LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La candidatura de 2016 para el Congreso en la región de la Costa Central se reduce a la empresa, como es lo usual en el decididamente demócrata Distrito 20. Después de todo, dos familias demócratas –los Farr y los Panetta– han dominado el congreso aquí durante más de 40 años. Los últimos 23 años han sido representados por Sam Farr, D-Carmel. Antes de él, Leon Panetta había sido el congresista local desde 1976, antes de dejar el cargo para incorporarse a la administración de Clinton, luego como director de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y secretario de defensa.

Están ahora listos para continuar la dinastía, pasando la estafeta a la siguiente generación de sangre “azul” con Jimmy Panetta de Carmel, hijo de Leon.

No obstante, no sucederá sin una batalla de por medio. A la espera de sacar partido de la furia y la insatisfacción de los estadounidenses con el sistema del bipartidismo y la disfuncionalidad de Washington, D.C., la candidatura para la banca del Distrito 20 incluye a cuatro contrincantes en la actual situación demócrata. Los candidatos son los independientes: Barbara Honegger de Carmel Valley y Jack W. Digby de Capitola; Joe Williams de Santa Cruz por el partido Peace & Freedom; y el republicano Casey Lucius de Pacific Grove.

A continuación, se presenta un perfil de cada uno de los candidatos. Tres de ellos son militares veteranos. Uno ha dedicado años a ayudar a veteranos. Solamente uno de ellos ha sido electo anteriormente para un cargo. Todos están dispuestos y deseosos de entrar en combate en la Cámara de Representantes para intentar reconstruir el compromiso y la colaboración necesarios para hacer que el país prospere.

Jack W. Digby: metalúrgico independiente

Jack Digby creció entre los músicos de Nueva Orleans y también pasó tiempo con los mormones en Utah.

Digby, un metalúrgico de Capitola, se postula para el Congreso en el Distrito 20 controlado por los demócratas.Esto explica en parte por qué su visión de la política se orienta a los extremos liberal y conservador.

Si resulta electo, este padre soltero de dos hijos –uno en cuarto grado y el otro en la escuela secundaria– reduciría drásticamente el presupuesto militar y redirigiría los fondos hacia la infraestructura de la nación. Comentó que su carrera como metalúrgico le da la experiencia que necesita un legislador con respecto a decisiones de gasto gubernamental en proyectos públicos.

Reduciría el gasto en programas sociales para los pobres y lo vertería en revitalizar a la clase media.

“Podemos defender absolutamente a este país con un presupuesto de defensa más pequeño”, afirmó Digby durante una entrevista. Quiere ver que la educación esté bien financiada y dedicar más dinero y recursos a reparar la infraestructura de la nación y a construir centrales de energía, carreteras y puentes.

“Necesitamos nuevas escuelas en todos los niveles, más universidades. Hemos construido 21 cárceles y sólo una universidad en California en los últimos 20 años”, añadió.

Quiere aumentar los salarios de los maestros y recortar la cantidad de alumnos por aula, así como también dedicar más dinero a las artes, las clases de taller automotriz y la formación vocacional.

Digby practica surf y navega desde Capitola. Su amor por el medio acuático alimenta su promoción de la protección del Santuario Marino Nacional de la Bahía de Monterrey.

Apoya la desalación como fuente de agua y se opone a la fractura para la producción de petróleo en la impoluta Costa Central porque amenaza las vías navegables que desembocan en la bahía.

Digby nació en Nueva Orleans.

Cuando sus padres se divorciaron, se quedó con su padre y llevó la vida del hijo de un músico a los 4 años de edad.

“Mi papá era un hippie”, dijo Digby.

Más tarde, se mudó con su mamá y su padrastro a Utah como miembros de la iglesia de los mormones hasta que cumplió 16 años. También vivieron en Texas y en Nueva York durante un tiempo.

