CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

“Saludos. Soy suscriptor de la versión impresa de The Salinas Californian” (el periódico hermano de El Sol en inglés).

Fue así como Dan Tyler de Salinas comenzó la carta escrita a mano que me envió en marzo de 2016.

Me escribió en respuesta al artículo publicado el 11 de marzo acerca de la diabetes. “Lo leí todo”, escribió. “El artículo nos pone a pensar a muchos de los residentes, y nos genera muchas preguntas...”.

Se describió a sí mismo como un “ciudadano de la tercera edad. Sin computadora. Sin Internet. Sin dinero. Sólo con Seguro Social”.

Pidió una respuesta por correo a sus preguntas de seguimiento acerca de la diabetes.

Pues bien, Dan, sus preguntas son muy buenas y quiero compartirlas con el resto de nuestros lectores.

Para obtener respuestas a estas preguntas platiqué con Guadalupe Castillo, enfermera registrada, quien es educadora certificada en diabetes en el Centro de Diabetes y Endocrinología de la Clínica del Salinas Valley Memorial Hospital. Para los fines de esta columna, nos enfocaremos en la diabetes tipo 2.

Pregunta: ¿La obesidad es la causa de la diabetes?

Respuesta: La obesidad puede ser una causa directa de la diabetes. Por lo general, la enfermedad se desarrolla a partir de una combinación de estilos de vida y genética, dijo Castillo. Cuando se trata de diabetes, “la genética carga el arma, y el estilo de vida jala el gatillo”, informó. Las selecciones del estilo de vida acerca de la alimentación y el ejercicio pueden determinar si una persona que está genéticamente predispuesta a la diabetes la padecerá a los 8, a los 40 o a los 80 años de edad, agregó.

En estudios recientes como el del centro de salud de UCLA de que se habló en el artículo del 11 de marzo, se demuestra que la gente se está convirtiendo en diabética a una edad más joven. Y en efecto, si no se controla, el sobrepeso o la obesidad pueden acelerar las cosas.

P: ¿Le puede dar diabetes a la gente flaca?

R: Sí, si tiene una predisposición genética a la enfermedad. Pero se puede desarrollar más adelante en la vida, dijo Castillo. Mucha gente con diabetes tiene su peso normal.

P: El hombre del que hablan en el artículo, Troy Fink de Prunedale, ¿es real o ficticio?

R: Tan real como Dan Tyler. Fink se inscribió en el programa de educación y tratamiento para la diabetes de la clínica, y logró revertir la diabetes con un cambio en su estilo de vida a una dieta basada en plantas, y al volver al gimnasio para hacer ejercicio.

P: Este señor Troy renunció a la carne. ¿Deberíamos nosotros también dejar de comer hamburguesas, bistecs y carnes asadas? ¡Estoy hablando en serio! ¿Deberíamos volvernos todos vegetarianos?

R: La diabetes es un asunto serio también, Dan. La diabetes causa más muertes al año que el cáncer de seno y el SIDA juntos. Al tener diabetes, la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco casi se duplica. Castillo dijo que la carne es un problema para los diabéticos y los prediabéticos. “Si su alimento proviene de un animal de cuatro patas, es el que tiene la mayor cantidad de grasa”, agregó. Si no tiene patas, esto equivale a que no tiene grasa.

Una alimentación basada en plantas y con un bajo contenido de grasa saturada es la forma más eficaz de combatir la diabetes, informó, al hablar acerca de la recomendación de la Asociación Americana de Endocrinología Clínica.

Por supuesto, no todos van a renunciar a la carne repentinamente. Esto debe hacerse de manera sensata y a paso mesurado. Castillo sugirió que simplemente el hecho de reducir el tamaño de las porciones de carne ayuda. El tamaño máximo de una porción de carne debe ser de 3 onzas, agregó. “Para las personas que no están dispuestas a renunciar a la carne, obtenga la porción más pequeña posible, córtela por la mitad y utilice el resto en otra comida, informó.

P: ¿Qué me dice de la leche y las malteadas?

R: Son otra fuente de alto contenido de grasa. La industria lechera reporta la cantidad de grasa en la leche por peso, y no por volumen. Por ejemplo, si toma leche con un 2 por ciento, ese no es el contenido de grasa, sino el peso de la grasa. De hecho, la leche con un 2 por ciento de grasa contiene en realidad 35 por ciento de grasa, dijo Castillo. La leche entera contiene 49 por ciento de grasa, agregó. La leche con uno por ciento contiene aproximadamente 17 por ciento de grasa.

Las malteadas se hacen con leche entera, azúcar y aditivos saborizantes, una combinación con un contenido muy alto de grasa. Tienen una gran densidad calórica y hacen que el páncreas se esfuerce demasiado para producir insulina. Representan la leña que se arroja al motor de la locomotora del tren rápido en camino a la diabetes.

P: ¿Y las pizzas?

R: Si no fuera por el queso, una deliciosa fuente de grasa saturada, una pizza con ingredientes sensatos no estaría mal, dijo Castillo. La pizza depende de los ingredientes. La mayoría de las cortezas de pizza se hacen con harina blanca refinada. Y encima el queso. El tipo Cheddar, por ejemplo, contiene 74 por ciento de grasa. Si le agrega carnes procesadas como pepperoni, salami, jamón o salchicha, estará aumentando sus probabilidades de contraer diabetes.

Si tiene necesidad de comer pizza, utilice harina integral para la corteza, no le agregue carnes procesadas, utilice salsa de tomate y especias como albahaca, orégano, salsa tipo pesto y pedacitos de queso de buena calidad, y agréguele muchas verduras. También hay opciones vegetarianas para el queso, dijo Castillo.

Las buenas noticias son que puede reducir la marcha hacia la diabetes, detenerla o incluso revertirla. Esto requiere que cambie su relación con la comida.

“Mientras más seguido pueda cocinar sus propios alimentos y saber lo que contienen, más podrá controlar lo que come”, dijo Castillo. “Observe su plato. Asegúrese de que la mitad de él contenga verduras.

“Si va a una fiesta, sírvase primero las verduras. Estas deben ser su platillo principal”. Convierta la pasta o la carne en una guarnición, informó.

Dan, para ganarle a la diabetes, también hay que levantarse y hacer ejercicio. Haga la prueba con el baile (el mantra de mi esposa para 2016 es “estar sentado es como una nueva forma de fumar”).

Existen mucho volúmenes de recursos acerca de la diabetes en la biblioteca de Salinas, en el Centro para Diabetes del SVMC o en el Centro Médico Natividad. Ahí le dan la bienvenida a todas las personas que desean información o ayuda.

Espero que estas respuestas le ayuden, Dan. También le envío algo de información por correo.

Gracias por motivarme a darle seguimiento a esta seria y creciente enfermedad.

Qué sigue

“Living with Diabetes – The Basics” (información básica sobre cómo vivir con diabetes) es el título de una clase que se dará en español el 20 de abril en el Centro de Diabetes y Endocrinología de la Clínica del Salinas Valley Memorial Hospital. El Dr. Nicholas Kissell y la educadora en diabetes Guadalupe Castillo, RN, darán la clase. La clase comenzará a las 5:30 P.M. en el centro que se encuentra en la Calle Abbott No. 611, en Salinas. Para inscribirse, llame al 831-759-1890.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1MNhBkY