CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

- La fiscalía especializada en delincuencia organizada informó el miércoles que aseguró una gran cantidad de datos de un centenar de servidores virtuales del bufete Mossack Fonseca que serán analizados a fin de establecer si se dieron actos delictivos en sociedades fachadas creadas por el despacho de abogados panameño, que se encuentra en el centro de un escándalo tras la publicación de los llamados Papeles de Panamá.

“No podemos establecer hasta el momento si estamos frente a elementos que determinen algún tipo de vinculación (a actos ilícitos), pero estamos satisfechos con la cantidad de información que hemos podido recoger”, dijo a los medios el fiscal a cargo de la diligencia, Javier Caraballo.

Agregó que esa información será trasladada al Ministerio Público y que se buscará contrastar con los hechos expuestos tras la masiva filtración de los archivos de la firma panameña.

Caraballo, evidentemente agotado, dijo que durante 27 horas seguidas se dedicaron a inspeccionar tres pisos que albergan el grupo Mossack Fonseca y documentación en más de un centenar de servidores virtuales y físicos. Añadió que ha sido una tarea técnica y compleja, aunque recibieron colaboración del despacho de abogados.

“Lo que hemos hecho es recolectar y asegurar la totalidad de los datos que nos permitan posteriormente analizarlos para poder tomar algún tipo de decisión”, reiteró Caraballo, sin precisar un tiempo para ello.

El allanamiento de la sede principal del despacho comenzó la tarde del martes, 10 días después de la publicación de la investigación global de los “Papeles de Panamá”, una cascada de documentos filtrados de la firma que arrojaron luz sobre cómo personalidades ricas y poderosas utilizaron empresas de papel para ocultar fortunas en plazas con ventajas fiscales.

Poco antes del mediodía, una treintena de personas —entre obreros de la industria de la construcción, indígenas, campesinos y estudiantes— llegó hasta las inmediaciones del edificio donde opera la firma para exigir que se lleven las investigaciones hasta las últimas consecuencias.

“Exigimos justicia. No podemos permitir que una firma de abogados tenga el nombre del país en entredicho”, afirmó Luis González, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción, uno de los más poderosos del país.

Copyright 2016 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1Ne06jk