CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El Distrito Escolar de Primarias Salinas City (SCESD) debe encontrar el dinero y los recursos para reforzar sus esfuerzos por hacer que todos sus estudiantes tengan fluidez en inglés al momento de salir del distrito.

Esa es la conclusión básica a la que llegó el gran jurado del Condado de Monterey en su informe de 2015-2016, el cual se publicó el lunes, 11 de julio. El organismo investigador seleccionó las escuelas de Salinas City en una especie de revisión de seguimiento al informe del año pasado, que se enfocó en el papel de la Oficina de Educación del Condado de Monterrey (MCOE) con respecto a la adquisición del idioma inglés.

El martes, la superintendente del distrito Martha Martínez dijo que el informe del gran jurado no tenía ningún hallazgo sorpresa, y que las recomendaciones alcanzadas podían aplicarse a muchos distritos con desafíos académicos y de inscripciones similares.

“El SCESD fue seleccionado porque es grande y suficientemente diverso como para ser representativo de la enseñanza y aprendizaje del idioma inglés en el Condado de Monterey”, dice el informe de este año en el capítulo llamado “Cómo vencer juntos los obstáculos”.

En 2014-2015, el gran jurado le llamó la atención a MCOE por su papel en la educación de alumnos aprendices del inglés. Sin embargo, los funcionarios de MCOE respondieron a ese informe diciendo que la responsabilidad principal de la adquisición del inglés descansa en los distritos escolares.

El distrito escolar Salinas City cuenta con una matrícula de 9,125 alumnos en 14 escuelas que van desde preescolar hasta el sexto grado. Más de la mitad de los estudiantes están clasificados como aprendices del inglés (ELL). La inscripción de ELL en algunas de las escuelas alcanza el 81%, de acuerdo con el informe del gran jurado.

“Las entrevistas de investigación revelaron importantes impactos negativos para los aprendices del inglés”, indica el informe. “Los obstáculos socioeconómicos y la ausencia de preparación escolar debilita su habilidad de aprender y se refleja posteriormente en las calificaciones de los estudiantes”.

Martínez dijo que aunque los hallazgos del informe no descubren nada nuevo, ella respeta el trabajo efectuado.

Agregó que le sorprendió que el gran jurado seleccionara al SCSD para su revisión de los programas de aprendices del idioma inglés. Informó que inicialmente, en el otoño pasado los miembros del jurado dijeron que querían aprender más acerca del aprendizaje del idioma inglés. Ella le dio la bienvenida a eso pero “no tenía idea de que fueran a escribir un informe oficial casi hasta abril”.

Fue un momento de aprendizaje para ambos lados. “Me di cuenta de que los miembros del jurado tenían muy poca experiencia acerca de los programas de aprendizaje del idioma inglés. Pienso que aprendieron una tremenda cantidad de cosas”, dijo. El proceso representó una tremenda inversión de tiempo por parte nuestra”, agregó.

Martínez, quien acaba de completar su primer año como superintendente, básicamente está de acuerdo con los hallazgos, excepto con uno que planea criticar en detalle cuando el consejo escolar publique su respuesta formal en los próximos 90 días.

Acerca de la enseñanza a niños aprendices del inglés, Martínez dijo que está orgullosa de los programas que operan en todo el distrito, y que reconoce que “ciertamente hay mucho espacio para crecer”.

“Tenemos que volvernos más uniformes. Tenemos puntos de excelencia… y áreas en las que necesitamos mejorar. Estoy orgullosa de lo que hemos logrado, pero eso es tan sólo una tajada de lo que necesitamos hacer.

El método del gran jurado para analizar este asunto incluyó entrevistas con administradores y líderes educativos, entrevistas con funcionarios del MCOE, visitas a escuelas, asistencia a juntas públicas del distrito escolar e investigación de documentos.

Estos son sus hallazgos:

  • Muchos niños entran a la escuela con un vocabulario limitado y una falta de preparación escolar.
  • No existen programas de preescolar en el distrito que ofrezcan atención después de la escuela.
  • Del segundo al sexto grado no hay ayudantes que puedan proporcionar asistencia a los maestros en las tareas del salón de clases y en trabajo de grupos pequeños.
  • Los estudiantes que no se reclasifican a un estado de dominio fluido del inglés no pueden tomar los cursos de preparatoria necesarios para satisfacer los requisitos básicos para ingresar a la universidad.
  • Hay poca participación de los padres en las juntas, programas y actividades escolares.
  • No hay tiempo suficiente para la colaboración entre los maestros y los administradores del distrito.
  • Se asigna una cantidad inadecuada de tiempo a las conferencias entre padres y maestros para permitir que los padres participen y apoyen a sus hijos en la escuela.
  • La escasez de maestros con credenciales ha provocado que el distrito contrate maestros que aún no tienen credenciales y maestros sustitutos para ocupar los puestos vacantes de enseñanza.

Recomendaciones del gran jurado:

  • Proporcionar atención costeable en el lugar después de la escuela para los grupos de preescolar.
  • Aumentar la participación y concientización de los padres acerca de las juntas, programas y actividades escolares, requiriendo una orientación a los padres cuando un alumno nuevo se inscriba en la escuela. Esta orientación deberá incluirse en la inscripción de estudiantes para 2016-2017.
  • Contratar auxiliares para trabajar en los salones de clases del segundo al sexto grados, que puedan ayudar a los maestros con el trabajo en grupos pequeños y otras tareas donde no se requieran credenciales. La contratación de estos auxiliares deberá efectuarse en el año escolar 2016-2017.
  • Compensar a los maestros por el tiempo adicional que pasan fuera de sus períodos designados de instrucción para colaborar con los padres y otros maestros.
  • Convertir el estado de reclasificación de dominio fluido del inglés en una prioridad para el final del sexto grado, y subrayar la importancia de esto en la capacitación de los maestros para el servicio en el año escolar 2016-2017.
  • Buscar y motivar las sociedades con las dependencias de la comunidad, los grupos cívicos, los negocios locales y las fundaciones (por ejemplo, Primeros 5 del Condado de Monterey o los “paleteros” de la biblioteca de Salinas) para patrocinar servicios de preparación escolar y apoyo académico a los estudiantes.
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/29XCQsW