Se incorporó a la Armada cuando terminó la escuela preparatoria. Egresó de la Armada a los 23 años de edad y se convirtió en metalúrgico.

Durante la afiliación sindical “empecé con la actividad política, recorriendo el distrito electoral, haciendo campaña, me senté en la oficina de los portavoces del Comité Demócrata del Condado de Santa Clara”. Indicó que actuó como representante de Ann Eshoo en 2003 en el intento de destitución del entonces gobernador Gray Davis.

Digby se incorporó a un grupo interreligioso para justicia social y se unió a Labor for Peace, Justice and Civil Liberties de la Bahía de Monterrey. En 2003, captaron la atención nacional con su resolución contra la guerra en Iraq. Fue aprobada por el Consejo del Trabajo de la Bahía de Monterrey y el consejo de la ciudad de Santa Cruz adoptó una versión.

Si bien es simpatizante de Bernie Sanders, Digby no es socialista.

“Soy capitalista reformador”, afirmó. “Quiero hacer cambios al sistema capitalista para fortalecer a la sociedad como un todo. El mejor amigo del capitalismo es un trabajador bien remunerado”.

El gobierno federal tiene la función de reformar el capitalismo, dijo, comenzando por apelar Citizens United y regular Wall Street.

“Están desplumando a Estados Unidos. El gobierno tiene la obligación de proteger a los consumidores”.

En cuanto a viviendas, Digby es un NIMBY (¡en mi patio no!). Está convencido de que la Costa Central es un lugar especial para vivir y que no todos pueden vivir allí. Enviaría a los indigentes hacia otras comunidades y dirigiría los recursos a la gente de clase media y trabajadora.

“Quiero ver a más gente en la clase media y menos dádivas destinadas a gente de clase baja”, manifestó.

En la carrera hacia el Congreso, Digby arremete contra el favorito, Jimmy Panetta. “Porque el Partido Demócrata no presta atención a nuestra carrera, (ex-congresista, director de la CIA y secretario de defensa) Leon Panetta puso allí a su hijo y le entregó la banca como dinastía. Me manifiesto en contra de esto”.

“Soy liberal y conservador”, afirmó Digby. "Soy estadounidense, tengo una combinación de puntos de vista. Estoy más que nada del lado de los demócratas aunque algunos republicanos tienen buenas ideas. Elegí no postularme como demócrata porque quiero luchar por el sistema bipartidista”.

Digby al Congreso

Correo electrónico: surfnjack2000@yahoo.com

Facebook: https://www.facebook.com/Digbyforcongress/

Honegger: independiente con una causa

Desde temprana edad, Barbara Honegger cuestionó a la autoridad y mostró una habilidad para entender el concepto general de las cosas.

En la escuela, fue una estudiante sobresaliente. Si le ponían marcas rojas en algún examen con respuestas de opción múltiple, iba con el maestro, le explicaba por qué era posible que estuviera equivocado y hacía que le quitara las marcas rojas.

“Pude entender el contexto general de las cosas desde una temprana edad”, dijo. “Soy una granjera intelectual”.

Honegger nació y se crió cerca de Hanford, en el Valle Central de San Joaquín, y creció en la granja familiar. Sus padres cultivaban algodón y maíz, y operaban una lechería y un viñedo. Honegger sobresalió académicamente. Fue la valedictorian (estudiante No. 1) de su preparatoria. Hizo todas las tareas que se esperaban de una granjera, como alimentar las vacas y los caballos. Fue campeona de 4-H y exhibió su Holstein premiada en la feria del Condado de Kings.

Se graduó de la universidad Stanford y fue a dar a Washington D.C., donde trabajó como asistente en la Casa Blanca y analista política de la administración Reagan.

Ahora es autora y periodista investigadora, y es una de las principales voces del Movimiento por la Verdad del 9/11.

Honegger, quien ha sido residente de la Península de Monterey desde 1984, es candidata independiente para el puesto en el Congreso por el distrito 20 de la Costa Central.

