Aprueban presupuesto de $1,360 millones para el condado

POR AMY WU | EL SOL

Durante su junta del martes pasado, el Consejo de Supervisores del Condado de Monterey aprobó unánimemente el presupuesto de $1,360 millones de dólares para el año fiscal 2016-2017 que comenzará el 1° de julio. Al darle luz verde al presupuesto, el condado también levantó el congelamiento temporal de contrataciones que había impuesto en abril.

El nuevo presupuesto es más grande, lo cual se debe principalmente al aumento en los costos de la atención de salud y a proyectos de mejoras de capital; los principales rubros son en seguridad pública y en clínicas de atención médica.

El presupuesto representa un aumento de $148 millones de dólares, o un 11.8%, en comparación con los $1,216 millones del año fiscal 2015-2016. El fondo general, que representa una parte importante del presupuesto, será de $633.4 millones de dólares, equivalentes a un aumento del 5% en comparación con los $601.5 millones de 2015-2016. El condado continúa recibiendo un flujo constante de ingresos que provienen de los impuestos a los hoteles y las propiedades.

Por ejemplo, el condado espera recibir un aumento de ingresos del 5.5% en impuestos a las propiedades en 2016-2017.

También espera otros $13.5 millones de dólares en ingresos adicionales provenientes de impuestos a hoteles y propiedades durante 2016-2017.

El condado logró eludir los pronósticos iniciales que marcaban un déficit de $16 millones de dólares y 156.4 despidos al reorganizar el borrador anterior del presupuesto.

“Se le dio prioridad a evitar los despidos y proteger la seguridad del público y la infraestructura”, dijo el director del presupuesto Paul Lewis. “Al final solo hay tres posibles despidos”.

Estos despidos se esperan en las oficinas de la dependencia de administración de recursos y del abogado del condado. Lewis dijo que la última vez que el condado tuvo despidos fue durante los años de la recesión entre 2009 y 2011.

“Creo que nos pusimos de acuerdo y produjimos un presupuesto justo y razonable para las circunstancias”, dijo el supervisor John Phillips, quien se unió por teléfono a la junta desde Washington D.C.

El nuevo presupuesto refleja el aumento en los costos de atención para la salud y del retiro de empleados. También está siendo alimentado por los proyectos de mejoras de capital que incluyen la expansión de la cárcel del condado y el edificio del nuevo centro de detención juvenil.

“Nos fue bien, lo cual es un tributo al personal que trabajó en el presupuesto y a los jefes de los departamentos, pero hubo menos espacio para hacer ajustes”, dijo la supervisora Jane Parker.

Agregó que “la cantidad y la escala de algunos de los proyectos de capital” significan que el condado “tiene menos dinero en reserva para evitar despidos. Operamos con un presupuesto más apretado y con menos opciones”.

Además, los costos de la atención para la salud continúan disparándose, dijo Lewis.

Hay un aumento del 21.3% en los costos de los seguros de salud de los empleados; en las primeras juntas de planeación del presupuesto unos, $9 millones de los $16 millones del déficit pronosticado estaban relacionados con los seguros de salud. Eso no incluyó los $4.4 millones de atención para la salud de los internos y los $2.6 millones debidos al aumento en los costos relacionados con CalPERS, el sistema de pensiones para los empleados públicos de California.

Ganadores y perdedores

El Departamento del Alguacil tiene uno de los mayores aumentos, de $95.2 millones de dólares este año fiscal a $106 millones de dólares en el próximo. El dinero se utilizará para aumentar el personal, añadiendo a 11 oficiales más.

La Dependencia para la Administración de Recursos, también conocida como RMA, tendrá un aumento significativo en su presupuesto, de $94.8 millones a $162.4 millones. Este aumento se debe a la expansión de la cárcel, que tendrá un costo de $88.9 millones, y a la nueva correccional para menores de $52 millones, donde la construcción está programada para iniciarse en 2017.

Dicho esto, RMA también está resultando afectada por una disminución de tres años continuos en los ingresos por impuestos a la gasolina que se destinan a los proyectos de carreteras. La mayor parte de los ingresos del departamento provendrá ahora de proyectos de infraestructura.

El Departamento de Salud también está en modo de crecimiento, y expandió la cantidad de clínicas de atención primaria y salud conductual. Esta tendencia continúa creciendo debido al aumento en la cantidad de personas elegibles para el programa de la Ley de Atención Médica Asequible (ACA), también conocida como Obamacare.

El Departamento de Parques sigue teniendo dificultades debido a la constante disminución de visitantes, específicamente en sus centros turísticos de Lake Nacimiento y Lake San Antonio. El director de parques Mark Mariscal dijo que la constante sequía está causando esa disminución. Mariscal, quien se unió al condado en 2015, anunció su renuncia en marzo, la cual entrará en vigor a partir del 12 de julio. El condado está reclutando a su reemplazo.

Cómo evitar despidos

Lewis dijo que fue más difícil organizar el presupuesto de 2016-2017 que los de años recientes.

En las primeras etapas del proceso de planeación del presupuesto, el condado había pronosticado un déficit de $16 millones de dólares, y 23 departamentos eliminaron inicialmente 83 vacantes y 73 puestos ocupados para equilibrar sus presupuestos. Las cabezas de departamentos le solicitaron más dinero al consejo para evitar despidos y recortes a los programas. Al enfrentar estos desafíos, el condado dio inicio a un congelamiento de las contrataciones.

En base a las recomendaciones del consejo, el condado agregó $5.5 millones de dólares adicionales al fondo general. El dinero se utilizará para diversos proyectos que incluyen mantenimiento de carreteras, un estudio de la cuenca del Valle de Salinas, el proyecto del túnel entre lagos y la modificación del desagüe, y el pago de un crédito diferido del Programa para la Administración de Bienes Vehiculares.

Los $5.5 millones de dólares también evitarán lo que inicialmente fueron ocho despidos en el Departamento de Parques del Condado.

Los $3.9 millones adicionales provienen de la extensión del pago del proyecto para la planeación de recursos empresariales, un sistema de nueva tecnología que administra todo, desde recursos humanos hasta la nómina, cuya liquidación se extendió de un año a tres. Los restantes $1.6 millones provienen de la reducción de $6.2 a $4.6 millones de dólares del fondo de contingencias, un fondo de reserva para emergencias de del condado.

Planes a futuro

Lewis recomendó cautela en la economía general del condado, debido a los ciclos económicos.

“La expansión económica promedio dura cinco años antes de la siguiente recesión, y la expansión en la que nos encontramos actualmente ya va para su séptimo año. Así que llevamos dos años más que el promedio”, dijo Lewis, y apuntó a un posible efecto de goteo a nivel estatal. En mayo, el gobernador Jerry Brown modificó su plan estatal de gastos y redujo los ingresos en $2,000 millones de dólares para su pronóstico de 2017.

El condado de Monterey cuenta con un personal de 5,202 miembros y es uno de los empleadores más grandes del área de Salinas. El condado mantiene una calificación de AA de la agencia Standard & Poor’s.

El auditor del condado presentará una evaluación final del presupuesto 2016-2017 en diciembre.