CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La recepcionista de Dorothy’s Place pareció intrigada cuando le pregunté por Shaun Hennessey. No estaba familiarizada con el nombre, quizás no todavía.

Hennessey, de 51 años, se unió a Dorothy’s Place a principios de mayo como director de desarrollo del Departamento de Administración y Relaciones con los Donantes.

Sus responsabilidades incluyen la recaudación de fondos, el desarrollo y las relaciones con los principales interesados en la comunidad. Para el empleado más reciente de Dorothy’s Place, Salinas, el Barrio Chino y la indigencia son parte de su trabajo; la Costa Oeste es nueva para él. La bandera de los Patriotas de Nueva Inglaterra que cuelga en su oficina es una pista de su origen. En abril se mudó a Salinas proveniente de los suburbios de Boston, donde permaneció durante una década como jefe de planificación de regalos en la Universidad Clark de Worcester, Massachusetts, y más recientemente dirigió su propia firma de consultoría.

El trabajo de Hennessey es particularmente crucial en un momento en el que Dorothy’s Place, uno de los mayores proveedores de servicios para indigentes del condado, administrado por la organización Trabajadores Franciscanos Junípero Serra, está intensificando sus actividades de recaudación de fondos, en parte para mantener abierto el refugio de emergencia Women Alive! que da servicios a muchas mujeres mayores solas y que cerró temporalmente el 30 de abril debido a un déficit de fondos.

Hennessey también se une a la organización en un momento en que el problema de la indigencia en Salinas está adquiriendo mayor importancia en la comunidad. El problema ha empeorado debido a una grave escasez de vivienda asequible en esta ciudad de 170,000 habitantes, que incluye una sólida población de clase trabajadora y migrante.

Según el último informe de la Coalición de Servicios a las Personas sin Hogar, publicado en 2015, se calcula que Salinas tiene 867 indigentes, lo cual representa un aumento de los 532 reportados en el informe de 2013. Es probable que esa cantidad aumente en el siguiente informe, que se publicará el 27 de junio y se presentará ante el Consejo de Supervisores del Condado de Monterey, dijo Katherine Thoeni, directora ejecutiva de la Coalición de Proveedores de Servicios a las Personas sin Hogar.

Hennessey también llegó durante un momento en que los funcionarios locales electos están haciendo esfuerzos por obtener soluciones para alojar a los indigentes que se habían quedando en el refugio contra el frío, muchos de los cuales son familias indigentes con niños. El tiempo apremiaba. La Dependencia del Transporte del Condado de Monterey le otorgó una prórroga de 30 días al refugio contra el frío, que originalmente tenía programado cerrar el 30 de abril; esta dependencia es la propietaria del edificio que se encuentra en el número 20 de la calle Market Oeste, donde se ubica el refugio temporal de emergencia contra el frío administrado por el condado y la ciudad.

Al mismo tiempo, Jill Allen, directora ejecutiva de Dorothy’s Place, anunció que Women Alive!, el refugio para mujeres de Dorothy’s Place, tendría que cerrar.

Allen dijo que ella y el personal han acelerado al máximo los esfuerzos para recaudar $300,000 dólares para finales de junio; hasta la fecha, han logrado recaudar la mitad.

Con Hennessey a bordo, las cosas parecen estar mejorando, agregó.

“No era un puesto nuevo… De hecho, yo tuve ese puesto, pero él va a hacer mejor trabajo. Una de sus mayores fortalezas es su capacidad de comunicarse bien y mantener las relaciones con los donantes”, informó. “Una cosa que hemos estado haciendo muy mal durante el último par de años, en parte porque nos faltaba personal, ha sido comunicarnos bien con nuestros donantes”.

Un rayo de sol

La buena noticia es que Dorothy’s Place recibió una inyección de fondos del condado para revivir Women Alive!

El mes pasado, el Consejo de Supervisores del Condado de Monterey aprobó $167,305 dólares para Dorothy’s Place y $58,090 dólares para Victory Mission, con el fin de que amplíen su espacio de refugio. El financiamiento pretende extender estos servicios durante los próximos cinco meses.