“Voy muy en serio por la representación del distrito. Soy una verdadera revolucionaria progresiva”, dijo Honegger durante una entrevista en The Californian.

Esta no es su primera elección. En 1993 se postuló contra el titular actual Sam Farr y otros 25 candidatos. Desde entonces, los demócratas han mantenido el distrito con una sólida mayoría entre los votantes. Ahora que Farr se va a retirar, cinco candidatos están compitiendo para ser el próximo representante de la Costa Central en el Congreso.

Es el momento correcto para desafiar el control demócrata del distrito 20, dijo Honegger. La cantidad de votantes independientes y no afiliados a ningún partido ha reducido la ventaja de la mayoría. Forman el 26 por ciento del distrito. Honegger dijo que espera obtener el segundo lugar en la elección primaria estatal del 7 de junio y desafiar al favorito, el demócrata Jimmy Panetta, en otoño.

Honegger es una de tres candidatos independientes de la contienda que apoya a Bernie Sanders para presidente. Pero lo que la separa de los otros dos, y también del demócrata y del republicano, es su experiencia política a nivel nacional.

Como defensora de la verdad del 9/11, piensa que el ataque del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos no fue un complot terrorista, sino que se llevó a cabo desde el interior de nuestro propio gobierno.

“La verdadera historia son los explosivos que se colocaron con anterioridad en el interior del World Trade Center y del pentágono”, dijo. “Ningún terrorista extranjero podía habernos atacado. Fue un trabajo interno”.

A través de una investigación exhaustiva, Honegger dice que ha demostrado sus teorías en sus libros y documentales.

En cuanto a la contienda por el Congreso, la mayoría de las posiciones de Honegger acerca de diversos asuntos llevan a una estrategia extremista diseñada para mantener funcionando el “complejo militar, industrial, de la defensa y de inteligencia”.

“Todo lo que el pueblo americano cree que está mal en nuestro país aumentó con el pretexto de la mentira del 9/11”, dijo.

“Todas estas guerras ilegales y desmesuradas en Afganistán, Iraq y ahora Siria constituyen un delito según las leyes internacionales... El presupuesto de defensa se ha triplicado a manos de los republicanos. Le han quitado dinero a todos los programas nacionales”, informó.

“Si resulto electa, lo primero que haría, además de unirme al comité demócrata por el progreso, sería decir la verdad acerca de la información forense del 9/11 ante el Congreso para que quede en los registros”.

“Una vez expuesto esto... en la Cámara del Congreso, entonces podríamos atacar el inflado presupuesto del pentágono y recuperar ese dinero para todos los proyectos domésticos que necesitamos. Yo sería una activa y apasionada defensora de eso en el Congreso”.

Entre sus principales prioridades para la Costa Central se encuentra la reforma migratoria, el agua y la fracturación hidráulica (fracking). Honegger apoya la expansión del programa de trabajadores huéspedes para obtener un suministro estable de mano de obra para los campos agrícolas del Valle de Salinas. También apoya la construcción de una planta de desalinización en Moss Landing. Honegger se opone a la fracturación hidráulica. Dijo que ambos partidos, en especial Hillary Clinton, están proponiéndola para reducir la dependencia de EE. UU. del petróleo saudita.

No tiene ninguna crítica personal acerca de sus contrincantes, pero no se arrepiente de sus opiniones y tendencias de línea dura ante el demócrata Panetta y el republicano Casey Lucius.

“Pienso que Casey es una estupenda persona, pero es extremadamente importante no votar por ningún republicano para ningún puesto porque los republicanos tienen la culpa de todo lo que está mal en Washington”, dijo.

Acerca del puntero demócrata Panetta, Honegger dijo que aunque tiene sus propias calificaciones, “todos saben que se está postulando con el apoyo de su padre”.

Elegir a Panetta, agregó, sólo aumentaría nuestra participación militar en el extranjero.

