Brasil contra Alemania en una Final con morbo para el fútbol olímpico

POR DEBORA REY | AP

RÍO DE JANEIRO – Oro y venganza. O plata y vergüenza.

En un desenlace deseado y temido a la vez, Brasil jugará su cuarta final olímpica el sábado ante Alemania, un rival que le trae el peor de los recuerdos y que también busca sumar a su vitrina el único trofeo que le falta.

Con un Neymar intratable --gol inédito a los 15 segundos, otro de penal en el epílogo y una asistencia--, el pentacampeón del mundo aplastó 6-0 a Honduras en una de las semifinales de los Juegos Olímpicos de Río.

Alemania, el mismo rival que le propinó una de las peores palizas de su historia 7-1 en el mundial 2014, será su contendiente tras vencer 2-0 a Nigeria en Sao Paulo por la otra llave.

"Llegamos a la recta final demostrando el buen fútbol que nos reclamaban. Un fútbol bonito y bien jugado", comentó el técnico de Brasil, Rogerio Micale, tras la victoria en el estadio Maracaná.

"Neymar es un monstruo. Tiene talento, cada vez que se lo exige juega al fútbol. Está feliz en el grupo. Está viviendo un buen momento", destacó el entrenador sobre el capitán de su equipo.

Alemania, que detenta el ataque más letal del certamen con 21 goles, le ganó a la selección africana con goles de Lukas Klostermann, a los nueve minutos, y de Nils Petersen, a los 89.

Antes de conocer el resultado, Micale había destacado de Alemania su "juego de equipo, automatizado, organizado".

Tras sufrirlo en carne propia, Pinto cree que esta vez el oro no se le escapa a Brasil esta vez.

"El profesor (Rogerio Micale) ha encontrado el equipo ideal. Hay una condición técnica y futbolística para lograr el sueño brasileño que lleva tanto tiempo", opinó el estratega colombiano.

"Crecimos mucho durante la competencia y llegamos fortalecidos al momento decisivo. No sólo con fútbol sino con transpiración. Estamos jugando como grupo, eso nos da la esperanza de que podemos" ganar el oro, destacó Micale.