Nombran a nuevo jefe de policía de King City

POR CHELCEY ADAMI | EL SOL

Un nuevo jefe fue nombrado para el departamento de policía de King City, que ha pasado por un período de inestabilidad importante durante los últimos años.

El administrador de la ciudad Steve Adams anunció el nombramiento de Robert Masterson como jefe de policía, después de “un extenso proceso de reclutamiento, selección y revisión de antecedentes” que se llevó a cabo durante varios meses, según una declaración de prensa.

Desde 2008, Masterson fungió como jefe de policía del distrito del colegio comunitario College of Sequoias. También trabajó durante 20 años en el departamento del alguacil del Condado de Tulare, donde su último puesto fue como teniente, después de ser detective, sargento de asuntos internos y líder de la unidad para la supresión de las pandillas.

En un momento fue director de una organización sin fines de lucro basada en la fe que proporciona servicios de prevención contra las pandillas y otros servicios a jóvenes en riesgo.

“Me siento verdaderamente honrado de haber sido seleccionado para este puesto”, escribió Masterson en un comunicado de prensa. “Espero llevar al departamento de policía a una nueva era de servicio en King City. “Me entusiasma reunirme con la comunidad y reforzar los lazos entre ellos y el departamento de policía”.

El alcalde Robert Cullen agregó que la contratación es un “paso importante para la reconstrucción del departamento de policía” y que Masterson está “exclusivamente calificado” después de haber pasado por un intenso proceso de investigación.

El anuncio se dio en un momento de tensas relaciones con la comunidad, después de años de agitación en el departamento de policía.

En 2013, el FBI inició una investigación del departamento que continúa pendiente, después de que se perdieron miles de dólares recuperados de un robo bancario.

Posteriormente, durante un momento importante en 2014, seis oficiales de policía, incluidos el jefe de policía anterior y el que estaba en funciones, fueron detenidos en medio de una investigación acerca de un ardid de incautamiento ilegal de vehículos dirigido contra residentes latinos de escasos recursos.

Un antiguo sargento de la policía de King City, Bobby Carrillo, se encuentra actualmente cumpliendo una sentencia de un año en la cárcel del condado de Monterey por planear el ardid de incautamiento, y Brian Miller, propietario de la compañía de grúas, debe entregarse el 14 de junio para cumplir una sentencia de 150 días en la cárcel, así como tres años de libertad condicional. Ninguno de los detenidos en el ardid pasará tiempo en prisión.

Aparte de los casos criminales contra los oficiales, la ciudad de King City, como parte de un acuerdo alcanzado en una demanda colectiva, también pagará más de $1.2 millones de dólares a las víctimas del ardid de incautamiento, muchas de las cuales nunca recuperaron sus vehículos después de que fueron incautados.

En octubre, el antiguo jefe de policía de King City Ron Forgue fue despedido sin causa después de haber pasado sólo cuatro meses en el puesto. Los funcionarios de la ciudad citaron en ese momento problemas de privacidad de personal al negarse a explicar las razones que llevaron al despido. Después del despido de Forgue, el comandante Alex Tirado tomó el puesto de jefe en funciones y posteriormente Anthony J. Sollecito actuó como jefe interino de la policía.

Además, en diciembre comenzó una auditoría estatal del departamento de policía de King City. El Comité Conjunto de Auditoría Legislativa aprobó de manera unánime la auditoría el año pasado, y se calculó que tardaría aproximadamente seis meses en completarse. Se espera que el informe se publique ante la legislatura y el público el próximo verano.

El asambleísta Luis A. Alejo solicitó la auditoría y pidió específicamente que el estado revise las políticas y protocolos del departamento como su sistema disciplinario interno, procedimientos de retención de evidencia, políticas para mejorar sus relaciones con la comunidad, y si los oficiales han recibido capacitación ética obligatoria.

Además de hacer recomendaciones, la auditoría requerirá que la ciudad les informe al auditor estatal y a la legislatura cómo está implementando las recomendaciones en un período de seis meses, después de un año, y posiblemente después.

Masterson tomará juramento como jefe el 6 de julio a las 6:00 P.M. durante una ceremonia de toma de juramento en la cámara del ayuntamiento. Se invita al público a que asista a la ceremonia.