“Leon y Jimmy Panetta son el programa de asesinatos con drones. Leon Panetta, como director de la CIA y Secretario de Defensa, recibió autorización del Presidente Obama para dirigir personalmente cada ataque de misiles con drones donde murieron tantos civiles inocentes... en Pakistán y Afganistán.

“Jimmy presume de haber estado en Afganistán, en la reserva naval de inteligencia militar. Su trabajo ahí era identificar objetivos de gran valor que posteriormente fueron utilizados por el programa de asesinato con drones, lo cual es totalmente ilegal según las leyes internacionales”, dijo Honegger.

“No creo que debamos recompensar a alguien que se encuentra en favor de este programa de asesinato con drones completamente ilegal al enviarlo al Congreso”.

“No creo que debamos tener ninguna dinastía de sangre. Después de todo, es por eso que peleamos en la Guerra de Independencia”.

Honegger para el Congreso

Casey Lucius: Disidente republicana del partido GOP

Criada en un hogar de Ohio que vivía al día, Casey Lucius se eriza con la idea de que los demócratas representen a la clase trabajadora.

Su madre y su padrastro son demócratas de toda la vida, pero Lucius comentó que nunca vio los frutos de esa afiliación partidaria que prometía elevar su estilo de vida.

“Mi madre una vez me dijo: ‘Los demócratas apoyan a la clase trabajadora.’… Yo no me lo creo.

“Por eso soy republicana. Creo que son las políticas económicas republicanas las que crean una economía pujante, generan puestos de trabajo, reducen los impuestos para que la gente pueda gastar más de su propio ingreso en sus familias”.

Lucius viene de comienzos autosuficientes. Le dijeron que la familia no podía pagarle la universidad, y su padrastro decidió entonces canjear su jubilación para que ella pudiera asistir. Es una lección que nunca olvidó y promete retribuir si es electa para el Congreso.

“La gente que simplemente trabaja y busca cómo arreglárselas no está representada. Yo represento a… los padres de clase media que trabajan, que pagan hipotecas. No tengo un apellido famoso. No tengo dinero. No trato de aprovechar el éxito de ninguna otra persona”.

Lucius, de 39 años, es concejal de la ciudad en Pacific Grove. Vive allí con su esposo y su hijo de 6 años desde 2008. Se tomó una licencia de su trabajo como profesora de seguridad nacional en la Escuela Naval de Posgrado para aspirar a un cargo más alto. Es veterana de la Armada, trabajó en inteligencia militar en Oriente Medio.

“Soy una republicana práctica y moderada. Me gustaría que ni siquiera tuviésemos partidos o que no tuviésemos que poner nuestra filiación política en un escrutinio”, expresó.

Cuando le preguntaron por qué había elegido postularse como republicana en vez de independiente, Lucius explicó: “La verdad es que es un sistema bipartidista. Una vez que uno llega a Washington, debe agruparse con los republicanos o con los demócratas”.

Republicana desde la universidad, Lucius indicó que quiere representar a toda la gente. Si bien esta puede ser una frase publicitaria, ¿qué la hace pensar que no será impulsada a respetar la línea del partido?

“No sigo ninguna agenda del partido”, afirmó. “Soy una pensadora independiente, más enfocada en las soluciones a nuestros problemas”.

Es franca con respecto a sus puntos de vista que van de liberales a conservadores.

Con respecto a cuestiones del medio ambiente, cambio climático, protección de la costa, estoy del lado de los demócratas, dijo.

En cuanto a cuestiones sociales tales como el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto, indicó que tiende a ser más liberal o moderada. Lo mismo sucede con el cambio climático, la atención sanitaria, el salario mínimo y la reforma financiera de la campaña.

Su costado conservador se agudiza con respecto a seguridad nacional y políticas presupuestarias y económicas, así como también los derechos de la Segunda Enmienda y la elección escolar. Pero en contraste con esto, apoya la iniciativa de Common Core y quiere que se expandan los programas federales de comidas en las escuelas.

