CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Diego Guzmán trabaja en la compañía de jardinería de su tío, pero tiene sueños y aspiraciones de trabajar algún día en la industria de la música.

Antes de que eso pueda suceder, el joven residente de Salinas de 20 años de edad, que recientemente llegó de México, desea tomar el examen de equivalencia de la preparatoria.

Guzmán está haciendo precisamente eso con la ayuda del Centro de Alfabetización de la Biblioteca Pública de Salinas.

“He sido cantante y compositor desde que era niño. Realmente me ha gustado eso desde que tenía 8 años de edad, así que me gustaría trabajar en esa industria algún día”, dijo Guzmán. “Mucha gente me dice que es un sueño muy difícil de alcanzar, pero me encanta y es algo que quiero hacer. Es mucho mejor cuando a uno le pagan por hacer lo que ama”.

El centro de alfabetización ofrece clases en cosas como equivalencia de preparatoria, capacitación en computación, civismo y educación básica para adultos. También ofrece grupos de juego de alfabetización temprana para padres e hijos.

Las tres bibliotecas públicas de Salinas, John Steinbeck, César Chávez y El Gabilan, cuentan con instrucción disponible en grupos pequeños a través del centro de alfabetización.

“Me ha ido bien. Estoy repasando cosas que ya sabía y aprendiendo cosas nuevas”, dijo Guzmán, quien también está tomando una clase de inglés. “A veces es difícil, pero simplemente hay que practicar para entenderlo bien”.

Guzmán fue criado en Salinas antes de tener que regresar a México al graduarse de la secundaria El Sausal. Fue cuando comenzó la preparatoria en México que se dio cuenta de que estaba en problemas.

“La forma en que enseñan las cosas es muy diferente, así que yo no entendía lo que estaba pasando y me salí”, dijo. “Cuando regresé a Estados Unidos hace seis meses quería continuar estudiando”.

Guzmán no está seguro de cómo desarrollar una carrera profesional en la música, pero es algo que va a analizar una vez que tome su examen de equivalencia de preparatoria, que dijo que es en lo que actualmente está enfocado.

Mary Ellison, gerente del programa de alfabetización, dijo que con frecuencia ayudan a adultos que desean solicitar empleo o buscar los expedientes escolares de sus hijos, pero no saben cómo usar una computadora.

“Tenemos más demanda que la capacidad de proporcionar servicios. Muchos de nuestros adultos no tienen otro lugar a dónde ir. Nosotros somos el único recurso para que muchos adultos obtengan sus habilidades de cómputo básicas”, dijo. “...Algunas personas obtuvieron empleo esta semana gracias a nuestra ayuda con las solicitudes en línea”.

Guzmán dijo que definitivamente le recomienda el centro de alfabetización a la comunidad de Salinas, especialmente a quienes como él vienen de otro país donde no pudieron completar su educación y desean hacerlo aquí.

“Son buenos maestros. Recuerdo que tuve maestros que se molestaban si hacíamos preguntas. Querían que entendiéramos las cosas después de verlas una vez. Aquí se siente lo opuesto, quieren que hagas preguntas”, dijo Guzmán. “No estoy diciendo que hago preguntas constantemente, porque también hay que poner algo de esfuerzo, pero son maestros estupendos que realmente nos ayudan”.

El Centro de Alfabetización de la Biblioteca Pública de Salinas, que presta servicios aproximadamente a 400 adultos al año a través de sus programas gratuitos, cuenta actualmente con unos 25 tutores voluntarios a los que se les pide que se comprometan durante dos a cuatro horas por semana o cada dos semanas.

“Somos muy flexibles”, dijo Ellison. “...Principalmente deseamos ayudarles a otros adultos a aprender a leer o a alcanzar sus metas educativas”.

Uno de los servicios principales del centro de alfabetización es ofrecer ayuda individualizada, lo cual se vuelve más difícil cuando no hay muchos tutores. Las personas interesadas en ofrecerse como voluntarios pueden comunicarse con Ellison en el centro de alfabetización.

Ellison dijo que les da la bienvenida a todos los voluntarios y aprendices.

“Respetamos la experiencia de vida de todos y estamos muy orientados hacia las metas”, agregó. “Trabajamos con adultos y sus metas individuales, así como con lo que quieren lograr. También somos un grupo muy amigable y estamos aquí seis días por semana”.

Los servicios que se ofrecen en el centro de alfabetización pueden beneficiar a cualquier persona que busque mejorar su vida, que desee ser un aprendiz de por vida, que quiera adquirir habilidades que siempre ha deseado tener o avanzar en la vida.

A pesar de la buena voluntad y la confianza de la comunidad que el centro de alfabetización ha desarrollado a lo largo de dos décadas, continúa habiendo gente que teme ir a pedir información.

“Mucha gente, en especial los que acaban de llegar al país, piensan que es un lugar donde hay que pagar. Las personas que no tienen una situación legal en el país también temen acudir a un lugar como la biblioteca”, dijo Margarita Medina Romero, empleada del centro de alfabetización. “Le decimos a la gente que las bibliotecas son públicas, gratuitas y están abiertas a toda la comunidad. Ellos pagan sus impuestos, así que también tienen derecho a venir. Cuando les decimos eso, ayuda a que vengan”.

Cómo ayudar

Las personas interesadas en recibir ayuda o en ofrecerse como voluntarios del Centro de Alfabetización de la Biblioteca Pública de Salinas pueden comunicarse con Mary Ellison al 831-758-7916, o por correo electrónico al marye@ci.salinas.ca.us; Margarita Medina-Romero a margarim@ci.salinas.ca.us; o el número general de la Biblioteca César Chávez al 831- 758 7345 o John Steinbeck al 831-758 7311.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1SgpyDY