LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Un grupo de líderes estudiantiles de Salinas se reunió el lunes con la nueva jefa de policía de la ciudad, para hablar acerca de temas como la violencia de pandillas o cómo crear confianza en el Este de Salinas durante una reunión especial con la comunidad que se llevó a cabo en la Universidad Comunitaria Hartnell.

Para un área que lleva la delantera estatal en homicidios juveniles en años recientes, una comunicación bidireccional como esta entre la policía de Salinas y los jóvenes locales podría desarrollar una serie de puentes críticamente necesarios.

Esta semana se llevará a cabo el funeral de Christian Rosales, el estudiante de Hartnell de 21 años de edad que fue asesinado en el primer homicidio del año en Salinas, cometido en el día de Año Nuevo, en el mismo campus en el que se llevó a cabo la junta del lunes.

“Seremos parte de cualquier cosa que podamos hacer por fortalecer nuestra comunidad y evitar que sucedan ese tipo de cosas”, dijo el superintendente y rector de la Universidad Comunitaria Hartnell Willard Lewallen.

Rosales es el tercer estudiante de la Universidad Comunitaria Hartnell que ha sido víctima de la violencia de las armas en un “año difícil”, informó.

El liderazgo estudiantil del Distrito de Preparatorias Salinas Union y el concejal de la ciudad de Salinas Steve McShane organizaron la reunión e invitaron al público a escuchar la discusión, así como a reunirse después con la jefa de la policía de Salinas Adele Fresé.

Fresé les habló un poco a los estudiantes acerca de sus antecedentes profesionales y su vida personal como madre de cuatro hijos, y les explicó cómo pronunciar su apellido, recordándoles que rima con “essay”.

También compartió una historia acerca de que cuando tenía 18 años de edad, su mejor amigo fue secuestrado y asesinado. En parte, esta experiencia le dio forma a su motivación de trabajar en las fuerzas de la ley.

“Estoy aquí ante ustedes compartiendo esta historia para que entiendan mi pasión y compromiso de mantenerlos seguros”, dijo Fresé ante los estudiantes y el público.

Los representantes de las preparatorias North Salinas, Salinas, Mt. Toro, Alvarez y Alisal no solo le preguntaron a Fresé acerca de asuntos importantes como la indigencia y el temor a la aplicación de la ley, sino que también le ofrecieron sus sugerencias para solucionar los problemas.

Cuando los estudiantes le preguntaron acerca de formas para impedir que la gente se una a las pandillas, ella abogó por que los estudiantes encuentren formas de ser mentores de otros.

El mantenimiento del orden en la comunidad fue un tema frecuente de la sesión, y los estudiantes hablaron acerca de asuntos relacionados con la confianza, el temor y el respeto entre ellos y la policía.

Fresé respondió que el departamento tiene “un camino bastante largo por recorrer para lograr el mantenimiento del orden en la comunidad y reforzarlo”, ya que de manera simultánea se enfrenta con una importante escasez de oficiales.

También definió algunos pasos que planea dar en esa dirección, como hacer que los oficiales de policía efectúen encuestas en la comunidad y organicen más foros comunitarios.

Sin embargo, algunas sugerencias, como hacer que los oficiales sean tutores de los estudiantes, probablemente no sean factibles de inmediato, ya que se necesitan en sus tareas de patrullaje, agregó.

Para obtener respeto, dijo que tiene intención de ser honesta y no hacer promesas que no pueda cumplir. Ante el aplauso del público también le pidió a la comunidad que la haga responsable cuando no haga bien las cosas.

Fresé agregó que aunque los oficiales en ocasiones quizás no estén de acuerdo con la opinión pública, es importante darse cuenta de que estas percepciones son válidas.

La reunión con la comunidad fue la segunda en la que la jefa de policía Fresé ha participado en menos de una semana.

Rafael Mendoza, presidente de la asociación de estudiantes del Hartnell, dijo que sintió que fue un paso positivo para su ciudad natal de Salinas, ya que hay tantos problemas locales que involucran a la juventud.

“Fue un evento realmente bueno porque une a los miembros de la comunidad y a los líderes estudiantiles”, informó. “Pienso que la nueva jefa de policía será una buena líder en nuestra comunidad y creará un impacto positivo”.

Angie Ortega, presidente del capítulo local de Parents of Murdered Children, Inc., también asistió a la junta y sintió que sus resultados fueron positivos.

“Pienso que es una buena idea porque eso es lo que necesitamos”, informó. “En especial, al trabajar con la juventud y sus padres, ya que eventualmente llegaremos a la etapa de prevención de delitos al abrir estas puertas… Espero que comencemos a tener un impacto positivo. Lo único que podemos hacer es darles una oportunidad”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2ivsaTU