SUBSCRIBE NOW
to get home delivery

Kanye West termina en hospital tras un año tumultuoso

POR MARK KENNEDY | AP

NUEVA YORK – Ha sido un año tumultuoso para Kanye West. Presentó un nuevo álbum tras meses de tortura y dos desfiles de moda plagados de cambios de último minuto. También peleó de nuevo con Taylor Swift, se lanzó en una ambiciosa gira de conciertos, tuvo un bebé y su esposa vivió un horroroso robo.

“Cuándo fue la última vez que no estaba apurado”, pregunta West en la canción “Real Friends” de su nuevo álbum, “The Life of Pablo”. En otro tema amonesta a sus amigos menos laboriosos: “Así que duermen mientras yo trabajo, ¿eh? ¿Descansaron bien?”.

Una agenda implacable y una vida agitada bajo la luz de los reflectores junto a su esposa Kim Kardashian parecen haberle pasado factura al músico ganador de 21 premios Grammy. West fue trasladado al Centro Médico Ronald Reagan de la UCLA en Los Ángeles el lunes por la tarde por estrés y agotamiento.

“En los últimos 12 meses, probablemente nadie ha estado tanto en el candelero como Kanye y su esposa”, dijo Bob Williams, director ejecutivo de Burns Entertainment & Sports Marketing , que se especializa en procura de celebridades y licencias musicales.

“No conozco a ninguna celebridad que haya sido más escudriñada que ellos”, agregó. “Eso crea una presión tremenda desde afuera: expectativas por satisfacer, presión para responder. Toma tiempo. Toma esfuerzo”.

En los días previos a su hospitalización, el comportamiento de West fue algo errático. El sábado en Sacramento, California, puso fin a su concierto luego de cuatro canciones y tras lanzar una diatriba de 10 minutos sobre Beyonce, Jay Z, Hillary Clinton, Mark Zuckerberg, la radio y MTV.