CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Una exalumna de preparatoria de Salinas se unió a la contienda para obtener un puesto en el Congreso de EE. UU. por el centro de Los Ángeles.

Sarah Hernández anunció el martes que buscará obtener el puesto por el distrito 34 del Congreso que quedará vacante cuando se retire Xavier Becerra, demócrata por esa ciudad.

“Necesitamos enviar a Washington a una luchadora que haga las cosas, y que tenga la experiencia práctica y la comprensión de la forma en que las decisiones de las políticas públicas afectan a los angelinos en su vida diaria”, dijo Hernández en un comunicado de prensa.

“Como antigua maestra de secundaria, sé cómo enfrentarme con los que tratan de intimidar. Con la amenaza que Donald Trump representa para tantas de nuestras comunidades, estoy preparada para defender a nuestros inmigrantes, nuestras escuelas públicas, nuestro medio ambiente y la seguridad para el retiro de nuestros padres y abuelos”.

El gobernador Jerry Brown nombró a Becerra para que funja como el próximo fiscal general del estado, mientras que Kamala Harris, la fiscal anterior, se prepara para representar a California en el Senado de EE. UU.

La contienda para reemplazar a Becerra en el Congreso ha atraído a otros cuatro candidatos. Becerra, quien ha trabajado en la Cámara de Representantes desde 1992, es el director del comité demócrata y el latino más importante del Congreso. Será reemplazado por un legislador sin experiencia.

No se ha fijado aún ninguna fecha para la elección especial por el distrito 34 del Congreso, aunque las proyecciones indican que será en algún momento de la primavera.

Hernández, de 33 años, dijo que nunca ha tenido un puesto público pero que cuenta con las herramientas y la experiencia para crear políticas públicas.

Hernández dejó Salinas después de graduarse de la preparatoria para asistir a la universidad Duke, donde se especializó en políticas públicas. Posteriormente obtuvo una maestría en educación de la Universidad Loyola Marymount, y durante tres años enseñó inglés e historia de sexto grado en la escuela secundaria Johnny Cochran de Los Ángeles.

Acerca de la enseñanza, dijo: “Enseñar es una de las experiencias más poderosas de mi vida. Ser maestra es el trabajo más duro que he tenido. Fue una parte formativa de mis años como adulta.

“Todos los problemas que enfrentamos en la política nacional los vemos en el salón de clases todos los días: falta de atención médica, vivienda, comunidades sin seguridad, la falta de recreación y espacio para parques. Todo esto afecta la forma en que los niños aprenden”, agregó.

Posteriormente asistió a la facultad de leyes de Loyola para pulir más sus habilidades en políticas públicas.

Dijo que un momento que definió su vida fue cuando estaba enseñando. Había una niñita que se quedaba después de la escuela para obtener ayuda adicional. Cuando Hernández le preguntó por qué se quedaba, la niñita le dijo que porque quería ir a la universidad. La niña de una familia pobre no entendía cómo era que la falta de oportunidades estaba en contra de ella. Hernández habló de la forma en que trabajó con ella y otros tres estudiantes después de la escuela hasta el octavo grado para prepararlos para el éxito. Los tres acabaron por asistir a algunas de las mejores universidades del país.

Esta experiencia motivó a Hernández a crear una organización sin fines de lucro dedicada a identificar a estudiantes y prepararlos para el éxito académico, la cual lleva por nombre Helping Young People Excel.

Hernández ahora es directora ejecutiva del instituto de capacitación para el liderazgo en asuntos públicos, Coro Southern California. Antes de eso, fue directora en el centro y asesora legal especial del concejal de Los Ángeles José Huizar. En ese puesto, dijo que dirigió “esfuerzos de revitalización del centro, que incluyeron políticas de desarrollo económico, mejoras en los servicios a los electores, iniciativas para innovar políticas e inversiones en transporte e infraestructura”.

“Ese trabajo ha creado las bases de las razones por las cuales me quiero postular para el Congreso”, dijo en una entrevista telefónica el martes. “Necesitamos asegurarnos de tener políticas que apoyen al tipo de gente que hemos ayudado. Yo sé cómo se implementan estas políticas en la práctica”.

Hernández dijo que ha vivido aproximadamente 10 años en el distrito 34 del Congreso. Es un distrito con diversidad multicultural en el centro de Los Ángeles.

“Uno puede visitar una pagoda coreana tradicional en el parque de un vecindario, y en minutos pasar por el histórico Filipinotown en camino a El Parque de México, y posar enseguida de las estatuas de bronce del presidente Abraham Lincoln junto con el padre Miguel Hidalgo y Costilla”, se lee en una descripción en el sitio web de Becerra.

En cuanto al Congreso, dijo que necesitamos sacudirlo con una nueva generación de liderazgo.

“Después de las elecciones del 8 de noviembre, la amenaza que vemos en Washington es Trump. Él representa una amenaza para muchos de los habitantes de esta comunidad. Necesitamos hacerle frente a esa amenaza, dibujar una raya en la arena. Tengo fuertes sentimientos acerca de eso”.

Los otros cuatro candidatos son el asambleísta estatal Jimmy Gómez, demócrata por Los Ángeles, la activista demócrata Wendy Carrillo, el candidato por el Partido Verde Kenneth Mejía y Alejandra Campoverdi, una periodista y antigua ayudante del presidente Obama en la Casa Blanca.

Hasta el martes, Hernández había recaudado la mayor cantidad de dinero para su campaña en crowdpac.com, $103,685 dólares.

Aunque ya no vive en una comunidad agrícola como su pueblo natal, Hernández dijo que fue criada con los valores de ayudar a quienes son más vulnerables en la comunidad.

“Salinas siempre tendrá un lugar especial en mi corazón. Probablemente estaré ahí en Navidad”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2hQiWmf