Nunca es demasiado tarde para la educación

POR JAY DUNN | EL SOL

Con casi 40 años invertidos en Salinas, Gladys Escalante podría estar satisfecha con lo que ha logrado.

Pero esta mujer emprendedora está enfocada estudiando matemáticas en el Centro de Alfabetización de la ciudad en la Biblioteca Steinbeck, a un paso de pasar el General Education Development Test (GED) una certificación equivalente a nivel de escuela preparatoria.

Ella quiere convertirse en una consejera para los ancianos, y para ello también está tomando clases de Inglés como Segundo Idioma (ESL, por sus siglas en inglés) en la universidad comunitaria Hartnell, donde estuvo en la lista del decano (lista de honores) recientemente.

Escalante llegó como una trabajadora del campo hace casi 40 años, y tiene tres nietos nacidos en Salinas.

"Quiero completar el GED en noviembre", dice con una sonrisa tan grande como sus sueños.