LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Un grupo de 16 empleados y exempleados de Taylor Farms alegaron que fueron víctimas de discriminación racial, un ambiente laboral hostil y más en una demanda presentada ante el tribunal federal el 12 de febrero. 

Los demandantes, todos de raza negra, trabajaron en la planta de Tracy. En la demanda, dijeron que fueron “sometidos a un interminable ciclo de acoso racial y conducta discriminadora”, se informó en la demanda.

En una declaración, Taylor Farms informó que es un empleador que ofrece igualdad en las oportunidades de empleo con “sólidas políticas en contra de la discriminación y el acoso”.

La compañía se enteró de las quejas y lanzó una investigación a cargo de un tercero cuyo resultado fue adverso para los demandantes, se informó en dicha declaración.

“La compañía espera tener oportunidad de defenderse en contra de estas reclamaciones en los tribunales. Taylor Farms está fuertemente comprometida a mantener un ambiente inclusivo y seguro en el que todos sus empleados sean tratados con respeto”.

La demanda busca proyectar una imagen muy diferente. Los demandantes alegan que sus compañeros de trabajo acosaban a los empleados negros y utilizaban comentarios racistas, mientras que los supervisores y los gerentes condonaban y participaban en esa conducta de abuso racial. 

La demanda también acusa a Taylor Farms de mantener políticas que sirvieron para negar avances profesionales a los empleados negros.

En 2015 había aproximadamente 80 empleados negros en la planta de Tracy, pero para 2017 quedaban menos de 20 debido a la supuesta discriminación y acoso, según se informó en la demanda.

Los demandantes dijeron que tanto los empleados de nivel bajo como los supervisores utilizaban de manera rutinaria términos racistas, incluida esa palabra que empieza con “N” y “monkey”, y que los empleados de habla hispana utilizaban sus propias variaciones racistas en referencia a sus compañeros de trabajo negros.

La demanda alega además que el lugar de trabajo estaba altamente segregado, ya que los demandantes y otros empleados negros estaban en su mayoría confinados a los turnos nocturnos, así como a salas de descanso “inferiores y más viejas”. 

Además, los demandantes alegan que los empleados negros eran sancionados de manera injusta por problemas menores de puntualidad, y que no se les daban las mismas oportunidades para tomar descansos.

También alegan que se les dijo que solo se les consideraría para puestos de supervisión si hablaban español e inglés con fluidez. Según la demanda, los empleados que no eran negros y hablaban español, pero que no podían hablar inglés, eran promovidos a puestos de supervisión. 

“Además de que se les impedía recibir promociones a puestos de supervisión, esta política que se aplicaba de manera irregular hacía difícil que los empleados afroamericanos se comunicaran con sus supervisores para recibir retroalimentación o para aprender cómo efectuar tareas nuevas”, según la demanda. 

El documento de 73 páginas también alega que Taylor Farms decidió darles el día libre a sus empleados el 24 de diciembre en lugar del 25, ya que Nochebuena es más importante para los latinos, y que la fiesta navideña anual y los picnics de verano de la compañía se llevaban a cabo completamente en español.

Los demandantes se quejaron de manera rutinaria acerca de la supuesta discriminación y trato desigual, pero como resultado, según la demanda, solo fueron removidos de las áreas de trabajo.

Siempre que los representantes de Starbucks, el mayor cliente de Taylor Farms, acudían a inspeccionar la fábrica, la conducta discriminatoria cesaba.

Taylor Farms tiene 10,000 empleados, entre ellos 2,000 en su equipo contratado con sede en Salinas, según el sitio web de la compañía. 

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2018/02/22/presentan-demanda-por-discriminacion-racial-en-contra-de-taylor-farms/365201002/