El espacio ampliado de Victory Mission ya está funcionando, pero la reapertura de Women Alive! se ha retrasado. Allen dijo que los motivos de la demora incluyen asegurarse de que Dorothy’s Place se encuentre en una “situación financiera sólida, que es la razón por la que cerramos en primer lugar”.

“Esto nos afectó, y después de cinco meses, ahora estamos en verdadero peligro”, agregó. Tiene la esperanza de que dentro de cinco meses, las metas de recaudación de fondos se cumplan y el condado cuente con un refugio de emergencia abierto todo el año.

Como miembro del Consejo Comunitario del Centro de Salinas, Allen también ha estado trabajando con las autoridades locales para solventar problemas y preocupaciones de seguridad pública en el Barrio Chino antes de que Women Alive! abra de nuevo.

Un historial de recaudación de fondos

La oficina de Hennessey, en el segundo piso de Dorothy’s Place, tiene vista a la calle Soledad. En un reciente día entre semana, Soledad fue un frenesí de actividades, incluyendo las que provenían de por lo menos media docena de tiendas de campaña a lo largo de la calle.

La oficina está en el mismo pasillo que el Programa de Transición Casa de la Paz, un programa de residencia donde ciertos indigentes viven en un dormitorio mientras se reintroducen a las habilidades para la vida como hacer un presupuesto, cocinar y trabajar.

Cuando Hennessey entra en la cocina, los residentes de la zona le sonríen y lo saludan con un guiño y un apretón de manos.

Sin embargo, ponerse en contacto con la comunidad no sucedió de la noche a la mañana.

“Cuando llegué, mucha gente pensó que era un oficial de libertad condicional”, dijo con una sonrisa Hennessey, quien mide más de seis pies de estatura y tiene una complexión atlética.

Caminó por la calle Soledad y se presentó con la gente. Visitó y se quedó un rato en el Centro de Servicios para la Salud del Barrio Chino, que incluye baños y regaderas. Ahora acude con regularidad a la cocina, donde acompaña a la gente durante el desayuno y la comida. Se unió a la Cámara de Comercio del Valle de Salinas y pronto se unirá a uno de los capítulos locales del Club Rotario. Se puso en contacto con el periódico local y se presentó a sí mismo.

“Ahora ya saben quién soy y saben que estoy aquí para ayudarles", dijo, refiriéndose a la población de indigentes del Barrio Chino.

Agregó que cada día es una nueva experiencia de aprendizaje para él. Aunque llegó con más de 25 años de experiencia en la labor de recaudación de fondos y desarrollo de organizaciones sin fines de lucro y universidades, trabajar con los indigentes de tiempo completo es algo nuevo para él.

Sin embargo, es un problema importante que lleva cerca del corazón.

Su hermano menor, que padece de trastornos mentales, fue indigente durante un año.

“Fue detenido y se sometió a un programa de tratamiento”, dijo Hennessey,

quien tiene un historial diverso, pero cuya experiencia principal ha sido la recaudación de fondos y el desarrollo. Después de graduarse de la Universidad Estatal de Missouri, Hennessey trabajó como coordinador de programas del capítulo de St. Louis de la Asociación contra la Distrofia Muscular, incluidas las populares campañas de Jerry Lewis. A continuación, Hennessey trabajó en la Universidad Clark, que se encuentra justo en las afueras de Boston, donde empezó como funcionario de regalos.

Ahí trabajó con una ex-alumna que inicialmente planeaba donar $250,000 dólares, pero que terminó regalando toda su fortuna de $6 millones de dólares.

“El rector de la universidad dijo que ahora era el nuevo director de planificación de regalos”, recordó. Hennessey se sumergió en el complejo mundo de las donaciones, la planificación de regalos y la planificación de sucesiones, y tomó clases en recaudación de fondos y desarrollo en la Universidad Harvard.

Después de pasar 10 años en Clark, trabajó en un puesto similar en St. Thomas More School en Connecticut, y después inició su propia firma de consultoría.

El encuentro con Salinas

Hennessey considera que su traslado a Salinas fue mera casualidad. Durante el último año, inició una búsqueda de empleo con la intención de salir de Boston.

