CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

- Cuando Meghan Trainor interpretó las canciones que integrarían su segundo disco para su sello disquero, escuchó esta palabra del ejecutivo L.A. Reid: “No”.

Reid, presidente de Epic Records, se refería al primer sencillo del álbum, pues le hacía falta uno.

Triste y compungida, Trainor llamó al productor Ricky Reed. Habían colaborado en algunas de las canciones que tocó para Reid, y en un día crearon “No”, el himno con mucho ritmo e influencia de Destiny’s Child alejado de su sonido pop de los 50.

“Escribí ‘No’ y él dijo algo como ‘Dame cinco de esos’. Y escribimos cinco canciones más”, dijo Trainor en una entrevista reciente. “Fue un gran alivio, podía dormir de noche y saber que finalmente había encontrado el sencillo, ese es el mayor estrés para un artista, especialmente (para) el segundo álbum”.

“No”, que ha llegado al puesto 11 de la lista Hot 100 de Billboard no se trata de L.A. Reid, sino de chicos y empoderamiento femenino. Reed, vocalista de Wallpaper y productor de canciones para Jason Derulo, Twenty One Pilots y Pitbull, dijo que crear la pieza fue como abrir una caja de Pandora.

Las otras canciones “eran piezas geniales, pero ‘No’ fue el catalizador para el resto del álbum”, dijo Reed.

Sus nuevas canciones suenan con más confianza y pulidas, un reflejo de Trainor, no sólo como cantante sino como persona. En el video de “No”, estrenado esta semana, Trainor cambio sus fondos pastel, ropa recatada y bailes de colegiala por movimientos más sensuales, ropa más entallada y un escenario más obscuro, con un toque de los videos musicales pop de los 90.

Copyright 2016 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1MNdbue