LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Un nuevo informe estatal acerca de los peligros de un pesticida agrícola que se rocía por vía aérea ha sido criticado por no profundizar lo suficiente acerca de los riesgos para los trabajadores del campo.

El borrador del informe sobre clorpirifos del Departamento para la Regulación de Pesticidas de California, el cual se utiliza en los campos del Valle de Salinas, evaluó los riesgos del pesticida a principios de este año.

Sin embargo, el informe debió ahondar en los riesgos para los trabajadores del campo, que son especialmente vulnerables al químico que se desplaza del campo original después de ser rociado, dijo Abre Conner, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (UCLA) del norte de California.

“Simplemente no hicieron un análisis profundo acerca de algunos de los problemas que han quedado demostrados en todo el estado”, agregó.

El pesticida se utiliza en diversos sectores de la industria agrícola. Durante la presidencia de Barack Obama, el gobierno federal implementó una prohibición al uso de clorpirifos, pero el presidente Donald Trump revirtió esa decisión, informó. El químico también fue prohibido hace varios años en el uso residencial para el control de hierbas, indicó.

En agosto, el estado comenzó a recibir comentarios acerca del borrador del análisis sobre los riesgos de clorpirifos, dijo Charlotte Fadipe, directora asistente del Departamento para la Regulación de Pesticidas.

Ese informe sí tomó en cuenta a los trabajadores del campo bajo el enfoque generalizado de “transeúntes residenciales”, informó.

“El término incluye a los trabajadores del campo y a otros que trabajan en campos vecinos cuando el pesticida se aplica, así como a los residentes que viven o trabajan cerca”, dijo por correo electrónico, y agregó que el informe también analiza los clorpirifos que se esparcen desde el campo original a otras áreas, un proceso conocido como desplazamiento.

En cierto momento, el Aeropuerto Municipal de Salinas detectó la presencia del químico con una concentración tres veces por encima del límite de riesgo establecido por la Agencia de Protección Ambiental en 2016, dijo Connor. Las escuelas también han reportado la presencia del químico, informó.

Su uso disminuyó “drásticamente” en la década anterior, dijo Bob Roach, asistente del comisionado agrícola del condado de Monterey.

En 2015, solo se rociaron 4,793 libras en 209 aplicaciones. Eso representa una disminución en comparación con las 66,237 libras aplicadas en 386 ocasiones en 2005, informó.

Un poco menos del 75 por ciento del clorpirifos que se utilizó durante 2015 se aplicó en viñedos, que “tienden a estar más alejados de las áreas sensibles”, agregó.

“Sin embargo, incluso eso está disminuyendo ya que… muchos productores de uva están desalentando el uso (del pesticida)”, indicó.

La exposición a pequeñas cantidades puede causar “mareos, fatiga, goteo nasal, lagrimeo, salivación, náuseas, malestar intestinal, sudoración y cambios en la frecuencia cardíaca”, según la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades del Centro para el Control de Enfermedades.

Las cantidades importantes pueden causar parálisis o incluso la muerte, según esta misma dependencia. A principios de este año se reportó que el clorpirifos provocó que 50 trabajadores del campo del condado de Kern se enfermaran, dijo Conner.

Sin embargo, en el condado de Kern se utiliza el pesticida con mucha mayor frecuencia que en el condado de Monterey; en 2015 se aplicaron aproximadamente 280,000 libras más, dijo Fadipe.

No está claro el papel que tuvo el clorpirifos en junio, cuando un grupo de transportadores de apio se enfermaron a primeras horas de la mañana y tuvieron que ser trasladados al hospital, dijo Roach.

La investigación continúa, y están en espera de los resultados de las muestras de la ropa de los trabajadores que se tomaron para el laboratorio de toxicología, agregó.

No hubo ninguna violación evidente, aunque recientemente se habían tratado unos campos cercanos con pesticidas, informó. Sin embargo, a veces tan solo el olor puede hacer que las personas sientan náuseas, dijo.

Los reglamentos contra pesticidas deben avanzar hacia la aplicación de normas muy estrictas específicamente para el clorpirifos, si no es que se implementa una prohibición completa, dijo Conner.

“El clorpirifos debería formar parte de esta lista de pesticidas prohibidos o mucho más regulados”, agregó.

Sin embargo, California ya cuenta con reglamentos estrictos contra los pesticidas y este informe forma parte del proceso de análisis sobre la forma en que los reguladores deben aplicar su control, dijo Fadipe.

Además, su departamento recientemente anunció sugerencias para aplicar restricciones a los permisos en los condados donde se utiliza el clorpirifos, agregó.

“Nuestro borrador actualizado de la evaluación de riesgos se presentará ante un panel independiente de nueve científicos, conocido como el Panel de Revisión Científica”, informó. “Este análisis llevará finalmente a implementar más restricciones sobre su uso después de diciembre de 2018”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2z8Viae