LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los trabajadores del campo pronto podrán mudarse a un nuevo complejo de vivienda asequible en Castroville, después de que el miércoles se llevó a cabo una ceremonia para iniciar un proyecto que reemplazará y ampliará las unidades actuales.

“Este es un estupendo proyecto para la comunidad y los residentes de Salinas y Castroville”, dijo Martín Salazar, residente del sitio de Urbanización del Centro para los Trabajadores del Campo de Castroville. “Todos los que trabajamos en la agricultura tenemos algún momento en que no ganamos suficiente para la renta de un lugar con tres habitaciones”,

dijo Salazar, quien se mudará de vuelta a Castroville después de que las nuevas unidades estén listas. Actualmente vive en Salinas con la ayuda de la Corporación para el Desarrollo de la Autoridad de la Vivienda del Condado de Monterey, que está a cargo de desarrollar el proyecto. Agregó que vivió en una cochera durante seis o siete años con su esposa y tres hijos.

“Vivíamos así para poder estar al día con nuestro ingreso y teníamos un presupuesto apretado”, informó. “Yo me estresaba porque no podía mantenerme al día y me preguntaba ‘¿cómo voy a pagar la renta?’ ”

Salazar encontró ayuda una vez que la solicitó ante la Corporación para el Desarrollo de la Autoridad de la Vivienda, y recibió una respuesta en menos de 15 días.

La vivienda es importante para Salazar porque desea que todos sus hijos tengan privacidad, indicó. También quiere que su hija, que es infante de marina y actualmente presta servicio en Irak, esté cómoda cuando vuelva a casa.

Carolina Sahagún, planificadora en jefe de desarrollo comunitario de la Corporación para el Desarrollo de la Autoridad de la Vivienda, dijo que el proyecto es indispensable para los trabajadores del campo.

“Los fondos que recibimos para este proyecto provienen del Departamento de Agricultura y son para las familias que trabajan en la agricultura en esta zona”, explicó. “Todos sabemos que es una gran necesidad para todos, pero específicamente para las familias que trabajan en el campo. Así que tenemos el gusto de poder por fin trabajar en este proyecto, ya que estas unidades son muy viejas”.

Los residentes que ya estaban viviendo en las unidades que están reconstruyendo fueron reubicados temporalmente, pero podrán mudarse de vuelta a finales de 2018, informó.

“Tenemos aproximadamente siete u ocho familias que durante este proceso, con los fondos de la reubicación, pudieron adquirir sus propias casas”, dijo. “Las otras familias tendrán la primera opción para regresar a estos departamentos, y después aceptaremos solicitudes de más familias”.

El proyecto, que tiene un costo de $30 millones de dólares y contará con 54 unidades, se construirá en dos sitios que se encuentran a una milla de distancia entre sí en las calles Seymour y Speegle de Castroville, y reemplazarán las unidades de vivienda que actualmente se encuentran en el sitio.

Habrá diversos tamaños disponibles, entre ellos 12 departamentos de dos habitaciones, 33 de tres habitaciones y nueve de cuatro habitaciones.

Las nuevas unidades contarán con un área de juegos, así como con servicios que no estaban disponibles antes debido a la escasez de espacio, dijo Sahagún.

La ceremonia de inicio de obras incluyó discursos de oradores invitados y la demolición en vivo de una de las antiguas unidades.

Starla Warren, presidente y directora ejecutiva de la Corporación para el Desarrollo de la Autoridad de la Vivienda, dijo que los nuevos departamentos incluirán elementos modernos como sistemas de energía solar, materiales de vanguardia y aparatos eléctricos que ahorran agua.

“La calidad de la vivienda va a ser mucho mejor”, informó.

Salazar dijo que sabe que hay personas que no solicitan vivienda por temor a ser rechazadas, pero aseguró que no hay nada que temer.

“Invito a las personas que están viviendo en casas de tres habitaciones y que como a veces no pueden pagar la renta, le alquilan una habitación a otra pareja y tienen que vivir muy apretados, a que no tengan miedo de hablar con la autoridad de la vivienda”, agregó. “Ellos pueden ayudarles a tramitar su solicitud sin temor”.

Warren dijo que las historias como la de Salazar refuerzan su misión de ayudar a las familias como la suya.

“Son las familias que tienen un ingreso bajo a mediano las que necesitan más ayuda para la vivienda, y ellas son la columna vertebral de la comunidad”, dijo Warren.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2Bk8Nb1