LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Era el verano de 1976. Nuestra nación celebró su bicentenario. Las familias llenaban sus coches para viajes de verano por carretera con la gasolina a un precio de $0.59 por galón. La gimnasta rumana de 14 años Nadia Comăneci ganó 3 medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Montreal, con siete puntuaciones perfectas. Y el lunes 26 de julio de 1976, el Basurero Johnson Canyon (BJC) se abrió al público, aceptando sus primeras cargas de basura.

Durante los últimos 40 años, las instalaciones del BJC (localizado en las afueras del este de Gonzales) ha evolucionado de un sitio de desechos del sur del Condado de Monterey, a una instalación de recuperación de recursos que produce energía limpia y recicla los desperdicios orgánicos. Originalmente, sólo los metales eran separados para su reciclaje, hasta octubre de 2000 cuando la instalación se abrió para servicio de los domingos y comenzó a reciclar desechos de jardín, madera limpia, metal, cartón, vidrio y plástico, aumentando continuamente los materiales aceptados para el reciclaje con la evolución de la tecnología en la industria del reciclaje.

Tras la clausura en 2009 del Basurero Crazy Horse Canyon en el norte de Salinas, BJC se convirtió en el basurero regional primario sirviendo a todo el Valle de Salinas, abierto los 7 días a la semana con un área de reciclaje amplia y con más servicios de reciclaje.

En 2013, Salinas Valle Recycles completo su proyecto de conversión de gas a energía de 1.6 megavatios en asociación con Ameresco, Inc. En 2014, la Junta Directiva de la agencia avanzo en su visión de un "futuro sin basureros" poniendo fin a su práctica de aceptar basura que no provenía del Condado de Monterey. Esto no sólo ha extendido significativamente la vida del único basurero del Valle de Salinas, sino que reduce la responsabilidad financiera y ambiental a largo plazo asociada con el cuidado de los basureros activos y cerrados.

Desde que Salinas Valle Recycles se hizo cargo de las operaciones internas de BJC el año pasado, continúa ampliando la lista de materiales aceptados gratis para reciclar, incluyendo colchones y sus bases de resortes. A pesar de que se esperaba originalmente que el basurero alcanzaría su capacidad para el año 2018, a través de la desviación y la participación comunitaria en programas de reciclaje, al terminar la importación de basura y la construcción adicional de espacio, su expectativa de vida ha aumentado hasta 2055. Al igual que los que nacieron en 1976, BJC ¡tiene mucha vida significativa por delante!

Nos gustaría que este fuera el último cumpleaños del basurero, pero hasta que sepamos cómo reducir, reutilizar y reciclar todo lo que tiramos, los basureros siguen siendo una parte crítica del sistema de desechos de nuestra comunidad. Hasta entonces, hay que seguir celebrando los fabulosos cuarenta años y seguir trabajando ¡por un futuro sin basureros!

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elsoldesalinas.com/story/noticias/2016/08/23/el-basurero-johnson-canyon-celebra-aos-de-servicio/89209660/