Presenta ciudad resumen acerca de limpieza de barrio chino

AMY WU | EL SOL

El consejo de supervisores del condado solicitó que los funcionarios de la ciudad desarrollen un plan más permanente para combatir lo que es un problema de indigencia que va en rápido aumento en la ciudad de Salinas.

A solicitud del supervisor Fernando Armenta, Don Reynolds, asistente del director de obras públicas de la ciudad, presentó durante la junta de los supervisores del 15 de marzo un informe acerca de los planes para llevar a cabo la limpieza del barrio chino el miércoles 23 de marzo. El alcalde Joe Gunter no hizo ninguna presentación, pero sí asistió a la junta.

La ciudad continúa con el proyecto de financiar la expansión de Haciendas 3, un proyecto de vivienda costeable de 20 millones de dólares que incluye viviendas para ancianos y unidades para familias de bajos ingresos.

La ciudad también firmó un acuerdo con MidPen Housing, un desarrollador de vivienda para gente de bajos ingresos, con el fin de construir un complejo de vivienda de 90 unidades que se ubicará en las calles Soledad y Lake Este, en el barrio chino.

“Pero aún tenemos que darles servicios a 150,000 personas en la ciudad”, dijo Reynolds al citar las preocupaciones acerca de la salud y seguridad pública en el campamento de indigentes del barrio chino.

Se calcula que unos 250 indigentes viven en tiendas de campaña en el barrio chino. En años recientes, el campamento de indigentes de la comunidad ha empeorado y se ha convertido en un tema candente que relacionado con la vivienda costeable.

Los funcionarios de la ciudad confirmaron que la vivienda costeable es un problema importante de Salinas debido a su escasez. En 2013, la ciudad abrió un refugio contra el clima frío, pero este tiene un horario específico y está limitado a casos de clima inclemente.

Después de que Reynolds recibió el informe, Armenta solicitó que los funcionarios de la ciudad vuelvan en 30 días para presentar un informe de seguimiento acerca de sus avances.

“Estoy buscando un plan más permanente para los indigentes de Salinas”, dijo Armenta. “Estamos haciendo algunas cosas de manera interina, pero sabemos que eso es solo una solución temporal. El condado tiene que hacer algo mucho mejor que lo que ha estado haciendo”.

El supervisor Simón Salinas dijo que una solución a largo plazo sería construir casas en proyectos como el de MidPen, y encontrar más formas de que el condado y la ciudad trabajen en colaboración.

La supervisora Jane Parker sugirió que la ciudad incluya direcciones específicas para vivienda la próxima vez que presenten un informe acerca del asunto.

Limpieza iniciará el 23 de marzo

El 8 de marzo, la ciudad oficialmente publicó su posición acerca de la limpieza y les dio a los residentes el aviso requerido de 15 días.

Los funcionarios de la ciudad han estado reuniéndose con regularidad con los proveedores de servicios sociales, incluidos Dorothy’s Kitchen y Victory Mission, para preparar a los residentes indigentes del barrio chino para la limpieza.

La ciudad y las organizaciones están encontrando ahora formas de alojar a esos residentes una vez que comience la limpieza. Las posibilidades incluyen extender los horarios del refugio para clima frío de la ciudad, y continuar analizando los cupones para vivienda.

Katherine Thoeni, funcionaria ejecutiva de la Coalición de Proveedores de Servicios a las Personas sin Hogar, está trabajando con la ciudad para encontrar alternativas de vivienda. Sin embargo, Thoeni dijo que la raíz del problema es una falta de vivienda costeable.

“Podemos hablar acerca de vivienda permanente hasta el cansancio, pero la realidad de la situación es que tenemos una escasez de vivienda costeable en esta comunidad”, informó. “Hasta que haya una voluntad de la comunidad para construirla, adquirirla o rehabilitarla, vamos a continuar controlando y no resolviendo el problema de la indigencia”.

Reynolds dijo que la limpieza del 23 de marzo será “lenta, cuidadosa y tan compasiva como sea posible... No vamos a traer un montón de trascabos y camiones”. Lo más probable es que la limpieza comience con “10 trabajadores y algunos camiones”, agregó. No pudo confirmar cuánto tiempo tomará la limpieza.

Hablan los indigentes

Durante la junta, un grupo de defensores y residentes indigentes compartieron sus frustraciones por la falta de alternativas para la vivienda en la ciudad.

William Silas, un residente del barrio chino que ha sido indigente, dijo que los residentes necesitan más tiempo para encontrar vivienda. Hay residentes indigentes que son ancianos, discapacitados y niños, que enfrentan mayores desafíos, agregó.

“Queremos un tipo de alojamiento razonable. Si van a hacer redadas, dennos algo de tiempo, dennos el beneficio de la duda”, informó.

“La ciudad habló acerca de la compasión, pero están empujando a la gente hasta el punto en que no tendrán ningún tipo de refugio”, dijo el residente de Salinas Wes White. “El refugio es un derecho humano”.

Armenta dijo que continúa teniendo dudas acerca de que el cambio esté a la vuelta de la esquina. “Pensamos que hemos declarado un estado de emergencia, pero no lo hemos hecho”, agregó.