LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La aciaga temporada de los Bravos de Atlanta siguió de mal en peor el jueves, cuando su jardinero cubano Héctor Olivera fue suspendido hasta el 1 de agosto tras haber sido detenido por cargos de violencia doméstica.

El comisionado Rob Manfred anunció la suspensión, que es goce de sueldo, cubre 82 juegos y es retroactiva al 30 de abril.

Olivera fue arrestado el 13 de abril pasado en un hotel a las afueras de Washington, donde los Bravos estaban de visita. Fue acusado de agredir a una mujer y de inmediato se le colocó en licencia administrativa.

Aceptando lo indicado en el reporte elaborado por la policía de Arlington, Virginia, la oficina del comisionado completó una investigación que dictaminó que Olivera fue responsable de los golpes visibles en el cuerpo de la mujer. La policía dijo que Olivera y la mujer se conocían.

Perder al toletero de 31 años resulta una importante baja para los Bravos, dueños del segundo peor récord en las mayores y últimos en los rubros de jonrones, carreras impulsadas y anotadas.

Olivera desertó de Cuba, firmó un contrato por seis años y $62.5 millones de dólares en mayo con los Dodgers de Los Ángeles y fue cedido a Atlanta mediante un canje pactado el 30 de julio, en el cual los Bravos se desprendieron el pitcher abridor Alex Wood y el infielder venezolano José Peraza.

Los Bravos son responsables de pagarle a Olivera un monto de $28 millones de dólares de los $47 millones que se deben desembolsar hasta 2020. Los Dodgers de la cifra restante.

El salario de Olivera para esta temporada es de $4 millones de dólares, y la suspensión le costaría casi la mitad.

Manfred indicó que Olivera podrá participar en actividades en el complejo de pretemporada durante la suspensión, seguido por juegos en las menores a partir del 15 de julio.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Copyright 2016 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1TKZiCi