En cuestiones de inmigración, está a favor de expandir el programa de Visa H2A para trabajadores extranjeros que son necesarios en las industrias agrícola y de hospitalidad. Sacar al programa H2A de la batalla por la reforma integral, explicó. Situarlo dentro del Departamento del Trabajo.

“Dejar que los líderes de ambos partidos discutan sobre seguridad fronteriza y caminos hacia la ciudanía y que me permitan a mí (en el comité de agricultura) trabajar en la reforma de la Visa H2A, que verdaderamente ayudará a la gente de este distrito. No es ideológico y se puede lograr”.

En la candidatura para presidente, le gusta John Kasich. Espera que haya algún modo procesal en la Convención Republicana en donde pueda obtener la nominación.

“La mayoría de los estadounidenses se consideran ahora moderados. Tenemos una mayor cantidad que nunca de independientes registrados a nivel nacional. Pienso que es una señal para todos los candidatos de que la gente está cansada de los extremos de ambos lados”.

En las elecciones del Distrito 20, sabe que no puede igualar al favorito Jimmy Panetta en cuanto a reconocimiento de nombre o gasto de campaña, pero promete trabajar más que él.

“No envidio el famoso apellido ni las conexiones de Jimmy. Es simplemente una forma diferente de representar al público. Sé lo que significa esforzarse y tener que resolver cómo mejorar tu propia vida”.

Lucius dijo que le preguntan si, en caso de resultar electa, el Congreso la convertirá en uno de esos “locos republicanos”.

“Le digo a la gente, ‘Ustedes no quieren que vaya a Washington y sea partidista’, y yo no quiero que ustedes vayan a las urnas y sean partidistas”.

Indicó que los votantes quieren que ella vaya a Washington para ser una pensadora reflexiva e independiente.

Expresó que espera lo mismo de ellos en las urnas el 7 de junio.

Lucius al Congreso

Correo electrónico: casey@caseylucius.com

Página web: http://www.caseylucius.com/home

Facebook: https://www.facebook.com/caseyforcongress/

Jimmy Panetta: Demócrata

Su nombre lo condiciona, pero Jimmy Panetta intenta hacerse un nombre por sí mismo.

En muchos círculos, ya lo ha hecho.

Panetta es el candidato demócrata para el Congreso en el Distrito 20.

Como residente de toda la vida en la Costa Centra está dispuesto a continuar con la dinastía demócrata del distrito que incluye el mandato de su padre Leon de 1976 a 1993, y la racha ganadora de su representante actual, Sam Farr, hasta el final de 2016. Farr ha anunciado su retiro y respalda a Jimmy Panetta en su propuesta para reemplazarlo.

Los oponentes de Panetta en la elección atacan el legado creado por Farr y su padre al preparar los fundamentos de su candidatura. Lo acusan de aprovechar el éxito de su papá para convertirse en el favorito de las elecciones. Y esto incluye: El nombre Panetta es uno de los más reconocidos en la nación y el estado, ni que hablar en el Distrito 20. Leon Panetta ha prestado servicio a su país como congresista, jefe de personal de presidencia, director de la CIA y secretario de defensa.

Es obvio que Leon y Sylvia Panetta inculcaron en Jimmy la ética de trabajo y el compromiso de servir.

Panetta, con 43 años, es el más joven de tres hermanos. Fue criado en la Península de Monterrey y asistió a escuelas locales. Fue campeón de lucha en la escuela preparatoria y se graduó de la escuela de leyes. Es fiscal de carrera, primero en Oakland, actualmente en la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Monterrey.

No se disculpa por su legado ni por el poder de su apellido.

“La gente lo llama legado”, dijo. “Echemos una mirada a ese registro de demócratas de la Costa Central. Miremos el legado de logros. Si les parece bien, llamémoslo legado. Si les parece bien, háganme parte de él”.

