Julián Castro rodeado de rumores vicepresidenciales

POR PAUL J. WEBER | AP

AUSTIN – Julián Castro regresa a San Antonio el viernes rodeado por las mismas conjeturas de cuando dejó Texas por Washington hace dos años: ¿Sería un buen candidato vicepresidencial?

Aunque el secretario de Vivienda trata de restar importancia a la idea de que podría ser el compañero de fórmula de Hillary Clinton en el otoño, Castro encabezará la Convención Nacional Demócrata en medio de rumores de que su nombre está en una lista de contendientes. Y no son simples habladurías.

Castro, nacido en San Antonio, pero con abuela mexicana, es uno de los políticos hispanos de más preeminencia en el país.

Otros posibles candidatos, incluyendo el gobernador de Colorado John Hickenlooper y el senador Tim Kaine, pudieran ayudar a Clinton a ganar importantes estados indecisos. El secretario del Trabajo Thomas Perez ofrece también a Clinton la posibilidad de un latino como compañero de fórmula, aparte de un liberal que pudiera ayudar a ganar el apoyo de descorazonados partidarios de Bernie Sanders.

Julián Castro no lleva siquiera dos años en un puesto que le hace el miembro más joven del gabinete de Barack Obama y ha evadido preguntas sobre si pudiera sumarse a Clinton como compañero de fórmula.

Pero incluso si Clinton no necesita a Castro, los demócratas en Texas sí lo necesitan. Pese a estar en Washington, Castro sigue siendo la estrella de un acosado partido que no ha ganado un cargo de nivel estatal desde 1994 y fue vapuleado de nuevo en el 2014 cuando Wendy Davis fue su candidata a gobernador. Castro pronunciará el discurso central en la convención demócrata de Texas, donde muchos quieren que un día regrese para contender en las elecciones de gobernador.

“Él es claramente una estrella del partido en el país”, dijo Manny García, vicedirector ejecutivo del Partido Demócrata de Texas. “Tiene un excelente historial en estos momentos. Ciertamente escuchamos los rumores”.