CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

No sucede con frecuencia que la Fundación Sammie's Kids se entere de las historias de éxito que se derivan de su trabajo con los niños que han sido removidos de sus hogares debido al abuso o el descuido.

Sin embargo, en la última década, eso no ha impedido que la organización sin fines de lucro del Condado de Monterey les entregue a los niños paquetes individualizados con cosas como ropa, zapatos y un cobertor.

“Es bastante increíble. Nosotros, por desgracia, casi nunca nos enteramos de los resultados de esos niños debido a la confidencialidad, pero hay que tener mucha fe y saber que lo que uno está haciendo es lo correcto”, dijo Tiffany Dilbeck.

La Fundación Sammie's Kids, creada en 2008 por Dilbeck y su hija Samantha, quien entonces tenía ocho años, entrega mochilas con artículos básicos a los niños del Cherish Receiving Center del Condado de Monterey.

El centro es un refugio seguro para niños que han sido removidos de sus familias y ya no pueden vivir con ellas, o que ya no están donde estaban siendo alojados.

“Es un refugio seguro y cuidamos a los niños durante 23 horas, hasta que los trabajadores sociales pueden encontrar un lugar seguro para ellos”, dijo Lynn Petrovic, directora de programas centrales de Aspiranet en el área del condado de Monterey.

El Cherish Receiving Center, que se encuentra en un lugar confidencial, es una colaboración entre la dependencia líder Aspiranet, el Departamento de Servicios Sociales y de Empleo del Condado de Monterey, el Departamento de Salud Conductual del Condado de Monterrey y la Asociación de Enfermeros Visitantes.

“Ellos llegan y nuestro trabajo consiste en ayudarles a pasar por lo que se podría considerar una de las situaciones más difíciles por las que puede pasar cualquier persona”, dijo Petrovic. “Se trata de darles comida, de darles la oportunidad de jugar y de tomar un baño caliente”.

Hay juguetes para todas las edades, libros, televisiones y música. El lugar es lo más cálido posible y se asemeja a una casita. El Cherish Receiving Center está hecho para que se sienta como un hogar.

“(Queremos que la gente sepa que) existe, y estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo en colaboración con nuestros socios de la comunidad para ofrecer la mejor atención posible a estos jóvenes en sus momentos de necesidad”, agregó. “Eso es algo sobre lo que se pregunta la gran mayoría de la gente. En segundo lugar, este es un programa en el que los niños se benefician directamente de las donaciones. Estos niños por lo general llegan con tan solo la ropa que llevan puesta. Mientras más podamos darles, mejores serán sus probabilidades de salir adelante”.

Petrovic dijo que los centros de recepción son absolutamente esenciales, tanto a nivel emocional como legal.

“Alguien está dándoles no solo lo esencial, sino esa otra cosa que es esencial para nosotros, o sea atención, juegos y cuidados durante un momento difícil”, agregó. “… Desde que comenzamos (aproximadamente hace 10 años), hemos proporcionado servicios a 2,900 niños. Como podrá imaginar, eso representa muchas mochilas”.

Es importante para la comunidad saber que cuando sus jóvenes están pasando por lo que podrían ser los momentos más difíciles de su vida, se les cuida de esa forma, informó.

La Fundación Sammie’s Kids ha contribuido con más de 2,000 mochilas individualizadas que incluyen ropa para tres días, un par de pijamas, zapatos, ropa interior, un cobertor, una luz nocturna y una jirafa de peluche.

Todo comenzó porque la joven Samantha quería ayudar a los menos afortunados.

“Ellos pueden lavar la ropa con la que llegan, pero en muchas ocasiones eso es todo lo que tienen”, dijo Dilbeck. “El trabajo de la Fundación Sammie’s Kids es llenar ese vacío para que cuando salgan de ahí, en especial si no vuelven a su casa, sin importar a dónde vayan, por lo menos tengan ropa propia para cambiarse durante uno o dos días”.

Después de recibir las mochilas, con frecuencia los niños se sorprenden y preguntan continuamente si se pueden quedar con ellas. Por supuesto que pueden.

“Las mochilas son realmente bonitas”, dijo Petrovic. “… Están seleccionando ropa que los niños se sentirían orgullosos de vestir”.

La única ocasión en que la Fundación Sammie’s Kids se enteró acerca de una historia de éxito fue durante una presentación escolar para identificar el abuso.

Dilbeck se encontraba en una escuela secundaria, cuando de pronto un joven se puso de pie y dijo que hacía unos tres años había estado en el Cherish Receiving Center. El estudiante recordó cuando llegó, tomó un baño, comió sopa y un sándwich de queso y pudo ir a dormir sintiéndose bien y seguro.

“Es raro que podamos escuchar estas historias a menos que salgamos a hablar con estos niños, a educarlos, y que entonces ellos tengan suficiente valor para ponerse de pie y decir ‘yo fui uno de esos’”, dijo Dilbeck.

Los niños del centro están prácticamente en todas las escuelas del condado de Monterey. Es por eso que el consejo para el impacto de Cherish, que hace esfuerzos de promoción y recaudación de fondos para el centro, quiere ir a las escuelas.

Dilbeck es una de las integrantes más activas del consejo.

“Estamos tratando, en conjunto con Tiffany y el consejo para el impacto, de organizar un programa que podamos llevar a las escuelas”, dijo Petrovic. “Estamos invitando a los maestros a que se comuniquen con nosotros. Estamos organizando un programa en el que podamos salir a informarle a la gente acerca del abuso y el descuido, pero también acerca de Cherish y de la forma en que podemos hacer cosas similares a lo que hacen en Sammie’s Kids”.

Cómo ayudar

El Cherish Receiving Center de Monterey está buscando activamente más voluntarios. Las personas interesadas en ayudar pueden comunicarse con Lynn Petrovic, directora de programas centrales de Aspiranet en el área de Monterey, escribiendo a npetrovic@aspiranet.org o llamando al 831-443-0249.

“Algunas personas tienen dificultades para participar en algún comité porque tienen otras actividades, así que otra forma de ayudar es comunicarse con Lynn para averiguar cuáles son algunas de las necesidades que tiene el Cherish Receiving Center. ¿Necesitan cajas de cereal, detergente, artículos de baño o zapatos?”, dijo la integrante del comité de impacto Tiffany Dilbeck. “… De hecho pueden ir a hacer compras para estos niños”.

Las personas interesadas en ayudar a la Fundación Sammie’s Kids pueden visitar su sitio web en www.sammieskidsfoundation.com. Ahí mismo pueden enviar un correo electrónico.

“Es una situación similar para nosotros, pero no recibimos juguetes ni alimentos; lo nuestro por lo general es la ropa”, dijo Dilbeck. “Podemos hacer lo mismo en cuanto a inventario, podemos informarles lo que nos falta, como por ejemplo ropa para niños de tamaño 3T. Entonces las personas pueden ir a comprarla y traerla; eso es perfecto. Las donaciones en especie son lo mejor para Sammie’s Kids”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/29waAHI