“Quería ir tan lejos como fuera posible”, dijo. “Estaba pasando por un divorcio desagradable y ya no tenía ninguna razón para permanecer ahí”.

Encontró una oportunidad de trabajo en las fundaciones AFP para filantropía, e hizo su solicitud.

Allen dijo que el puesto había estado vacante durante un tiempo, pero que había tenido dificultades para encontrar candidatos calificados, así que extendió la búsqueda a nivel nacional y seleccionó a ocho finalistas entre 40 solicitudes. Le llamó la atención el historial de Hennessey y la nueva perspectiva que aporta.

“No tiene antecedentes respecto a tratar con indigentes, así que creo que su perspectiva fresca nos hará muy bien”, informó.

El puesto no es para los débiles de corazón, agregó.

“Es un puesto difícil. Trabaja en el Barrio Chino, como el resto de nosotros”, dijo. “Estoy intentando darle a Shaun suficiente tiempo para aclimatarse y conocer nuestra zona y a los donantes, pero básicamente ha tenido que comenzar a trabajar de inmediato porque tenemos mucho dinero por recaudar”.

Hennessey dijo que aunque tuvo otras ofertas, sus conversaciones con Allen hicieron que tomara la decisión. “Ella fue brutalmente honesta durante las entrevistas”, informó, y agregó que Allen le pintó un panorama realista sobre los desafíos de la indigencia y la organización.

Además, dijo, “mi percepción es que estas personas están aquí, yo estoy aquí y puedo ayudar. Hay tantas personas diferentes en la calle cuando uno habla con ellas”, agregó. “Tantas personas están tan cerca de encontrarse en la misma situación. A veces la vida te lanza bolas curvas y acabas ponchado”.

Hitos

Aunque continúan los desafíos, incluida la recaudación de fondos, Dorothy’s Place sigue siendo un oasis para los indigentes y las personas marginadas. Entre los hitos se incluyen los siguientes:

  • Dorothy’s Place sirve aproximadamente a 1,200 personas al año; 900 de ellas utilizan el albergue y 40 por ciento son mujeres.
  • En 2016, 208 mujeres recibieron servicios en Women Alive!
  • Desde diciembre de 2016, Casa de la Paz ha prestado servicios a 52 personas y 32 han sido colocadas en viviendas; 11 no completaron el programa y ocho están en la residencia, dijo Sapna Nair, directora del programa.
  • Anualmente, la cocina de Dorothy’s Place sirve entre 146,000 y 150,000 comidas y opera los 365 días del año, incluidas las más de 600 comidas que sirven en el Día de Acción de Gracias.
  • Dorothy’s Place tiene 41 empleados de tiempo completo y parcial.

Las metas de Hennessey incluyen establecer una mejor conexión con el consejo de la organización y aumentar la cantidad recaudada hasta un 25 por ciento anual del presupuesto. También quiere aumentar la sensibilización del público al hacer hincapié en la diversidad de los programas que ofrece Dorothy’s Place.

Cuando se trata del mayor problema de la indigencia, Hennessey sigue teniendo esperanzas, pero “es casi caso por caso. No hay una cura única para todos los indigentes”. dijo.

Sin embargo, se están abriendo camino. Hennessey apuntó a la renuencia de muchos propietarios en aceptar cupones de la sección 8. Reunirse con los propietarios y hablar cara a cara con ellos puede ayudar a avanzar bastante, dijo.

Fuera del trabajo, disfruta de la cocina y dedica tiempo a explorar Salinas y sus zonas circundantes.

“Me sorprendió lo amigable que es la gente y lo es fácil que es entablar una conversación con un completo desconocido”, dijo Hennessey, quien vive en Salinas.

Es un gran fan de Steinbeck y considera que “Al este del Edén” es su obra favorita.

De vez en cuando se acuerda de que está en la otra costa del país.

“A veces salgo y veo las montañas y pienso que estoy en un área completamente diferente”, sonrió. De hecho, el cambio a menudo significa nuevas posibilidades.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2sqYA7r