LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Una pareja acusada de torturar a tres niños y asesinar a dos de ellos enfrentará juicios separados, se informó después de una audiencia en la que los fiscales también revelaron que el enojo de los sospechosos que los llevó a golpear a los niños hasta matarlos pudo haber sido suscitado porque una de sus hermanas, que tenía hambre, se robó una rosquilla. 

Gonzalo Curiel, de 20 años, y Tami Joy Huntsman, de 42, enfrentarán juicio en marzo y en octubre, respectivamente, por cargos de haber torturado a tres niños en Salinas y después ocultar los cadáveres de Shaun Tara, de 6 años, y de su hermana Delylah de 3, en una unidad de almacenamiento de Redding. La juez Pamela Butler, del Tribunal Superior del Condado de Monterey, falló en favor de dividir los juicios y posponerlos, a pesar de las objeciones de los fiscales. 

“Si el tribunal concede la moción (de Huntsman para retrasar el juicio), y yo así lo quiero, por favor mantenga juntos los juicios”, dijo Steve Somers, auxiliar del fiscal de distrito. 

Además de que el costo de juicio se duplicaría, la víctima sobreviviente, identificada como Jane Doe, tendrá que recordar el abuso dos veces, agregó. La niña tenía nueve años al ocurrir los presuntos homicidios.

Sus terapeutas dicen que necesita dejar atrás el caso tan pronto como sea posible, en especial porque se siente responsable de las muertes de sus hermanos, que ocurrieron alrededor del día de acción de gracias de 2015, dijo Somers.

En ese momento, Huntsman recibió un pavo gratis para su familia, que incluía a su amante Curiel, a sus dos hijos y a otros tres niños que tenía bajo su cuidado: Jane Doe, Shaun y Delylah, agregó. Sin embargo, a los tres niños, que quedaron bajo el cuidado de Huntsman después de que su madre murió y su padre fue a prisión, no se les permitió comer nada, informó. 

“Jane Doe se robó una rosquilla el día de acción de gracias, lo cual suscitó las golpizas más duras y fuertes que llevaron a la muerte de los otros dos niños”, dijo Somers, quien no quiso hacer comentarios después de la audiencia. “Ella (Jane Doe) siente un tremendo peso y responsabilidad”. 

También dijo que los niños fueron sometidos a otros abusos, como exponerlos a las inclemencias del frío y encerrarlos en un baño. 

“En cierto momento, (Jane Doe) decidió que quería alejar a su hermano y a su hermana de eso y trató de escapar a través de la ventana del baño”, informó. 

Sin embargo, Scott Erdbacher, el abogado de Huntsman, solicitó un aplazamiento porque sus investigadores todavía tienen una lista de aproximadamente 665 compañeros de preparatoria y maestros de Curiel por entrevistar, pero agregó que espera que esa cantidad se reduzca rápidamente.

Butler dijo que no se justifica tener otro retraso en un caso que ya tiene más de dos años.

Erdbacher informó que también está buscando acceso a un teléfono celular que piensa que tiene evidencia que podría exonerar a Huntsman. Los fiscales, aunque tienen el teléfono celular en su poder, mantienen que los investigadores necesitan información adicional de la defensa para solicitar una orden de cateo y abrir el teléfono.

La juez le dijo a Erdbacher que si quiere obtener acceso a la información del teléfono, necesita resolver eso con la fiscalía.

Erdbacher solicitó un aplazamiento hasta el 15 de octubre, al cual se opuso el fiscal Somers.

“Pienso que eso nos llevaría a dos años después de que el Sr. Erdbacher fue asignado (al caso de Huntsman), informó.

“Yo no estaría aquí pidiendo más tiempo si no lo necesitáramos”, dijo Erdbacher. 

El abogado de Curiel, Arthur Dudley, le dijo a Butler que está listo para ir a juicio en marzo como se programó originalmente.

Butler decidió programar el juicio de Huntsman para octubre, citando evidencia sellada por el tribunal y observando que antes ya habían considerado separar los casos. Sin embargo, también le dijo a Erdbacher que no acepte ningún caso adicional a partir de ahora y hasta el juicio de Huntsman, y le ordenó que le dé informes acerca de sus avances cada mes. 

También programó una audiencia para el 9 de febrero, con el fin de decidir sobre una solicitud que hizo Dudley para excluir la evidencia de la unidad de almacenamiento, ya que se derivó de una violación de los derechos de Miranda de Curiel.

Somers se opuso a eso y argumentó que las autoridades tenían una necesidad inmediata de salvar a los dos niños cuya situación se desconocía, lo cual representa una excepción por seguridad a las reglas de Miranda.

Tanto Curiel como Huntsman regresarán al tribunal el 28 de febrero para llevar a cabo conferencias acerca de la situación, aunque lo harán en audiencias diferentes. 

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2018/01/18/declara-fiscal-que-ninos-fueron-golpeados-hasta-morir-despues-de-que-su-hermana-hambrienta-tomo-una/1046698001/