SUBSCRIBE NOW
to get home delivery

Voto anticipado, buen augurio para Clinton en estados clave

POR HOPE YEN | AP

WASHINGTON – Millones de estadounidenses han votado ya en las elecciones presidenciales, unos sufragios que apuntan a una ventaja de Hillary Clinton en cruciales estados en disputa. Datos reunidos por Associated Press también dan indicios de fortaleza demócrata en territorio tradicionalmente republicano.

La numerosa votación anticipada de personas con más probabilidad de apoyar a Hillary Clinton —demócratas registrados, minorías y jovenes, entre otros— podría acabar prácticamente con las posibilidades del republicano Donald Trump de conseguir los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Casa Blanca.

Clinton está mostrando buenos resultados en Florida y North Carolina, dos estados que Trump necesita ganar, así como en los indecisos Nevada, Colorado y Arizona. Hay incluso más indicios favorables para la demócrata en Utah y Texas, dos estados de tendencia republicana.

“Para Trump va a ser muy difícil ganar”, comentó Michael McDonald, profesor de la Universidad de Florida especialista en participación electoral. Otros analistas también esperan un buen resultado final de Clinton basándose en la participación inicial.

El voto por anticipado por correo o en persona ha comenzado en 37 estados. Se han depositado más de 12.5 millones de votos, un dato muy superior al de 2012, según información de Associated Press. En total, se espera que 46 millones de personas —o hasta el 40% del electorado— vote antes del día de elecciones, el 8 de noviembre.

La campaña de Clinton describe a North Carolina y Flroida como estados de “jaque mate”. Es probable que tampoco Trump pueda ganar si pierde allí.

Tras verse por detrás en los sufragios enviados por correo, los demócratas adelantaron en los votos en North Carolina depositados tras la apertura del voto anticipado en persona la semana pasada. Los demócratas lideran ahora en papeletas enviadas por un 47% frente al 29%.

La votación en persona ha empezado más despacio, tanto entre demócratas como entre republicanos, en comparación con 2012, cuando el republicano Mitt Romney ganó por poco en el estado. Pero muchos condados de tendencia demócrata redujeron el número de centros de votación en la primera semana, un factor probable en el declive. Varios de esos condados abren más puntos de votación esta semana.

En Florida, más de dos millones de votantes han enviado ya sus papeletas. La votación en personas comenzó el lunes y los demócratas prácticamente han empatado con los republicanos en un 41%. Es una cifra de remontada mucho más rápida que en 2012 y 2008, cuando Barack Obama ganó en el estado.

Los números de este año son preocupantes para los republicanos.

“Si se mantiene la tendencia actual de votación anticipada, es una posibilidad real que Clinton pueda ganar una mayoría de estados indecisos, incluido Florida”, dijo Scott Tranter, cofundador de la firma republicana de análisis de datos Optimus.

Los demócratas compiten por los estados de Nevada, Arizona y Colorado, antes republicanos. Todos son cruciales para Trump.

El total de votos adelantados en Nevada es bajo, pero la ventaja demócrata creció tras abrirse el voto en persona la semana pasada. Los demócratas lideran en papeletas remitidas, un 46% frente al 35%. Los sufragios de votantes blancos mayores bajaron de forma significativa, mientras que los de hispanos y asiático-estadounidenses subieron.

El voto anticipado está subiendo en Arizona, que suele ser republicana pero ha recibido mucha atención de Clinton. Se han depositado más de 616,000 papeletas y los demócratas están empatados con los republicanos, 37% frente a 38%. Otro 25% de los votos era de independientes o personas de afiliación desconocida. En este punto de 2012, los republicanos lideraban por más de 7 puntos porcentuales. La participación adelantada aumentó en Arizona, especialmente entre adultos jóvenes y latinos.

En Colorado, donde el voto anticipado ha sido por correo, los demócratas lideraban por un 40% frente a un 34% entre las 416,000 papeletas devueltas. En 2012, los demócratas estaban 10 puntos porcentuales por debajo de los republicanos en el mismo punto. Desde entonces, los demócratas registrados han superado a los republicanos en el estado.