SUBSCRIBE NOW
to get home delivery

Snooki inspira ley sobre pago a oradores en universidades

THE ASSOCIATED PRESS

TRENTON – Los legisladores de Nueva Jersey aprobaron el jueves una ley inspirada en Nicole “Snooki” Polizzi de “Jersey Shore” para limitar la cantidad de dinero que pueden pagar las universidades públicas a oradores.

La Asamblea de mayoría demócrata aprobó unánimemente la ley para limitar el gasto de fondos públicos a 10,000 dólares. La iniciativa será considerada ahora por el gobernador Chris Christie, quien ha criticado el reality de MTV por afectar la imagen del estado.

El asambleísta republicano John DiMaio dijo que se sintió inspirado a redactar la legislación después de que Polizzi cobró 32,000 dólares para hablar en Rutgers en el 2011. Fueron 2,000 dólares más de lo que se le pagó a la autora ganadora del Nobel Toni Morrison para que hablara en una ceremonia de graduación.

Christie dijo el jueves, en un evento no relacionado, que no perdería su tiempo hablando sobre la iniciativa, la cual fue aprobada por el senado de mayoría demócrata en junio. El gobernador dijo que sí la consideraría cuando llegara a su oficina.

“Tengo asuntos mucho más importantes de qué preocuparme en un estado con un presupuesto de 35,000 millones de dólares, con todos los retos y oportunidades que tenemos, en vez de preocuparme sobre controlar hasta el nivel más mínimo lo que las universidades estatales deciden pagar a sus oradores en ceremonias”, dijo Christie.

Rutgers ofrece honorarios a oradores en ceremonias de graduación que se pagan con dinero de su contrato con Coca-Cola y no les paga con dinero estatal, dijo la vocera de la universidad Karen Smith. Este año Steven Van Zandt será el orador de la ceremonia de graduación y recibirá un pago de 35,000 dólares por el acuerdo con Coca-Cola, agregó.

Los grupos de estudiantes que invitan a los oradores al campus les pagan con el dinero de sus cuotas obligatorias, las cuales cubren con su dinero, no con dinero del estado, agregó.

Muchas universidades tienen que lidiar con presupuestos muy estrictos y algunas han sido muy criticadas por las grandes sumas que pagan a sus oradores.