laudo en forma de un aumento del 23 por ciento.

La segunda notificación de arbitraje se presentó algunos años después y produjo un acuerdo mediado que no incluyó el otorgamiento de un laudo de arbitraje para el departamento de bomberos, dijo Loomis.

“Lo único que puedo decir es que estamos en el proceso, después de que nos notificaron por escrito sobre el procedimiento de arbitraje, así que en eso estamos”, dijo el administrador de la ciudad de Salinas Ray Corpuz Jr.

El departamento de bomberos recibió un aumento de sueldo del cinco por ciento en enero, y Hostetter dijo que era el primer aumento que recibían en más de una década.

“Simplemente estamos pidiendo que les den a los muchachos un ajuste en el costo de la vida”, agregó. “No quiero que la gente piense que no estoy agradecido por el trabajo que tengo, pero quiero que entiendan que este es un trabajo estresante. No solo es exigente físicamente, sino también en la vida personal, en el cuerpo y en la mente, por las cosas que vemos”.

La falta de un sueldo competitivo, aunada a la cantidad de tiempo extra a la que están sometidos mientras sacrifican sus días libres, son enormes detractores para la gente que está considerando solicitar empleo, informó.

Hostetter dijo que casi 40 por ciento de los bomberos contratados en los últimos cinco años se han ido a otros departamentos por razones financieras.

“Los últimos dos bomberos que trabajaron en mi compañía se fueron a otros departamentos por más dinero, por una cantidad significativamente mayor”, informó.

Loomis dijo que durante años, la ciudad y el departamento han estado intentando activamente contratar a nuevos reclutas, en un intento por llenar las vacantes.

“Cada año hemos organizado una academia para bomberos reclutas, pero algunos se van y otros se retiran. Trágicamente, hemos tenido algunos bomberos que han recibido retiros médicos, debido a lesiones sufridas en el trabajo”, agregó. 

Hostetter dijo que la parte más frustrante del asunto es que la ciudad voltea las cosas y los culpa a ellos, citando la cantidad de dinero que ganan por el tiempo extra, pero que el departamento no lo quiere. Agregó que los bomberos simplemente quieren sus días libres.

Durante una revisión del presupuesto que se llevó a cabo a mediados de año, el director de finanzas de Salinas Matt Pressley dijo que la ciudad comparó los ahorros por el pago de tiempo extra contra la contratación de bomberos nuevos.

“Sale prácticamente en lo mismo pagarle a alguien una hora y media por cada hora trabajada con sus beneficios existentes, que contratar a una persona nueva que tenga todos los beneficios; el pago del tiempo extra no aumenta el costo del Sistema para el Retiro de los Empleados Públicos (PERS)”, dijo Pressley.

Hostetter dijo que tan solo este domingo, un bombero que era recluta nuevo y había trabajado durante seis meses se fue a ocupar un puesto mejor en el área de Modesto.

Se han ido 12 de los últimos 33 reclutas nuevos, agregó.

“Si ese empleado se va después de un año, eso significa que entre su sueldo, la inversión de la ciudad, su equipo y su capacitación, perdimos $200,000 dólares, informó.

La ciudad paga la capacitación del recluta nuevo, pero este no tiene obligación de permanecer en el departamento, dijo Loomis.

La ciudad gasta $5,000 dólares tan solo en el proceso de contratación, debido a la verificación de antecedentes y a las evaluaciones, agregó. El equipo tiene un costo de alrededor de $10,000, la organización de la academia anual para bomberos cuesta entre $150,000 y $175,000 dólares y el sueldo con beneficios le cuesta al departamento una cantidad importante para los reclutas nuevos, informó.

El departamento de bomberos recibirá a sus 10 reclutas nuevos de la academia el 12 de marzo.

Gunter dijo que siempre existe la posibilidad de que la disputa contractual se resuelva rápidamente, y que tiene fe en que se logre una resolución para la comunidad.

“Tengo el mayor respeto por nuestros bomberos y agradecemos el servicio que proporcionan”, agregó. “Cada año acudimos a una tremenda cantidad de llamados médicos, y ellos hacen una gran labor para nuestra comunidad Gastamos lo que podemos gastar en todos nuestros empleados."

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2018/03/01/problemas-de-personal-en-departamento-de-bomberos/387137002/