Menciona muchos logros para la región alcanzados mediante el liderazgo democrático –la conversión de Fort Ord para uso civil, la creación de la Universidad de la Bahía de Monterrey del Estado de California (Cal State Monterey Bay), el Cementerio de Veteranos de la Costa Central, el Monumento Nacional de Pináculos y el Santuario Marino Nacional de la Bahía de Monterrey, entre otros.

Panetta insiste: “Sé lo que significa estar a la altura de ese legado. No es fácil, y si decides jugar este juego, más vale que sepas muy bien en lo que te metes y lo que ello implica.

“No es solamente un legado de logros. Es un legado de servicio”.

Y si Panetta es su apellido, servicio podría ser su segundo nombre. Además de su servicio militar y su recorrido por Afganistán, participa en numerosos proyectos y programas comunitarios. Ha trabajado en el proyecto del cementerio para veteranos, su lista de avales es amplia e incluye a la mayoría de funcionarios electos locales en el distrito, así como también a figuras agrícolas e industriales clave.

En su vida privada, Panetta está casado y tiene dos hijas menores. Se enorgullece de decir que asisten a la misma escuela a la que asistió él.

Con respecto a los temas, básicamente sigue la línea demócrata: está a favor de la reforma integral de inmigración, incluido un camino hacia la ciudadanía para inmigrantes ilegales; hacer que la universidad sea más accesible y asequible, defiende elevar el salario mínimo y expandir la capacitación laboral, desea expandir la atención sanitaria a través de la Ley de Atención Sanitaria Asequible (Affordable Care Act); respalda los aumentos de Seguridad Social y Medicare; está a favor de una fuerte defensa militar y protección de los intereses de EE. UU. en el exterior; apoya la ampliación de la reforma de los beneficios para veteranos y la justicia penal; y defiende el incremento de la cantidad de viviendas asequibles y la creación de más establecimientos de salud mental.

Cuando se le preguntó qué cosas no estaban bien en el Congreso, indicó que un comentario que leyó señala cuatro cosas faltantes: visión, liderazgo, química y compromiso.

“Creo que la falta de química actual hace que no puedan generar un compromiso”, expresó.

Dijo que su carrera profesional como fiscal se presta a la discreción, a priorizar, negociar y comprometerse.

“Sé cómo mantener buenas relaciones y llegar al otro lado”, manifestó.

Lo que llevó al éxito del Congreso en el pasado fue que sus miembros se tomaron el tiempo para conocerse y resolver las cosas, explicó.

Apoya a United Solutions Caucus, en donde ambos partidos se unen para hacer cosas.

“Uno va a lidiar con muchos déspotas en D.C., pero hay que ser capaz de lidiar con ellos. … Y que alguien simplemente tenga una mala idea no significa que sea una mala persona. Se trata fundamentalmente de respeto y de resolver los problemas”.

Sobre la candidatura del Distrito 20, dijo: “Mi mayor desafío es asegurarme que la gente me conozca a mí y no tan sólo a mi apellido. Una vez que me conozcan… que vean lo que he hecho y que sepan de dónde soy y lo profundas que son mis raíces aquí, creo que verán que tengo excelentes cimientos para ser el representante de esta área”.

Panetta al Congreso

Correo electrónico: jimmypanettaforcongress@gmail.com

Página web: http://www.jimmypanettaforcongress.com/

Joe Williams: Candidato de Peace & Freedom

De adolescente, Joe Williams surfeaba en la tierra de Nixon en el Condado de Orange, asistiendo a escuelas católicas y haciendo campaña para Ronald Reagan.

Hoy, como residente de la llamada República de la Gente de Santa Cruz, no podría estar más alejado de la derecha.

Williams, de 54 años, un flebotomista que usa el pelo recogido en una cola de caballo y es dirigente sindical en Santa Cruz, es el candidato del partido Peace & Freedom para la banca del Distrito 20 en la Cámara de Representantes de EE. UU.

