LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Salinas está cerrando los libros de 2017, un año en el que casi 30 personas, hasta el viernes pasado, fueron asesinadas; la mayoría fueron jóvenes latinos que murieron en ataques motivados por pandillas.

Sin embargo, otros, como un pastor local, también fueron asesinados.

Dos terceras partes de las muertes sucedieron en el este de Salinas, mientras que otras cinco ocurrieron en el norte de la ciudad. En el sur de Salinas hubo tres homicidios, uno en el Barrio Chino y uno justamente en las afueras de la ciudad. 

Sin embargo, la cantidad de homicidios representa una pequeña buena noticia, ya que quedó por debajo de los 35 homicidios cometidos en 2016 y del récord de 40 homicidios cometidos en 2015, informó la policía.

El índice de homicidios varió a lo largo del año, aunque 2017 comenzó con la muerte a tiros de seis hombres entre las edades de 15 y 26 años.

La cantidad en febrero fue de la mitad de eso, pero el 14 de marzo, el pastor Herbert Valero fue apuñalado en el cuello mientras oraba con el feligrés Servando Ayala Silva. Valero murió a causa de sus heridas, y Ayala Silva fue detenido.

La familia de Valero le informó a la policía que había salido a orar con Ayala Silva. Pasaron unos minutos antes de que Valero regresara corriendo u sujetándose el cuello con una mano, diciendo que Ayala Silva lo había apuñalado.

La policía detuvo a Ayala Silva después de que su familia reportó que se había presentado en la puerta de su casa.

En varias ocasiones durante 2017 hubo personas que murieron el mismo día en diferentes partes de Salinas.

El 23 de marzo aproximadamente a las 2:38 A.M., William Henry Crabbe, de 38 años, iba caminando con Alyssa Castro, de 27, por la calle Work cerca de la calle John cuando una camioneta negra Ford Bronco 1989 aceleró, saltó a la acera y los atropelló, matando a Crabbe.

La policía de Salinas detuvo a Jaime García, de 24 años, por sospecha de homicidio vehicular después de que un oficial de la Patrulla de Carreteras de California detectó su vehículo. El caso aún no ha ido a juicio, según los expedientes del Tribunal Superior del Condado de Monterey.

Ese mismo día, Jess Carl González, de 43 años, murió a tiros mientras salía caminando de la tienda Shop N Save de la calle Maine Norte.

El 12 de octubre, Jaime Martínez Jr. murió a tiros en su auto mientras dejaba a su novia, informaron sus familiares.

Esa misma mañana, la policía de Salinas había ido a asegurarse de que Shantel Llamas, de 30 años, se encontraba bien, a petición de sus familiares. La policía la encontró sin vida, sin señales obvias de su muerte. Sin embargo, la autopsia reveló posteriormente que había muerto sofocada por medios desconocidos.

La policía identificó a un vagabundo, Richard Eugene Simmons, de 51 años, como la última persona que la vio con vida. La policía publicó una alerta para las fuerzas de la ley y Simmons fue detenido mientras vivía en su vehículo en el Área de la Bahía. Su caso aún no ha sido juzgado.

Llamas fue la segunda víctima de un delito que fue encontrada en un motel en 2017, informó la policía.

A principios de junio, Alexander René Durazo, de 28 años de edad, murió a tiros en el Motel 6 de la calle Kern.

En el lado este, donde ocurrieron dos terceras partes de los homicidios, en un período de dos meses hubo dos casos de doble homicidio a tan solo unas cuadras de distancia entre sí.

El 25 de marzo, Fidencio Torres Vega, de 33 años, y su primo Rutilio Salvador Vega, de 31, murieron a tiros mientras tomaban cerveza en el acceso a una casa de la avenida Dennis, a unas cuadras al sur de la calle Williams y la avenida Garner.

A mediados de mayo, Emilio Barrera, de 41 años de edad, y Antonio Ortega, de 28, murieron a tiros en la cuadra con el número 1300 de la avenida Garner.

Un tercer doble homicidio ocurrió cerca de la calle Sanborn Norte en el lado este en enero. José Luis Flores Vargas, de 25 años, y Alejandro Ramírez, de 27, murieron a tiros en la calle Sunrise el 12 de enero.

Otro homicidio similar ocurrió justamente en las afueras de Salinas durante el día.

El 12 de febrero, Luis Enrique Hinojosa, de 18 años, murió a tiros a plena luz del día en la esquina de las calles Spence y Old Stage. Ese mismo día, John Rodzach, de 39 años, murió a tiros en la cuadra con el número 100 de la avenida Hebbron Norte.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2018/01/04/un-pastor-y-muchos-jovenes-fueron-victimas-de-homicidio-en-2017/1004576001/