Desde la adultez, ha dedicado su vida a los principios de P&F. Hijo de un veterinario, Williams dejó la universidad durante su primer año y se incorporó a una banda como tecladista. Según relató, pasó los siguientes ocho años en Hawái y sus alrededores, tocando en un montón de conciertos en bases militares.

Explicó que oyó mucha insatisfacción con las Fuerzas Armadas por parte de militares.

Dejó la banda e ingresó en una carrera de asistencia sanitaria. A la vez, dijo que participó en protestas sociales y políticas sobre una diversidad de temas.

Llegó a Santa Cruz en el año 2000, atraído por su novia que lo quería cerca en caso de que ocurriera el desastre del año 2000. No ocurrió.

Están juntos desde hace más de 20 años, los últimos ocho como pareja de casados, dijo. Ella tiene una hija de un matrimonio anterior.

Se formó políticamente como autodidacta, con un apetito voraz por la lectura.

“Siempre me interesó la política”, expresó Williams durante una entrevista reciente.

Como adolescente participó en el equipo de debate, fue representante de promoción y participó en el simulacro de ayuntamiento.

Irradia la plataforma del partido P&R. Apoya y cuenta con el respaldo de la campaña presidencial de Bernie Sanders.

“Me encantan los sindicatos, la atención sanitaria universal y las economías de paz”, manifestó.

Williams retó sin éxito a Farr para la banca del Distrito 20 en 2004 (en ese entonces era el Distrito 17). Dijo que objetó a los votos de Farr en la guerra y en las fuerzas armadas y el libre comercio.

Su afición por la paz es impulsada en parte por más de 15 años de trabajo con el Comité de No Violencia de Santa Cruz (Committee for Nonviolence in Santa Cruz).

“Mi compromiso con las fuerzas militares continúa a través del trabajo voluntario con veteranos en crisis, con trauma, incluso con aquellos que están en AWOL.

“Los veteranos merecen todos los servicios que podamos brindarles. Lo que sea que ayude a sanar a los veteranos cuando regresan es una prioridad”.

Él reduciría el presupuesto militar para ampliar la asistencia sanitaria asequible.

Obamacare es un buen comienzo, afirmó, pero necesita ajustes.

“Incrementar la asistencia sanitaria para todos es bueno, pero no hubo una disposición dirigida a aumentar los prestadores. No construimos nuevos establecimientos, no capacitamos a nuevos médicos ni contratamos más enfermeros. Ahora hay un aluvión de gente que dice, ‘Atiéndanme’”.

En cuanto a defensa nacional, “Estoy a favor de una política exterior no intervencionista. Al menos, exijamos un cese de guerra por 10 años”, dijo Williams.

Describió el compromiso de EE. UU. en Iraq y Afganistán como “fracasos estrepitosos”.

“Toda nuestra participación militar en el extranjero –bombas, disparos, ataques, matanzas– fomenta… el reclutamiento de terroristas”.

Su solución es transformar la fuerza militar en ayuda humanitaria y diplomacia.

Sobre la candidatura del Distrito 20: “Este distrito cuenta con algunos buenos demócratas. Me gustan Stone, Monning, Alejo, Laird. Entiendo por qué no se postulan, pero me parece mal que no haya quien se les enfrente. Finalmente tenemos una banca abierta después de 23 años y nadie da un paso para desafiar a la dinastía política, el 1 por ciento. Vienen y reclaman la banca y ahuyentan a los adversarios. Eso no es democracia. Yo soy la alternativa. Soy el candidato por la paz. Voy a desenmarañar esto lo más que pueda”.

Williams al Congreso

Correo electrónico: resist.jw@gmail.com

Página web: gofundme.com/socialistcongress

Facebook: Joe Williams al Congreso

Peace & Freedom Party: http://www.peaceandfreedom.org

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1TJTY1A